clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Dos estudiantes graduados de Naperville entre las víctimas del festival de Astroworld

Julio Patiño se negó a comentar sobre las circunstancias de la muerte de su hijo ni a especular sobre quién podría ser el culpable.

Jacob Jurinek y Franco Patiño estaban entre las ocho personas que murieron en una oleada de gente el viernes por la noche en el festival Astroworld en Houston, Texas. | Cortesía

Read in English

​​Durante el año, Franco Patino y Jacob Jurinek esperaban ansiosos el festival Astroworld de este pasado fin de semana en Houston.

Los compañeros graduados de Neuqua Valley High School, en Naperville, se habían mudado a universidades separadas y planeaban celebrar ahí el cumpleaños número 21 de Jurinek.

Pero la ocasión se volvió trágica rápidamente el viernes por la noche, cuando los dos estudiantes prometedores y otras seis personas murieron mientras se presentaba el organizador del festival, Travis Scott. Cientos más resultaron heridos.

En una entrevista el domingo, Julio, el padre de Patiño, dijo que el entusiasmo de su hijo se notaba cuando habló con él por última vez ese mismo día.

“Respondió el teléfono de inmediato y estaba contento”, dijo Julio Patiño. “[Dijo:] ‘Me estoy divirtiendo mucho con mi amigo’”.

“Le dije, ‘Franco, te amo… Diviértete, pero mantente seguro”, recordó su padre. “Él dijo: ‘No hay problema, papá. Estoy bien. Todo va a estar bien.’”

Julio Patiño se negó a comentar sobre las circunstancias de la muerte de su hijo ni a especular sobre quién podría ser el culpable, pero dijo que una cosa está clara: “Algo salió mal”.

Patino era un estudiante de 21 años de último año en la Universidad de Dayton, en Ohio, donde se estaba especializando en tecnología de ingeniería mecánica con una especialización en biomecánica del movimiento humano, según su padre y la escuela.

Fue tesorero de Alpha Psi Lambda, una fraternidad de orientación latina, y también fue miembro de la Sociedad de Ingenieros Profesionales Hispanos. Había estado trabajando en un programa cooperativo de ingeniería en Mason, Ohio.

Patiño se graduó en 2018 de Neuqua Valley, donde fue un atleta de tres deportes. Su padre señaló que era un mentor de estudiantes en el equipo de fútbol y ayudó al entrenador Jurinek, que era un año más joven.

En un comunicado, la familia de Patiño dijo que “era amado por muchos por la persona leal, amorosa, desinteresada, protectora, divertida y cariñosa que era”.

“Extrañaremos el gran corazón que tenía Franco y su pasión por ayudar a los demás”, escribió su familia. “Nos alegra que Franco siempre haya tratado de vivir la vida al máximo y nos alegra saber que era el tipo de persona que ponía a los demás primero hasta el último momento”.

Jurinek estudiaba arte y medios en Southern Illinois University-Carbondale y trabajó como pasante en artes gráficas y medios para el departamento de deportes. Sus primos más jóvenes lo conocían cariñosamente como “Big Jake”, un apodo que su padre, Ron Jurinek, dijo que encajaba con su “personalidad exuberante”.

“Jake era amado por su familia y su aparentemente incontable número de amigos por su entusiasmo contagioso, su energía ilimitada y su actitud positiva inquebrantable”, dijo la familia en una declaración escrita.

Un ávido fanático de la música y artista, Jurinek era especialmente cercano a su padre. Los dos se volvieron “inseparables” después de que la madre de Jurinek murió en 2011 y con frecuencia asistían juntos a los juegos de los Blackhawks y los White Sox. También compartieron el amor por la lucha libre profesional.

“Estamos todos devastados y nos queda un gran vacío en nuestras vidas”, dijo Ron Jurinek. “Ahora mismo, pedimos el tiempo y el espacio para que nuestra familia procese esta trágica noticia y comience a sanar. Nos reconforta el hecho de que los cientos de personas que Jake tocó a lo largo de los años llevarán una parte [de] su espíritu con ellos”.

Kim Rendfeld, portavoz de la SIU, dijo que la comunidad escolar estaba “desconsolada por perder a un miembro de la familia Saluki” en un comunicado en el que ofrecía sus condolencias a la familia y amigos de Jurinek.

Los investigadores trabajaron el domingo para determinar qué salió mal durante la actuación de Travis Scott. Los informes preliminares indican que la tragedia ocurrió cuando una multitud de miles se apresuró a subir al escenario, apretando a la gente con tanta fuerza que no podían respirar ni mover los brazos.

La víctima más joven fue un estudiante de secundaria de 14 años y el mayor de 27. Trece personas permanecían hospitalizadas el domingo.

Algunos de los amigos de Patiño recurrieron a las redes sociales para llamar la atención hacia Scott, quien anteriormente había tenido el festival anual en su natal Houston por dos años. Los programas del productor y rapero estrella son conocidos por ser caóticos, e incluso se declaró culpable de cargos de conducta imprudente relacionados con un incidente en 2015 en el festival Lollapalooza de Chicago.

En una serie de videos publicados en el Instagram de Scott, ofreció sus condolencias y dijo que estaba trabajando para conectarse con las familias de las víctimas. “Honestamente, estoy devastado. Nunca pude imaginar que algo así sucediera”, dijo.

El rapero Roddy Ricch, quien también se presentó el viernes, dijo que donará sus ganancias de Astroworld a las familias de las víctimas.

Contribuyendo: Associated Press