clock menu more-arrow no yes

Filed under:

COLUMNA: Otra controversia sobre las mascotas nativoamericanas que se llevó la ola del progreso

Tras más de 100 años, la secundaria Lane Tech está eliminando su nombre “indio”, como parte de una ola de oposición a los logotipos y mascotas ofensivos de los nativoamericanos, que incluye a otras escuelas secundarias, universidades y hasta al equipo de la NFL.

Colin Boyle/For the Sun-Times

Read in English

Después de que Alvin Elton muriera por coronavirus en marzo, a los 56 años, su viuda, Gretchen Meyer, encontró algo de consuelo entre sus ex-compañeros de secundaria, por Facebook. Mientras se ponía en cuarentena, sola, en su casa del noroeste de la ciudad, se sintió animada por sus comentarios, oraciones y deseos amistosos y cariñosos.

“Todo el mundo fue genial”, recuerda.

Pero cuando Lane Tech College Prep High School se vio envuelta en una controversia sobre sus mascotas en las últimas semanas, la experiencia de Meyer en la plataforma social “dio un giro de 180 grados”. Ella se sintió atacada. Después de compartir las opiniones que Elton, un descendiente nativoamericano de Lakota Sioux, con ambos padres pertenecientes a tribus en Dakota del Sur, había mantenido con firmeza, leyó consternada cómo esos sentimientos fueron menospreciados.

“Toda esa compasión se fue”, dice ella.

Tras más de 100 años, Lane, mi escuela también, está eliminando su nombre “indio”, como parte de una ola de oposición a los logotipos y mascotas ofensivos de los nativos americanos que incluye a otras escuelas secundarias, universidades y hasta al equipo de la NFL en la capital de nuestra nación.

A Elton, dice Meyer, le habría encantado la noticia.

Algunos de mis propios compañeros de la década de 1980, por otro lado, están teniendo dificultades para entenderlo.

“¡Ya no representaré a Lane Tech!”, escribió uno de mis compañeros de fútbol.

Opinó otro, “La estúpida cultura de la corrección política está convirtiendo a este país en una nación de …”

Use su imaginación para completar la oración.

Las mascotas de los nativoamericanos son un tema candente, pero ¿qué no lo es en este 2020? Ponga un tema polémico en las redes sociales, donde miles de ex-alumnos, que abarcan generaciones, puedan verlo, y el pozo negro de la inhumanidad ahogará la mayoría de las opiniones. Nos reducimos unos a otros a “cobardes” y “ovejas”, de “anticuados” y “racistas”.

Es más complicado que eso, por supuesto. El American Indian Center de Chicago “se opone firmemente” a tal uso de imágenes raciales. El Congreso Nacional de Indios Americanos dice que las mascotas como la de Lane pertenecen a una era en la que “el racismo y la intolerancia fueron aceptados por la cultura dominante” y tienen “consecuencias muy reales” para los nativos. Pero algunos individuos y grupos de nativos americanos aceptan más, incluso apoyan, a una mascota como la de Lane.

En mi opinión, el problema es bastante sencillo: si algunos se sienten ofendidos y otros no, la frase operativa es “algunos lo están”. Voto por un nombre de equipo que no ofenda a nadie por motivos raciales o étnicos. Si eso significa que tengo que comprar algo que diga “Ovejas” de Lane, que así sea.

“La cabeza de mi jefe en mi viejo suéter muestra honor e integridad”, escribió un exalumno mayor, quien continuó llamando a los jóvenes ex-alumnos un grupo de “llorones”. La ironía seguramente se la perdió.

Esa no es la manera de hacerlo, amigos.

Una ex compañera de clase afroamericana estaba inicialmente en contra del cambio, pero luego se dio cuenta de lo que la mascota podría significar para los nativos americanos, algo parecido a lo que la bandera confederada significa para ella.

“Es un acuerdo”, escribió. “Si hay algún insulto, me basta con comprender el dolor que causa”.

Así es como se hace.

Hyun Woo Lee fue la mascota de los estudiantes de Lane durante el año escolar 1985-86. Un joven con parálisis cerebral que se había transferido como estudiante de segundo año, se puso el disfraz, bailó con orgullo en el campo durante los juegos de fútbol y “pudo pasar el rato con lindas porristas” en fiestas posteriores. La experiencia le hizo sentir como si estuviera saliendo de la “burbuja protectora” en la que había vivido.

“Debido a que Lane Tech es una escuela de excelencia y campeones, el indio es un símbolo de grandeza, fuerza y ​​honor”, dice Lee, de 53 años.

Stuart Eng, de 53 años, fue la mascota estudiantil en su último año, en 1984-85: “siempre sentí que aportaba algo de dignidad al puesto”.

“Se suponía que nuestro guerrero representaba valentía, liderazgo y firmeza frente a la adversidad”, dice Eng. “Creí que le estábamos rindiendo un homenaje”.

Muchos años después, como miembro de la junta de la asociación de ex alumnos de la escuela, con la controversia sobre mascotas ahora sobre la mesa, Eng se acercó a los grupos de nativos americanos con la esperanza de encontrar apoyo para el guerrero de Lane.

Encontró lo contrario.

Entonces, ¿qué hizo? Se puso en lo que pensó que era el lado correcto de la historia.

“Estoy totalmente a favor de reemplazar la mascota”, dice, “y seguir adelante como sociedad”.

Y así es como se ve el progreso.