Maestros que no se presentaron en persona fueron desconectados del aprendizaje remoto

Un miembro del personal dio positivo por COVID-19 el viernes.

SHARE Maestros que no se presentaron en persona fueron desconectados del aprendizaje remoto
FIRSTDAY_28.jpg

La maestra de primaria Melissa Vozar se sienta afuera de la Primaria Suder en solidaridad con los educadores de prekínder forzados a regresar al edificio en 2022 W Washington Blvd en West Town, el lunes 11 de enero de 2021.

Anthony Vazquez/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Linda Perales, una maestra de educación especial en la Escuela Primaria Corkery, continuó enseñando de forma remota la semana pasada en lugar de seguir las órdenes de los funcionarios de las Escuelas Públicas de Chicago de regresar a su salón de clases. 

Preocupada por su salud en la escuela, Perales dijo que le informaron el lunes que su acceso a su cuenta de Google Classroom estaba siendo suspendida y que no recibiría ningún pago. Cuando sus estudiantes iniciaron sesión virtual el martes, fueron recibidos por una cara desconocida.

“Sé que regresar a la escuela no es seguro porque sabemos que nuestros estudiantes no pueden usar sus máscaras todo el día”, dijo Perales en una conferencia de prensa organizada por el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés). “Nos han dicho que debemos desarrollar su tolerancia al uso de la máscara, lo que implica que [saben que] no pueden usar la máscara y esto es un virus transmitido por el aire, y no usar máscaras pone a todos en riesgo”.

Perales es una de los 145 maestros que han sido excluidos de la enseñanza remota porque se negaron a regresar a sus aulas la semana pasada y el lunes, dijeron los funcionarios del distrito esta semana cuando amenazaron con “tomar medidas para responsabilizar a los empleados que no se presenten a trabajar en persona sin motivos válidos”. La decisión marca la última escalada de hostilidades entre CPS y CTU.

Cerca de 6,000 niños, todos ellos preescolares y niños con discapacidades complejas, regresaron a las los salones de CPS el lunes por primera vez en 300 días. A ellos se unieron 1,200 maestros y 1,700 enfermeros, lo que representa las tres cuartas partes de los empleados que se suponía que debían estar en las escuelas.

El liderazgo de la CTU acusó a CPS de obligar a los miembros del personal a regresar a los edificios que, según dicen, no son seguros sin emitir procedimientos a seguir para los miembros del personal en caso de un brote en una escuela.

“La parte frustrante es que sentimos que no nos están escuchando”, dijo el presidente de la CTU, Jesse Sharkey. “Sentimos que estamos expresando preocupaciones válidas”.

Quinton Washington, un maestro de música en la escuela primaria Sadlowski, dijo: “Es sorprendente para mí que CPS requiera que aquellos de nosotros que trabajamos de forma remota entremos en el edificio, pero la cobertura de maestros sustitutos se realiza de forma remota”.

Miembro del personal de una escuela en el norte da positivo por coronavirus

Los miembros del personal que regresaron a la escuela primaria McCutcheon la semana pasada para preparar sus salones notaron instantáneamente los problemas pocos días antes de que los estudiantes regresaran al salón, dijo la maestra de estudios sociales Jenny Delessio–Parson.

“Dos de los salones programados para recibir a los estudiantes no habían pasado la prueba de ventilación según los estándares de CPS, los maestros encontraron salones que no se habían limpiado por completo desde marzo y no hubo una reunión de todo el personal ni una instrucción clara sobre cómo recibir a los estudiantes”, dijo Delessio-Parson.

Un miembro del personal dio positivo por COVID-19 el viernes, y otros que podrían haber estado en contacto con ese compañero de trabajo fueron notificados hasta el domingo, dijo Delessio-Parson. La prueba positiva obligó al director de la escuela, al subdirector y a otras tres personas a estar en cuarentena.

“No recibimos una notificación sobre ese caso inicial de CPS hasta el domingo por la noche, y en ese momento, otros miembros del personal mostraban síntomas. Y el lunes, ingresaron miembros del personal al edificio que luego se fueron porque también comenzaron a presentar síntomas”, dijo Delessio-Parson.

The Latest
Hours after Circuit Court Judge Kathleen Burke declared the binding referendum invalid, the city filed a motion asking Burke to stay both her fundamental ruling and her motion denying the city’s petition to intervene in the case “while the city appeals” those rulings.
The Democratic governor also said a new $1.2 billion South Loop stadium isn’t high on his priority list. “The idea of taking taxpayer dollars and subsidizing the building of a stadium as opposed to, for example, subsidizing the building of a birthing center, just to give the example, does not seem like the stadium ought to have higher priority.”
Nhi Ngoc Mai Le pleaded guilty in November to disorderly conduct in a Capitol building or grounds, and to parading, demonstrating or picketing in a Capitol building, both misdemeanors. She was sentenced by U.S. District Judge Tanya Chutkan.
The bank’s decision to stay put contrasts with other firms that have been moving to new buildings in the West Loop or Fulton Market.
Judge Michael T. Mullen on Monday lifted a freeze on proceedings before the Chicago Police Board after confirming that no evidentiary hearings were scheduled before he plans to make a summary judgment in the case on March 20.