clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Grupos comunitarios ayudan a resolver las frustraciones de las citas de vacunación

Tras la preocupación por el proceso de vacunación, los proveedores de Illinois y los grupos comunitarios afirman que están ayudando a los residentes a superar las barreras lingüísticas y tecnológicas.

Jadhira Sanchez, Senior Manager of Community Health with Enlace Chicago, stands in front of her home, Friday, March 26, 2021.
adhira Sánchez, director gerente de salud comunitaria de ENLACE Chicago, dijo que encontrar vacunas es más difícil para aquellos que no están en el programa Protect Chicago Plus.
Tyler LaRiviere/Sun-Times

Read in English

Mientras que los residentes de todo el estado describen una pesadilla para obtener citas de vacunas en línea, varios proveedores y grupos locales dicen que están tomando medidas para ayudar a los residentes más vulnerables a obtener vacunas.

La puesta en marcha del proceso de vacunación del estado se ha descrito como una situación del “Hunger Games” (Los Juegos de Hambre), en la que millones de personas han inundado los sitios web con la esperanza de conseguir vacunas, sólo para fracasar luego de horas o días. Los más afectados han sido los que tienen un acceso limitado al Internet, o los trabajadores esenciales que no pueden pasar todo el día en línea.

Muchos residentes frustrados han solicitado ayuda a amigos y familiares para conseguir citas, así como a foros en línea como el grupo de Facebook Chicago Vaccine Hunters para encontrar información y consejos sobre cómo programar una cita para la vacunación.

Mientras tanto, varios proveedores de atención sanitaria y grupos comunitarios han ayudado activamente a los usuarios a reservar citas en lugar de dejarles la tarea de navegar por sus sistemas. Algunos han reconocido las frustraciones de sus sistemas y han introducido cambios o solucionado errores.

Tomando medidas extras

Cada una de las 21 clínicas de Oak Street Health en Chicago cuenta con un equipo de entre ocho y diez personas que trabajan con las organizaciones locales para llamar, tocar puertas, y organizar eventos distanciados para programar las citas de los residentes, dijo el Director Médico Ejecutivo, Ali Khan. Oak Street Health también ha formado a organizaciones comunitarias, organizadores sindicales, educadores y médicos para que utilicen su sistema de programación en nombre de los pacientes.

“Tomar esos pasos adicionales es la diferencia para avanzar... en la equidad significativa cuando se trata de la distribución de vacunas”, dijo Khan.

Oak Street Health ha administrado más de 80,000 vacunas y ha organizado eventos en barrios como Belmont Cragin y Montclare, en los que se vacunó a 2,800 personas.

Philip Quick, vicepresidente asociado de acceso y capacidad del Centro Médico de la Universidad Rush, dijo que el hospital ha enviado llamadas telefónicas, mensajes de texto y correos electrónicos para informar a los pacientes elegibles de cuándo pueden programar una cita para vacunarse.

Dijo que los pacientes de Rush pueden llamar al Centro de Acceso, al 312-942-5000, para que les ayuden a mitigar los problemas del sitio web, a conectarse a su registro médico electrónico y a programar su cita de vacunación.

Aun así, siguen las frustraciones.

Después de programar su primera y segunda cita de vacunación a través del sitio web de Walgreens, Matt Walters, residente de Oak Park, pensó que estaba listo, hasta que entró en el sitio unos días más tarde y encontró que su segundo lugar ya no aparecía.

Walters dijo que llamó a la farmacia para darles su número de confirmación como prueba, pero le dijeron que no había ninguna indicación de el en el sistema. Sin embargo, cuando volvió a intentar programar una segunda cita, el sitio web no se lo permitió, diciendo que ya tenía una cita.

No fue hasta que su esposa llamó al servicio técnico de la cadena de farmacias que Walters se enteró de que su cita seguía en el sistema de Walgreens, pero que debido a un error no sería visible para él ni para la farmacia hasta el día anterior a la cita.

Dice que ha obtenido una cita con otro proveedor en caso de que su segunda cita no se realice, para poder recibir la inyección de Moderna dentro del periodo de tiempo recomendado de seis semanas después de la primera dosis.

“El estrés, la ansiedad y el pánico que sentía... eran realmente una catástrofe de salud pública sobre la que creo que hay que concienciar”, dijo Walters. “Si financiáramos adecuadamente los asuntos de salud pública y estableciéramos correctamente los sistemas de distribución de vacunas en línea, esto no tendría que haber ocurrido”.

Walgreens dijo en un correo electrónico al Sun-Times que ha aumentado el personal de la farmacia y los lugares de vacunación disponibles para hacer frente al aumento de las solicitudes de citas a medida que más residentes son elegibles.

“Como la demanda de vacunas y el tráfico a nuestro sistema de programación en línea siguen siendo altos, nuestro equipo ha identificado y resuelto rápidamente cualquier fallo técnico resultante, a menudo en tan sólo una hora”, dijo Walgreens.

El Departamento de Salud Pública del Condado de Cook dijo que no ha tenido dificultades con sus sitios web, pero reconoció los desafíos que han enfrentado las personas que buscan vacunas.

Casi 1.3 millones de personas se han registrado a través del sitio web de vacunación del Condado de Cook desde que se puso en marcha a finales de enero. A mediados de marzo, el sitio tenía una media de 1.4 millones de visitas diarias.

Los funcionarios dijeron que hay unos 175 agentes en el centro de llamadas de vacunación COVID-19 que atienden las llamadas en el 833-308-1988; el centro ha respondido a más de 420,000 llamadas desde que se abrió en enero.

“Es comprensible la frustración por la imposibilidad de conseguir una cita”, dijo el departamento en un correo electrónico al Sun-Times. “No hemos tenido dificultades técnicas con la programación de citas a través de los socios, y muchos de nuestros programas móviles y grupos de la comunidad están haciendo un alcance proactivo para llenar equitativamente las citas de vacunación”.

Arturo Carrillo, Director of Health and Violence Prevention with the Brighton Park Neighborhood Council, sits at a bench near a beach in Calumet Park, Friday, March 26, 2021.
Arturo Carrillo, director de salud y prevención de la Violencia del Consejo de Vecinos de Brighton Park.
Tyler LaRiviere/Sun-Times

Los grupos locales toman un paso adelante

Muchos grupos comunitarios han trabajado con residentes de poblaciones vulnerables para evitar la frustración.

ENLACE Chicago cuenta con un equipo de 15 navegadores de recursos y trabajadores de la salud de la comunidad que se ponen en contacto con los participantes y los guían para conseguir una cita con un proveedor externo en español o en inglés, dijo Jadhira Sánchez, director gerente de salud comunitaria.

ENLACE ha ayudado a registrar a más de la mitad de los 5,000 residentes de Little Village que han sido vacunados hasta ahora, dijo. ENLACE ha colaborado con la Municipalidad en varias campañas de vacunación, incluyendo un evento de registro masivo a través de GetVaxChi, donde el grupo registró a 200 personas en tres días, dijo Sánchez.

Arturo Carrillo, el director de salud y prevención de la violencia del Consejo de Vecinos de Brighton Park, dijo que su grupo ha tratado de asegurarse de que los residentes locales se beneficien de los eventos de inoculación.

“Definitivamente hemos estado desplegando nuestros trabajadores de salud de la comunidad y todo tipo de asociación que tenemos para asegurar que las personas que son elegibles para las vacunas puedan inscribirse cuando esas oportunidades llegan”, dijo. “Recientemente, hubo una campaña de vacunación, en la que había 500 vacunas disponibles un domingo. Y rápidamente pudimos inscribir a 800 personas”.

Craig Chico, director general del Consejo de Vecinos de Back of the Yards, dijo que a través del programa Protect Chicago Plus de la Municipalidad, que da prioridad a las vacunas para las comunidades con el mayor número de trabajadores esenciales y casos de COVID-19, la programación de la vacunación se ha hecho “mil0 veces más fácil”.

Dijo que antes, los residentes se quejaban de tratar de conseguir citas a través de cadenas más grandes como Walgreens y CVS, y ahora son capaces de programar citas en su propio barrio a través del programa con un mínimo de papeleo y sin necesidad de documentación.

Sánchez dijo que La Villita está “extremadamente bendecida” por ser parte de Protect Chicago Plus porque da a los residentes la ventaja cuando buscan vacunas, incluso si sólo asegura que el 10-20% de los miembros de la comunidad serán vacunados.

“Es duro porque tengo familia que no forma parte del programa y es desgarrador que llamen, busquen [la vacuna] por todas partes y no la encuentren”, dijo Sánchez.

Aunque la ayuda está disponible, otros residentes de la zona dijeron que acabaron reservando citas por su cuenta o con el consejo de amigos, familiares o las redes sociales. Muchos creen que las cosas serían mucho más fáciles con un sistema único para programar todas las vacunas.