clock menu more-arrow no yes

Filed under:

El Concilio Latinx de Gage Park provee cuidado a la comunidad

Desde la distribución de alimentos hasta la creación de un jardín, el grupo ha respondido a la pandemia.

Samantha Martinez, family outreach director and co-founder, left and Antonio Santos, executive director and co-founder, stand together inside the Gage Park Latinx Council’s Cultural Center, Wednesday, March 17, 2021.
Samantha Martínez, directora de extensión familiar y cofundadora, a la izquierda, y Antonio Santos, director ejecutivo y cofundador, permanecen juntos dentro del Centro Cultural del Gate Park Latinx Council, el miércoles 17 de marzo del 2021.
Tyler LaRiviere/Sun-Times

Read in English

Durante todo el año, Gage Park encabezó las listas de casos de COVID-19 y tasas de positividad, no solo en Chicago sino en todo el estado.

Peor aún, la falta de infraestructura y recursos de atención médica en el lado suroeste dejó a muchos residentes de Gage Park solos.

Fue entonces cuando los miembros del Gage Park Latinx Council decidió que tenía que hacer algo.

La organización de base se formó hace tres años para abordar los problemas sistémicos que enfrenta la comunidad de Gage Park. El año pasado, terminó de convertir una tienda vacía en 2711 W. 51st St. en un nuevo centro cultural para servir mejor al vecindario. Con la pandemia, el concilio dio un giro para enfrentar diferentes desafíos, encontrando una manera de ayudar a los residentes de Gage Park a ayudarse entre sí, dijo Antonio Santos, cofundador y director ejecutivo.

Una de cada siete personas en Gage Park ha dado positivo por COVID-19. Las tasas de positividad en los códigos postales 60629 y 60632, que incluyen Gage Park, han llegado recientemente al 7%; el promedio de la ciudad es de 5.4%.

El concilio se asoció recientemente con los Centros de Salud Esperanza para abrir un sitio de vacunación en Gage Park, y Santos dijo que el grupo ha ayudado a cientos de residentes a inscribirse para las citas.

Dado que el 92% de la población del vecindario se identifica como hispana o latina, Santos dijo que el concilio, dirigido por residentes latinos de Gage Park y el lado suroeste de Chicago desde hace mucho tiempo, se ha convertido en un unificador importante en medio del dolor y la pérdida.

Diego Garcia restocks a food shelf for individuals in the community to come and take, at the Gage Park Latinx Council’s Cultural Center, Wednesday, March 17, 2021.
Diego García repone un banco de alimentos para que las personas de la comunidad pueden llevarlos, en el Centro Cultural del Consejo Latinx de Gate Park, el miércoles 17 de marzo del 2021.
Tyler LaRiviere/Sun-Times, Tyler LaRiviere/Sun-Times

“Para nosotros, el cuidado comunitario y la ayuda mutua significa usar nuestras fortalezas e identidades para guiar el trabajo y confiar en las personas a quienes servimos”, dijo Santos. “Todos los que estamos involucrados en esta organización somos jóvenes que crecieron y aún viven en esta comunidad”.

Más de la mitad de los residentes de Gage Park viven en la línea de pobreza o por debajo de ella. La inseguridad alimentaria siempre ha sido un problema para el vecindario, dijo Santos, y la pandemia solo ha agravado esa situación.

Esa es una de las razones por las que el centro cultural abrió un mercado comunitario gratuito, el “mercadito”, con montones de fruta fresca, frascos de peanut butter, artículos de aseo personal y más. A los clientes que llegan se les entrega una bolsa roja y se les anima a llevar lo que necesiten.

Las familias del vecindario también pueden inscribir a sus hijos en el club de arte de verano del concilio o inscribirse en la programación durante todo el año.

“Tenemos una comprensión única de las familias a las que servimos porque muchos de nosotros somos esas familias”, dijo Santos.

Samantha Martinez, cofundadora del concilio y directora de alcance familiar, llegó a Gage Park hace más de 10 años con su familia. Como hispanohablantes e inmigrantes, dijo que su propia familia no sabía a dónde acudir en busca de apoyo. Ahora, el concilio intenta llenar ese vacío para otros.

El concilio comenzó a distribuir cajas de comestibles el año pasado en los estacionamientos, dijo Martínez. La distribución de alimentos ahora se hace a través del mercadito. Cada semana, entre 70 y 100 familias visitan, dijo; muchos son habituales.

“Todos crecimos en Gage Park y nuestros padres no necesariamente tenían ese apoyo”, dijo Martínez. “Es maravilloso ver que ahora hay un Gage Park donde se puede cuidar y apoyar a nuestra comunidad”.

Plantar semillas en la próxima generación

El consejo lanzó recientemente un programa cooperativo de jóvenes, Reclaiming our Roots, para crear espacios verdes en el lado suroeste. Un grupo de jóvenes residentes de Gage Park trabajan en un jardín comunitario y estudian el efecto del racismo ambiental en el vecindario.

El jardín está en lo que solía ser un terreno baldío a pocas cuadras del centro cultural. Alberto Rodríguez, residente de Gage Park, ahora coordinador ecológico del concilio, se conectó con Martínez el año pasado cuando comenzó a plantear la idea de cultivar un jardín comunitario en el vecindario.

Para regenerar la tierra para que pudiera volver a cultivarse, cubrieron la parcela con cartón triturado y mulch y construyeron dos camas y un contenedor de abono. Continúan recolectando recursos adicionales como palos y material para abono, que a veces incluye restos del mercadito.

Rodríguez proviene de una larga línea de agricultores en México. Cuando su padre vivía en México, él y su familia cultivaban para ganarse la vida. Aunque Rodríguez nació en Estados Unidos y vive en un área urbana, dijo que trabajar con la tierra está en la sangre.

“La jardinería cambió mi forma de ver la vida”, dijo Rodríguez.

Alberto Rodriguez stands at the community garden organized with the Gage Park Latinx Council.
Alberto Rodríguez se encuentra en el jardín comunitario organizado con el Consejo Latinx de Gage Park, el miércoles 17 de marzo del 2021.
Tyler LaRiviere/Sun-Times, Tyler LaRiviere/Sun-Times

Santos dijo que está emocionado de que el jardín comience a dar a la comunidad. La producción puede irse al mercadito y los miembros de la cooperativa aprenden no solo sobre prácticas sostenibles sino también sobre el acceso a los alimentos y la desigualdad racial, dijo.

“¿Por qué hay tantos lotes abandonados en nuestra comunidad que permanecen vacíos durante años?” Santos preguntó. “Ahora, en la época de COVID, la gente realmente busca espacios al aire libre para conectarse con la comunidad. [Reclaiming Our Roots] permite que estos jóvenes que han estado aprendiendo virtualmente durante un año salgan y trabajen con la tierra “.

A medida que los residentes de Gage Park se vacunan, Rodríguez dijo que esperan abrir lentamente el jardín comunitario, permitiendo que más residentes se reúnan en el jardín.

Todavía hay espacio para crecer, dijo Rodríguez, imaginando formas de conectarse a través de estos raros espacios verdes públicos. Pero por ahora, dijeron que la iniciativa es un pequeño vistazo de cómo se puede curar la comunidad en Gage Park.

“Este espacio me ha permitido orientarme en mi identidad y me ayudó a enseñar y conocer a otras personas interesadas en recuperar esta parte de nuestra cultura”, dijo Rodríguez.

Alberto Rodriguez digs away dirt and leaves on a compost pile to add rotting vegetables and fruits to it at a community garden organized.
Alberto Rodríguez retira la tierra y las hojas de una pila de abono para añadirle verduras y frutas en descomposición, en un jardín comunitario organizado por el Consejo Latinx de Gate Park, el miércoles 17 de marzo del 2021.
Tyler LaRiviere/Sun-Times, Tyler LaRiviere/Sun-Times