clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Aprueban un camino a la ciudadanía para los Dreamers

Los demócratas dijeron que sus proyectos de ley no estaban dirigidos a la seguridad fronteriza, sino a grupos de inmigrantes que merecen ayuda.

In this Feb. 25, 2021, file photo, House Speaker Nancy Pelosi of Calif., speaks during her weekly briefing on Capitol Hill in Washington.
Los demócratas parecen preparados para reclamar la victoria en las primeras votaciones de este año en la Cámara de Representantes sobre inmigración. Sin embargo, avanzar la legislación sobre este tema tan controvertido a través del Congreso hasta llegar al presidente Joe Biden es una lucha ardua.
AP

Read in English

WASHINGTON, D.C. - La Cámara de Representantes votó el jueves para abrir un camino a la ciudadanía para los jóvenes Dreamers e inmigrantes que han huido de sus países por guerras o desastres naturales, lo que les dio a los demócratas una victoria en la primera votación del año sobre un tema que una vez más enfrenta desafíos en el Congreso.

En una votación altamente partidista de 228 a 197, los legisladores aprobaron un proyecto de ley que ofrece estatus legal a alrededor de 2 millones de Dreamers, traídos sin autorización a los Estados Unidos cuando eran niños, y a cientos de miles de otros migrantes de una docena de países.

Parecía inminente la aprobación de una segunda medida que creara protecciones similares para 1 millón de trabajadores agrícolas que han trabajado sin documentos en los Estados Unidos. El gobierno estima que forman la mitad de los trabajadores agrícolas del país.

Ambos proyectos de ley chocan con la oposición de los republicanos que insisten en que cualquier legislación de inmigración refuerce la seguridad en la frontera mexicana, la cual oleadas de migrantes han intentado cruzar en las últimas semanas. El Partido Republicano ha acusado a los demócratas del Congreso de ignorar ese problema y al presidente Joe Biden de alimentarlo, borrando las políticas restrictivas del expresidente Donald Trump, a pesar de que ese aumento comenzó mientras Trump aún estaba en el cargo.

Nueve republicanos se unieron a todos los demócratas para respaldar el proyecto de ley.

Los demócratas dijeron que sus proyectos de ley no estaban dirigidos a la seguridad fronteriza, sino a grupos de inmigrantes que merecen ayuda.

“Son gran parte de nuestro país”, dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, sobre los Dreamers, quienes, como muchos inmigrantes, han tenido trabajos de primera línea durante la pandemia. “Estas comunidades de inmigrantes fortalecen, enriquecen y ennoblecen a nuestra nación, y se les debe permitir quedarse”.

Ninguna medida de la Cámara afectaría directamente a quienes intentan cruzar la frontera desde México. Los republicanos los criticaron de todos modos por carecer de disposiciones de seguridad fronteriza y convirtieron el debate en una oportunidad para criticar a Biden, quien ha gozado de un sentido de popularidad desde que asumió el cargo y ganó un paquete masivo de ayuda COVID-19.

Biden suspendió el trabajo en el muro de Trump, puso fin a la separación de los niños pequeños de las familias migrantes y permitió que los menores detenidos permanezcan en Estados Unidos mientras los funcionarios deciden si pueden permanecer legalmente. También ha rechazado a la mayoría de los adultos solteros y las familias.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas que Biden apoya ambos proyectos de ley como “metas críticas hacia el alivio que tanto necesitan los millones de personas que llaman hogar a Estados Unidos”.

El proyecto de ley “Dreamer” otorgaría estatus legal condicional durante 10 años a muchos inmigrantes de hasta 18 años que fueron traídos a los Estados Unidos antes de este año. Tendrían que graduarse de la escuela secundaria o tener credenciales educativas equivalentes, no tener antecedentes penales graves y cumplir con otras condiciones.

Para obtener la residencia legal permanente, también conocida como tarjeta verde, tendrían que obtener un título de educación superior, servir en el ejército o estar empleados durante al menos tres años. Como todos los demás con tarjetas de residencia, podrían solicitar la ciudadanía después de cinco años.

La medida también otorgaría residencia a 400,000 inmigrantes con estatus de protección temporal, lo que permite la residencia temporal a personas que han huido de la violencia o desastres naturales en una docena de países.

El otro proyecto de ley permitiría a los trabajadores agrícolas inmigrantes que han trabajado ilegalmente en el país durante los últimos dos años, junto con sus cónyuges e hijos, obtener el estatus de trabajadores agrícolas certificados. Eso les permitiría permanecer en los Estados Unidos por períodos renovables de 5 años y medio.

Para obtener tarjetas de residencia, tendrían que pagar una multa de $1,000 y trabajar hasta ocho años más, dependiendo de cuánto tiempo hayan tenido trabajos agrícolas.