Elotero de Rogers Park se encuentra en coma por COVID-19

A Felipe Vallarta se le diagnosticó COVID-19 cinco días antes de la fecha en la que estaba previsto que recibiera la primera dosis de la vacuna.

SHARE Elotero de Rogers Park se encuentra en coma por COVID-19
Felipe Vallarta, an elotero, and Zenaida Castillo work in Rogers Park. | Ashlee Rezin/Sun-Times

Felipe Vallarta, un elotero, y Zenaida Castillo, su esposa, trabajan en Rogers Park.

Ashlee Rezin García/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Felipe Vallarta, un querido elotero que lleva años vendiendo todo desde elotes hasta tamales en una esquina de Rogers Park, fue hospitalizado el mes pasado con COVID-19 y en este momento se encuentra en coma inducido.

Cuando no vendía elotes Vallarta trabajaba a medio tiempo en un restaurante, dijo su nieta, Jany Andrade.

Vallarta, de 60 años, no tiene seguro médico, y Andrade creó una página de GoFundMe para cubrir sus gastos médicos.

A Vallarta se le diagnosticó COVID-19 a mediados de abril, sólo cinco días antes de que se le administrara la primera dosis de la vacuna, dijo Andrade. Lo trasladaron a la Unidad de Cuidados Intensivos y lo pusieron en coma inducido el 25 de abril.

“Fue muy duro para mí verlo en el estado en que se encontraba, no podía respirar ni hablar con normalidad. Era muy difícil siquiera decir una palabra”, dijo Andrade. “Lo último que nos prometimos fue que no iba a dejar de luchar, que iba a seguir luchando a nuestro lado y que no nos iba a dejar”.

La esposa de Vallarta, Zenaida Castillo, dijo que planea devolver su puesto en la esquina de la avenida Rogers y la calle Clark el martes, después de unas semanas difíciles tras el diagnóstico de Vallarta.

“La verdad es que nunca he vivido con depresión y no quiero aceptarlo, pero estos días me he acostado muy tarde y no me siento normal. No estoy bien”, dijo Castillo.

“Es más triste que difícil”, dijo Castillo sobre regresar al trabajo sin su marido. “Hemos trabajado juntos durante años; él siempre sabía lo que tenía que hacer y yo lo que tenía que hacer... nos entendíamos muy bien”.

merlin_77089836.jpg

Felipe Vallarta y su esposa de 23 años, Zenaida Castillo, trabajan en su puesto en la intersección de Clark y Rogers en Rogers Park en la tarde del domingo 24 de junio de 2018.

Ashlee Rezin García/Sun-Times

Castillo dijo que está agradecida por los donantes que han contribuido a la página de GoFundMe (que ha recaudado casi $7,000 de su objetivo de $25,000), así como por los amigos y clientes que le han ofrecido sus mejores deseos.

“[Me dicen] que lo echan mucho de menos, que quieren que vuelva a vender. La gente nos pregunta a mi hija y a mí que qué estamos haciendo y dónde hemos estado. Dicen que quieren comer nuestros tamales y elotes”, dijo Castillo.

La familia de Vallarta en Chicago lo ha estado llamando vía Zoom todos los días, y conectándolo con familiares en México de la misma manera, dijeron Andrade y Castillo.

“Ha estado con un sedante porque está mentalmente ahí y puede oírnos, y ha estado muy ansioso y su cuerpo se ha movido mucho”, dijo Andrade. “Han tenido que darle más sedación, porque quiere despertarse”.

A Vallarta le queda una semana más antes de que los médicos consideren despertarlo del coma, según Castillo. Hasta entonces, dijo que sólo espera que sepa lo mucho que lo quieren su familia y sus amigos.

“Toda su familia está preocupada por él, especialmente sus hijos y nietos; todos queremos que se mejore, si Dios quiere”, dijo Castillo. “Hay mucha gente a la que le gusta dormir mucho tiempo, así que me imagino que sólo está durmiendo”.

Contribuyendo: Ashlee Rezin García

The Latest
Thinking ahead to your next few meals? Here are some main dishes and sides to try.
The crash of two semis caused a small fire. The road is expected to be closed for two to three hours, police said.
The boy was taken to a nearby hospital in serious condition after being grazed in the head, police said.
Another man was wounded Monday in North Lawndale.