clock menu more-arrow no yes

Filed under:

21 policías de Chicago no recibirán pago por negarse a reportar su estado de vacunación

El departamento de policía tiene la tasa de cumplimiento más baja que cualquier otro departamento de la ciudad.

Chicago police Supt. David Brown.
El Superintendente de Policía David Brown.
Anthony Vázquez/Sun-Times

Read in English

Veintiún policías de Chicago no van a recibir pago por negarse a reportar su estado de vacunación en el portal de empleo en línea de la Municipalidad, dijo el Superintendente de Policía David Brown en una conferencia de prensa el martes.

De los 12,770 empleados del Departamento de Policía de Chicago, el 67.7% ha entrado al portal verificando que han sido vacunados o que se han sometido a pruebas dos veces por semana, un aumento comparado con el 64.4% el lunes. De los que reportaron, el 82% se ha vacunado, dijo Brown.

El departamento de policía tiene la tasa de cumplimiento más baja que cualquier otro departamento de la ciudad.

En los últimos días, el liderazgo de la policía se ha reunido individualmente con cada empleado que no ingresó al portal, dijo Brown, primero aconsejándoles sobre lo que requiere el mandato de vacunas de la Municipalidad, luego enviándolos a recursos humanos para ingresar al estado de “no pago” y finalmente dándoles una orden directa de reportarse al portal desde la oficina de asuntos internos.

De los “cientos” de trabajadores con los que se ha reunido el departamento de policía, solo 21 se negaron a poner la información de sus vacunas en el portal, incluso después de los tres pasos del proceso, dijo Brown. El liderazgo aún tiene que hablar con varios cientos o incluso mil empleados más que no han ingresado al portal, dijo.

“Este proceso ha sido obviamente muy emocional”, dijo Brown. “Les hemos dado el tiempo y les hemos dado la mejor explicación posible sobre la gravedad de la violación del mandato de la vacuna”.

Pero en cualquier momento, incluso esos 21 oficiales en situación de no pago pueden optar por cumplir y regresar al trabajo, dijo Brown.

“Queremos que regresen”, dijo Brown.

El problema afecta personalmente a Brown, quien dijo que perdió a su prima hermana, su cuñado y su sobrina el mes pasado por COVID-19. Los tres no estaban vacunados, dijo.

Brown culpó a la “desinformación” del por qué muchos empleados, tanto civiles como oficiales jurados, inicialmente no ingresaron su estado en el portal y agregó que los oficiales “deberían poder confiar en algunos de sus líderes sindicales para obtener información precisa”.

John Catanzara, presidente de la Orden Fraternal de la Policía, ha publicado varios videos en línea instando a los miembros del sindicato a no reportar su estado de vacunación. Catanzara se ha opuesto fuertemente al mandato de vacunas de la alcaldesa Lori Lightfoot, aunque la alcaldesa se ha mantenido firme y se ha negado a retrasar la fecha límite del 15 de octubre para que los empleados de la Municipalidad reporten sobre su estado.

Lograr que todos los empleados del departamento de policía cumplan, ya sea vacunándose o haciéndose pruebas dos veces por semana, es una cuestión de salvar las vidas de los oficiales, sus familias y las “personas que juramos proteger en esta comunidad”, dijo Brown.

“Este virus no es diferente a los disparos que enfrentamos como policías”, dijo Brown. “Haré todo lo que pueda, y diré todo lo que sea necesario, para convencer a los oficiales de que” cumplan.

Cuatro oficiales de CPD murieron en el cumplimiento del deber en 2020, todos por COVID-19.