clock menu more-arrow no yes

Filed under:

La historia de ‘Florencia en el Amazonas’, la ópera con realismo mágico y en español

Es la primera ópera en español comisionada por una compañía estadounidense y compuesta por el mexicano Daniel Catán. Está en cartelera en Lyric Opera House of Chicago.

La soprano puertorriqueña Ana María Martínez protagoniza la producción de Lyric Opera ‘Florencia en el Amazonas”. | Cortesía de Cory Weaver

Que una ópera cantada en español sea parte del repertorio fijo de los recintos de ópera del mundo es toda una proeza y visión. Más, que sea toda una celebración al realismo mágico, la corriente literaria de la que Gabriel García Márquez (1927-2014) es su máximo exponente.

Y a 25 años de su creación, “Florencia en el Amazonas”, la ópera de la autoría del compositor mexicano Daniel Catán (1949-2011), con libreto de la autoría de Marcela Fuentes-Berain, quien fuera alumna de “Gabo”, el escritor, periodista y Nobel de literatura colombiano, se presenta por primera vez en Chicago con un elenco liderado por la soprano puertorriqueña Ana María Martínez como su protagonista.

Que “Florencia” desembarque en Chicago, la tercera ciudad con más mexicanos en el mundo y con una gran población latinoamericana, denota que se está consciente de ello y de la relevancia de presentar contenidos en español. Esta puesta está además “reforzada” con visuales espectaculares, adelantó.

“Esto es muy importante. Hay que reconocer que la comunidad latinoamericana sigue creciendo. Es muy lindo que se sientan identificados con una obra que se presenta aquí en este tremendo teatro de los EE.UU. con una producción tan hermosa no solo la música, el texto y las imágenes digitales, que se sientan que el género de realismo mágico se está presentando también, que se está presentando el lenguaje musical de Daniel Catán”, destacó.

La soprano tiene su historia y recuerdos con esta ópera, ya que formó parte del elenco por primera vez hace 20 años en su puesta en escena en la Ópera de Houston, pero encarnando al personaje de Rosalba. Recordó que Catán desde entonces, ya la veía como la protagonista.

“Daniel me preguntaba: ‘¿Cuándo vas a cantar ‘Florencia’?’. En ese entonces le decía que no estaba lista. No tenía los requisitos técnicos, necesitaba madurar vocalmente. Cuando por fin pude hacerlo, ya Daniel había fallecido. Sin embargo, lo sentí y siento cerca en los colores de la composición. Lo representan a él, a su energía. Él siempre estará presente gracias a su obra”, contó Martínez en entrevista.

Algo en lo que coincide Andrea Puente, viuda del maestro Catán, quien tuvo una larga carrera como arpista y que actualmente es la directora de recaudación de fondos e iniciativas hispanas de la Ópera de San Diego.

“Era como una obsesión de Daniel. Le gustaba mucho cómo cantaba Ana María y la estaba esperando para cuando estuviera lista. Él sería el más feliz si estuviera vivo, de ver a Ana María en este rol, es un privilegio tenerla”, dijo.

Además, como anécdota compartió que, aunque cuando Daniel Catán compuso y orquestó “Florencia” aún no estaban casados, lo podía imaginar, inmerso en su proceso creativo.

“En ese entonces vivía en Tepoztlán (Morelos). Se encerraba a trabajar en su ‘cueva’, durante días a trabajar. Era muy disciplinado. Creo que estuvo absorto en esta obra que siempre quiso componer. Siempre quiso hacer una obra de sus grandes héroes: Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, todos estos grandes escritores. ‘Florencia’ fue el vehículo para hacer realidad su sueño”.

La historia de Florencia Grimaldi, una diva de la ópera que regresa a su tierra natal para cumplir la promesa de reencontrarse con Cristóbal, su gran amor y quien fuera un cazador de mariposas que desapareció en la selva, transcurre en un barco a vapor —una referencia a lo que sucede en la trama de “El amor en tiempos del cólera”, de Gabo— se da en un viaje en el que otros personajes entran en juego y donde al realismo mágico, el movimiento literario que surgió a mediados del siglo XX y que incluye elementos fantásticos en su narrativa, le da ese giro fantástico a la ópera.

“Para nosotros (los latinoamericanos) el realismo mágico es real, no una fantasía. Lo fantástico lo bajamos al plano de lo real. Un ejemplo es la celebración del Día de Muertos. Es algo fantástico”, agregó Puente.

Martínez por su parte, tiene su manera de explicar el realismo mágico entre sus compañeros de ópera que no se criaron en su entorno.

“La manera en la que lo explicaría es encontrar significados y simbolismos en eventos del diario vivir, de la vida normal. Supongamos que uno tiene un ser querido que falleció, que tenía un vínculo con las mariposas y entonces, sea mariposa o varias y eso puede tener un significado. Gabriel García Márquez fue el padrino de este género, además tenemos a Isabel Allende (la escritora chilena), no es que entra algo mágico es en los eventos del diario vivir, que algo sale más allá. Es algo que no vemos como extraño”, explicó

Existen varias versiones de “Florencia”, puestas en escenas distintas y se están creando más. “Mi esperanza es que en unos años, tener una ópera en español sea tan normal como tener ‘Carmen’ o ‘La Bohème’. Esto le da la bienvenida a otros compositores en español”, enfatizó Martínez.

Porque “Florencia” llegó para quedarse en los repertorios operísticos del mundo.

“Lo lindo de ‘Florencia’ es que es parte del repertorio mundial, es el premio que busca todo compositor, es un premio para todos los latinoamericanos porque habla de nuestras historias y de lo que es importante para nosotros: las relaciones y los cariños. Es un gran regalo y un orgullo tener esta obra que es parte del repertorio, ‘Florencia’ ya empieza a irse por todos lados y es un gran logro que un compositor mexicano haya establecido una obra en el repertorio operístico internacional”, señaló Puente.

Además que es la voz en la ópera que representa a la comunidad latinoamericana.

“Es la emoción y el sentimiento de escuchar algo en tu propio idioma. Hay que recordar que todos tenemos una voz, al estarle dando voz a una ópera también usas la voz de los latinoamericanos”, agregó.

En ‘Florencia en el Amazonas’, Ana María Martínez cumple el sueño del compositor Daniel Catán de que protagonizara su obra. | Cortesía Cory Weaver

En cuestión de género, “Florencia” tiene lo suyo. Y como mujeres profesionales que balancean una vida personal y profesional tanto Martínez como Puente destacan la relevancia de esta ópera.

Ana María Martínez en este punto podría decirse está a la par de Florencia. Es una diva de la ópera reconocida a nivel internacional que no pierde nunca contacto con sus raíces ni con su comunidad.

“Sigo con mi carrera y este año comencé a enseñar canto oficialmente, soy madre, soy asesoría artística, soy mentora. Se requiere estar en un sitio de balance interior y mental para ejecutar todo eso, es algo que vibra con mi yo interno. El hecho de dar no solo logra muchas cosas sino también es compartir con las nuevas generaciones”, dijo de su labor.

Andrea Puente reconoce que contenidos y propuestas como “Florencia” tienen ese peso extra porque abren paso a nuevos arquetipos y narrativas y cambian los viejos modelos.

“Para las generaciones nuevas va a ser más fácil. Ya se abrió camino una mujer latinoamericana tiene el ‘permiso’ de la sociedad de tener una carrera, y todos esos modelos viejos,no creo que van a desaparecer del todo, pero sí bajarán de todo. Como mujeres, tenemos mucho por hacer. No somos una especie que nos concentremos en una sola cosa a la vez sino en diez. El balance no es estático, se tiene que estar moviendo, estar negociando, con tu vida personal, profesional, estamos en el balance perpetuo de la vida, Ahí está la belleza de las mujeres: el poder de la conexión y poder encargarse de varias cosas al mismo tiempo, valorar en esa capacidad y poder”, agregó Puente.

“Florencia en el Amazonas” se presenta en cinco funciones: El 13 de noviembre, 7:30 p.m. (boletos desde $59); 18 de noviembre,7 p.m. (boletos desde $38); 21 de noviembre, 2 p.m. (boletos desde $59); 26 de noviembre, 7 p.m. (boletos desde $39) y el 28 de noviembre a las 2 p.m. (boletos desde $49). Se canta en español con subtítulos en inglés; consta de dos actos y un intermedio y dura 2 horas y cinco minutos.

La cita es en Lyric Opera House, 20 N. Wacker Dr.. Lyric requiere que todos los asistentes estén vacunados y presenten su cartilla de vacunación COVID-19. Para más información al respecto y en general, llamar al (312) 827-5600 o visitar lyricopera.org.