clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Más de 100 bomberos y trabajadores municipales ponen demanda por el mandato de la vacuna

La demanda presentada en el tribunal el jueves argumenta que los mandatos se extienden más allá de la autoridad de Pritzker y Lightfoot y, por lo tanto, son “nulos y sin valor”.

A Chicago Fire Department ladder truck.
Archivo Sun-Times

Read in English

Más de 130 trabajadores municipales, incluyendo un gran grupo de empleados del Departamento de Bomberos de Chicago, presentaron una demanda el jueves alegando que los mandatos de vacunación impuestos por la Municipalidad y el estado son inconstitucionales.

Presentada en un tribunal federal de Chicago, la demanda impugna una orden ejecutiva firmada el 3 de septiembre por el gobernador J.B. Pritzker, que exige a los trabajadores de salud y a ciertos empleados y contratistas del estado a que se vacunen completamente. Además de una serie de empleados del Departamento de Bomberos, los demandantes también incluyen a trabajadores de los departamentos de Agua y Transporte de la ciudad.

La demanda también desafía el mandato impuesto por la alcaldesa Lori Lightfoot, que exigía a todos los trabajadores de la Municipalidad que reportaran su estado de vacunación en el portal municipal a principios de este mes. El conflicto sobre el mandato de vacunación de Lightfoot ya ha desencadenado una batalla legal entre la Municipalidad y la Orden Fraternal de la Policía Logia 7 que se está desarrollando en el tribunal del Condado de Cook.

La demanda presentada el jueves sostiene que los mandatos se extienden más allá de la autoridad de Pritzker y de la Municipalidad y, por lo tanto, son “nulos y sin valor”.

Los portavoces de la oficina del gobernador no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios. Kristen Cabanban, una portavoz del Departamento Legal de la ciudad, declinó hacer comentarios después de señalar que su oficina aún no había sido notificada de la demanda.

Jonathan Lubin, el abogado que representa a los trabajadores de la Municipalidad en la demanda, también solicitó una restricción temporal y una orden judicial preliminar más tarde el jueves que bloquearía la aplicación de ambos mandatos y evitaría que sus clientes fueran suspendidos o despedidos mientras se desarrolla la demanda.

La última oleada de acciones legales se produjo sólo tres días después de que la Municipalidad anunciara que más de un tercio de los empleados del Departamento de Policía de Chicago y el 28% de los trabajadores del Departamento de Bomberos podrían enfrentarse a medidas disciplinarias tras desafiar el mandato de Lightfoot. Se trata de las cifras más bajas de todos los departamentos de la Municipalidad, ya que la mayoría de ellos reportan un cumplimiento de más del 90%.

El martes, el jefe de la Policía de Chicago, David Brown, reconoció que 21 policías habían sido suspendidos por negarse a reportar su estado de vacunación en el portal municipal. El presidente de la FOP, John Catanzara, había instado a los miembros del sindicato a ignorar el requisito, una medida que en última instancia provocó una orden judicial temporal en un caso pendiente en el Condado de Cook que le ha impedido hacer declaraciones públicas similares.

La Municipalidad ha tratado de extender esa prohibición—que expira el 25 de octubre—mientras lucha contra otra demanda presentada por el sindicato de la policía que busca una suspensión ordenada por el tribunal de la política de vacunación de la Municipalidad a la espera de más negociaciones y el arbitraje. Una orden emitida el jueves por el juez Moshe Jacobius envió ambos casos a la sala de la jueza Cecilia Horan.

Durante la audiencia, Jacobius lamentó la “sensacionalización” de la actual disputa por el mandato de vacunación.

“Sin comentar nada en concreto, ha habido algunos comentarios sobre bajar el volumen y bajarle a las llamas y trabajar en común para la gente de la Ciudad de Chicago, ambas partes, y creo que estas partes deberían tomárselo en serio”, dijo.