clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Hombre que murió a golpes estaba colgando lucecitas navideñas al igual que sus vecinos

En respuesta al ataque, Nodal y otros vecinos se han unido para vigilar su cuadra.

José Téllez | Cortesía

Read in English

Era un sábado por la noche despejado, y José Téllez y su hija pequeña estaban afuera de su casa en Gage Park colgando luces navideñas.

Una vecina que ponía sus propias decoraciones escuchó de repente a una niña gritar. Corriendo a cruzar la calle, vio a Téllez en el pasto, sangrando de la cabeza, todavía sosteniendo las lucecitas en la mano.

Su hija estaba a su lado gritando: “Mi papá, mi papá, está herido”, dijo la vecina, quien pidió no ser identificada. “Le dije que consiguiera una cobija para que se la pusiera en la cabeza. Había mucha sangre “.

La vecina dijo que hizo lo que pudo para ayudar a Téllez y mantener tranquila a su hija. No se movía, pero aún respiraba cuando lo subieron en una ambulancia.

Téllez fue llevado al Christ Medical Center en Oak Lawn, donde murió a las 10:32 p.m., según la Oficina del Médico Forense del Condado de Cook.

La policía dijo que Téllez fue atacado por dos personas alrededor de las 6:30 p.m. en la cuadra 3500 al oeste de 58th Street. La policía no ha publicado descripciones de los sospechosos y solo ha dicho que eran hombres. Se desconoce el motivo.

Téllez deja a su esposa y tres hijos. “Era un esposo, padre, hermano e hijo cariñoso”, dijo su sobrina, Daisy Castro, en una página de recaudación de fondos.

3505 W. 58th St. in Gage Park is the scene where Jose Tellez was killed.
El 3505 W. 58th St., en Gage Park, es la escena donde José Tellez fue asesinado.
Brian Rich/Sun-Times

La vecina que acudió en su ayuda dijo que Téllez era un buen hombre que se mantenía reservado y que no podía imaginar que alguien quisiera hacerle daño. Dijo que el ataque la ha dejado “traumatizada”.

Silverio Nodal, un vecino de la misma calle, dijo que conocía a Téllez desde hacía unos 10 años y lo describió como “un hombre de familia, un tipo trabajador”. Le gustaba la jardinería e hizo trabajos de jardinería.

“Vino acá para brindarle lo mejor a su familia, como todos nosotros sabemos, el sueño americano”, agregó Nodal. “Pero este no es el sueño americano.

Silverio Nodal
Silverio Nodal
Brian Rich/Sun-Times

“Es una pena. Se supone que esta es la mejor temporada, la temporada navideña”, dijo Nodal. “Es un tiempo en familia. Estas cosas no deberían estar sucediendo. Es un gran impacto para todos nosotros”.

Nodal estaba decorando un árbol de Navidad en su casa cuando ocurrió el ataque. Vio la ambulancia en la cuadra y al principio pensó que alguien se había enfermado. Nodal dijo que se sintió “decepcionado” cuando se enteró de que Téllez había muerto.

En respuesta al ataque, Nodal y otros vecinos se han unido para vigilar su cuadra, que dijo es una comunidad unida y muy acogedora. Cuando Nodal se enfermó de COVID recientemente, dijo que los vecinos se ofrecieron a limpiar las hojas de su patio.

En ese espíritu de unión, la cuadra está coordinando una lista de contactos del vecindario para que la gente pueda reportar cualquier cosa sospechosa entre sí, dijo.

“Algo se debe hacer”, dijo Nodal. “No es solo el trabajo de la policía. Nosotros, como individuos, ¿qué podemos hacer por nuestros vecinos? ¿qué estamos contribuyendo?”