clock menu more-arrow no yes

Filed under:

7 artistas de Chicago reciben premio de $50,000

Los ganadores incluyen el artista y ceramista Salvador Jiménez-Flores y la educadora y artista interdisciplinar María Gaspar.

Salvador Jiménez-Flores (izquierda) y María Gaspar (derecha) son entre los siete habitantes de Chicago que recibieron una subvención de $50,000 como parte del programa de becas de artistas de los Estados Unidos.
United States Artists

Read in English

Ocho “creativos” de Illinois, incluidos siete de Chicago, recibieron subvenciones de $50,000 esta semana al ser honrados con uno de los premios de arte más prestigiosos del país.

Cynthia Oliver, profesora y bailarina en la Universidad de Illinois Urbana-Champaign; Sandra Delado, una conocida dramaturga y actriz de Chicago; y Eve Ewing, escritora y académica local, fueron entre las becadas para la clase de este año de los United States Artists Fellows, anunció la organización el miércoles.

Otros habitantes de Chicago honrados en el programa de subvenciones este año fueron el artista y ceramista Salvador Jiménez-Flores; la cineasta Jennifer Reed; la violinista y compositora Tomeka Reid; la educadora y artista interdisciplinar María Gaspar; y la reportera de WBEZ y colaboradora del Sun-Times Natalie Moore.

Sun-Times columnist Natalie Moore | Rich Hein/Sun-Times
Contribuyente del Chicago Sun-Times Natalie Moore
Rich Hein/Sun-Times

En total, se anunciaron 60 artistas en la clase de este año, lo que constituye la más grande en los 15 años de historia de la organización. Los creativos viven en todos los Estados Unidos y representan 10 disciplinas: arquitectura y diseño, artesanía, danza, cine, medios, música, teatro y performance, artes tradicionales, artes visuales y escritura.

Los ganadores, que pueden usar el dinero como les plazca, fueron seleccionados a través de un proceso de un año por paneles de artistas y expertos de sus respectivas disciplinas.

Lynnette Miranda, directora de programas de United States Artists, dijo que los artistas que reciben el dinero de la beca tienden a reinvertirlo en las comunidades de donde provienen, ya sea en programas educativos, de enseñanza o en equipo con otros artistas.

“No son solo artistas que viven en Chicago”, dijo Miranda. “Son artistas que hicieron su carrera en Chicago, artistas que realmente tienen una conexión con la comunidad de Chicago de formas que [son] realmente importantes para las prácticas de esos artistas”.

“La financiación de artistas vivos es fundamental para el tipo de sociedad en la que queremos vivir, una que está impregnada de cultura y perspectivas de todas partes del país”.

Más de 700 artistas han recibido subvenciones, por un total de más de $33 millones, del programa.

Aquí hay frases de cada uno de los artistas, como cortesía de la organización:

Salvador Jiménez-Flores: “Las artesanías han sido parte de muchas civilizaciones humanas como una forma de documentar la vida, celebrar la vida y sobrevivir. La artesanía es siempre relevante. Ha sido parte de nuestro pasado, es parte de nuestro presente y será parte de nuestro futuro. Somos criaturas que creamos para la función, el sustento, el refugio, la belleza y la autoexpresión. La artesanía es una forma de resistencia y aceptación; nos ayuda a conectarnos como seres humanos”.

Cynthia Oliver: “Me conecto conmigo misma caminando todos los días. Tengo la suerte de vivir cerca de unos parques. Salgo, respiro aire fresco y camino varios kilómetros diarios. Es mi sanidad durante este tiempo. También me conecta con mi difunto padre con quien solía caminar bastante. Me aclara la cabeza y me ayuda a pensar con amplitud”.

Jennifer Reeder: “Mi taller es una ventana al final de una larga mesa en medio de la casa que comparto con mis tres hijos pequeños, dos gatos, un perro y una tortuga de cuarenta años. Pienso mejor en mi casa; escribo mejor en mi casa; trazo el camino hacia la próxima producción mejor en casa. Esta casa es amada y habitada. No es pintoresco ni tranquilo aquí. Practico la unidad todos los días aquí en casa con mi familia”.

Tomeka Reid: “Sea amable consigo misma. Sé flexible. Perdone. Sea paciente. Pero también permítase un espacio para estar molesta, confundida, desencantada. Este momento es devastador y esclarecedor. No se force ni se eche de menos si siente que no puede hacerlo en este momento. Escuche su cuerpo y tenga el mayor cuidado posible. El amor es realmente todo lo que hay”.

Sandra Delado: “Sea amable consigo misma. Cierre los ojos y respire profundamente. Sepa que los altibajos emocionales y energéticos son normales. Hay días en los que querrá crear y otros en los que querrá quedarse en la cama. Ambos están bien. Ambos son necesarios. Escuche su cuerpo. Conéctese con la naturaleza tan frecuente como pueda. Llámele a alguien en quien haya estado pensando. Cierre los ojos y respire profundamente. Sea amable consigo mismo”.

María Gaspar: “Como artista, madre y maestra, he estado pensando en las formas en que las mujeres en mi vida están creando constantemente y en cómo el crear se materializa en todas las facetas de nuestras vidas. El proceso de creación de arte no es exclusivo de la producción de objetos de arte. Lo que me ha sido explícito durante este tiempo es que cuidar a mis mayores, dibujar con mi hijo o enseñar a artistas jóvenes incluye actos ilimitados de creatividad”.

Eve Ewing: “Como escritora, siempre estoy creando en el lugar en el que estoy, especialmente porque el sentido de lugar juega un papel muy importante en mi trabajo. Lo que ha sido especial es estar en casa en lugar de estar en el tráfico: crear rutinas, pasear a mi perro y prestar más atención a los parques y espacios abiertos cerca de donde vivo, estar agradecida por ellos y tener tiempo para estar presente y tomarme mi tiempo”.

Natalie Moore: “Uno de mis fondos virtuales es la portada del álbum ‘Who’s Zoomin’ Who’ de Aretha Franklin para un poco de humor. Sé que la mayoría de nosotros estamos cansados ​​de Zoom, listos para deshacernos de las reuniones virtuales y estar en persona. Pero estas llamadas de Zoom me han mantenido conectada con amigos, familiares y colaboradores mientras me refugio en casa. He podido probar material nuevo, brindar por los logros de mis amigos y sentir algo parecido a la unidad.”