clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Plácido Domingo niega abuso de poder y acoso sexual; busca limpiar su nombre

Domingo dijo que ve menos probable su regreso a los escenarios en Estados Unidos.

AP Photos

Read in English

NÁPOLES, Italia— La leyenda de la ópera Plácido Domingo negó en entrevista con la agencia The Associated Press (AP) haber abusado de su poder cuando encabezó dos casas de ópera en Estados Unidos, al iniciar una campaña a todo galope para limpiar su nombre después de que dos investigaciones encontraron acusaciones creíbles de “conducta inapropiada” con varias mujeres durante décadas.

Domingo desvió preguntas directas sobre si alguna vez acosó sexualmente a mujeres, acusaciones que fueron reportadas por primera vez por la agencia AP el verano pasado. Las acusaciones han paralizado su carrera en Estados Unidos, así como en su España natal.

“Nunca le prometí un papel a una cantante, o nunca le quité un papel a un cantante”, dijo. “He pasado toda mi vida ayudando, animando y conduciendo a la gente”. Agregó que las responsabilidades dentro de las compañías de ópera están divididas, lo que significa que él nunca tuvo el control exclusivo sobre las decisiones de una audición.

Varias artistas dijeron a la agencia AP que Domingo las acosó y abusó de su poder mientras ocupaba puestos gerenciales en la Ópera de Los Ángeles y la Ópera Nacional de Washington. Numerosas mujeres dijeron que Domingo les ofrecía oportunidades profesionales mientras buscaba relaciones sexuales con ellas y luego retiraba las ofertas o dejaba de contratarlas cuando rechazaban sus insinuaciones.

El Sindicato Estadounidense de Artistas Musicales (AGMA, por sus siglas en inglés) y la Ópera de Los Ángeles consideraron que las acusaciones de acoso sexual eran creíbles, pero sólo el sindicato concluyó que además el tenor abusó de su poder.

Domingo se centró casi exclusivamente en las acusaciones de abuso de poder durante una amplia entrevista en la biblioteca de su hotel en Nápoles. Hace meses tuvo coronavirus y hace poco estuvo 10 días hospitalizado para rehabilitar su carrera mientras está por cumplir 80 años.

Dijo que espera poder suavizar lo que ve como un malentendido con las autoridades españolas y volver algún día a cantar en el país donde sus padres alguna vez dirigieron el Teatro de la Zarzuela, en Madrid.

Domingo dijo que ve menos probable su regreso a los escenarios en Estados Unidos.

“Es muy triste para mí no poder cantar... en Estados Unidos. Lo disfruto mucho”, dijo Domingo. “Durante más de medio siglo... el público ha sido realmente extraordinario”.

Domingo tiene una agenda llena de canto y dirección para el otoño, principalmente en Italia, Alemania y Austria, que comenzó con un concierto el sábado en la cercana Caserta, donde demostró que su voz no se vio afectada por el virus.