clock menu more-arrow no yes

Filed under:

La CTA propone reducir los precios de algunos pases y eliminar el costo del ‘transfer’

Si la junta de la CTA aprueba el presupuesto el mes que entra, los cambios de tarifas entrarían en vigencia a principios del nuevo año.

A CTA rail platform
Tren de la CTA. | Archivo Sun-Times

Read in English

La Autoridad de Tránsito de Chicago (CTA, por sus siglas en inglés) propone reducir algunas tarifas para aumentar el número de pasajeros, el cual se ha visto afectado durante la pandemia.

Primero, la mala noticia: las tarifas base (de $2.25 en autobús y $2.50 en tren) seguirían siendo las mismas.

Ahora lo bueno: los pasajeros ya no tendrían que pagar 25 centavos por un “transfer”. Según el plan propuesto, un pase permitiría dos transferencias gratuitas dentro de dos horas a autobuses o trenes.

El presupuesto que la CTA propone para el 2022 también exige la adopción a largo plazo de lo que ha sido un plan de precios promocional que ofrecía un pase de 1 día a $5 (rebajado de $ 10), un pase de 3 días a $15 (rebajado de $20) y un pase de 7 días a $20 (rebajado de $28). El precio del pase de 7 días de la CTA/Pace también tendría un precio de $25 (rebajado de $33).

El precio de un pase mensual se reduciría a $75 de $105.

Si la junta de la CTA aprueba el presupuesto el mes que entra, los cambios de tarifas entrarían en vigencia a principios del nuevo año, según la portavoz de CTA, Catherine Hosinski.

Durante el pico de la pandemia, el número de pasajeros de la CTA se redujo a una baja de aproximadamente 250,000 viajes promedio entre semana. A lo largo de 2021, la cantidad de pasajeros ha crecido de manera constante con más de 750,000 viajes promedio entre semana, aproximadamente la mitad de los niveles pre-pandemia.

Como resultado de esa pérdida de pasajeros, la CTA proyecta un déficit presupuestario para 2022 de aproximadamente $386 millones. La CTA planea llenar el vacío con fondos federales de ayuda para continuar con el servicio completo. Su presupuesto operativo total para 2022 es de $1.75 billones.

A pesar de las proyecciones financieras menos que optimistas, la CTA continúa invirtiendo en infraestructura con el presupuesto propuesto.