Sentencian a prisión a participante en la insurrección del Capitolio

Más de 500 personas han sido acusadas hasta ahora por su participación en el ataque.

SHARE Sentencian a prisión a participante en la insurrección del Capitolio
In this file image from U.S. Capitol Police video, Paul Allard Hodgkins, 38, of Tampa, Fla., front, stands in the well on the floor of the U.S. Senate on Jan. 6, 2021, at the Capitol in Washington.

En esta imagen de archivo del video de la Policía del Capitolio de los Estados Unidos, Paul Allard Hodgkins, de 38 años, de Tampa, Florida, está parado al frente del Senado el 6 de enero del 2021, en el Capitolio en Washington, D.C..

AP

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Un hombre de Florida que entró si autorización a la cámara del Senado de los Estados Unidos llevando una bandera de campaña de Trump fue sentenciado el lunes a ocho meses en prisión, el primer castigo dictaminado por un delito grave en ataque del 6 de enero en el Capitolio y uno que podría ayudar a determinar la severidad de otras sentencias en cientos de casos pendientes.

Al pronunciar la sentencia de Paul Allard Hodgkins, el juez federal de distrito Randolph Moss dijo que el hombre de 38 años había jugado un papel, aunque no tan significante como otros, en uno de los peores episodios de la historia de Estados Unidos. Miles de alborotadores leales al entonces presidente Donald Trump irrumpieron en el Capitolio para interrumpir la certificación de la victoria electoral del ahora presidente Joe Biden, en una impresionante demostración de violencia pública.

“Eso no fue, por ningún tramo de la imaginación, una protesta”, dijo Moss. “Fue ... un asalto a la democracia”. Añadió: “Dejó una mancha que permanecerá en nosotros... en el país por años”.

Moss reconoció que la sentencia de Hodgkins podría establecer un precedente para casos futuros. Y decidir un castigo apropiado se hizo más desafiante porque el caso es único y el tribunal no podía tomar como guía sentencias anteriores.

Más de 500 personas han sido acusadas hasta ahora por su participación en el ataque, y muchas, como Hodgkins, fueron acusadas de delitos graves, pero no fueron imputadas, como otras, por participar en conspiraciones. Tendrán que decidir si declararse culpables o ir a juicio.

Moss interrumpió al abogado de Hodgkins, Patrick Leduc, para preguntarle si conceder la solicitud para salvar a Hodgkins de la cárcel podría animar a otras personas descontentas por los resultados de una futura elección a atacar el Capitolio.

“Si permitimos que la gente asalte el Capitolio de los Estados Unidos, ¿qué estamos haciendo para preservar nuestra democracia?” Moss preguntó.

Pero dijo que Hodgkins merecía una sentencia menor que los 18 meses que habían solicitado los fiscales, en parte porque no agredió a nadie, no dañó la propiedad del gobierno y no estaba entre los principales atacantes.

Hodgkins se disculpó ante la corte y dijo que se sentía avergonzado. Hablando con calma a partir de un texto preparado, describió estar atrapado en la euforia mientras caminaba por la avenida más famosa de Washington, D.C., luego siguió a una multitud de cientos hacia el Capitolio.

“Si hubiera tenido alguna idea de que la protesta... se intensificaría (como) lo hizo... nunca me habría aventurado más allá de la avenida Pennsylvania”, le dijo al juez. Añadió: “Esta fue una decisión tonta de mi parte”.

Se declaró culpable el mes pasado de obstruir un procedimiento oficial al participar en un ataque que obligó a los legisladores a correr y esconderse atemorizados.

Cinco personas murieron, incluido un oficial de policía y un alborotador baleado por la policía. Otros dos policías que se enfrentaron a los revoltosos del 6 de enero murieron por suicidio días después.

Al solicitar una sentencia de prisión de 18 meses durante la audiencia en Washington, D.C., la fiscal federal adjunta Mona Sedky comparó el ataque con el “terrorismo doméstico”.

The Latest
U.S. District Judge Robert Dow Jr. has asked lawyers in a Chicago gun-rights suit to weigh in on whether Justice Clarence Thomas’s majority opinion affects the city’s ban.
The attack occurred during a violent span of seven hours in Chicago when at least 15 people were shot across the city. Earlier in the evening, a 14-year-old boy was killed and a 13-year-old was wounded in Bronzeville..
The teen is heartbroken that mother won’t discuss the subject or use the new name or pronouns.
Predictable tale wins us over with breezy style and some familiar faces.
The 14-year-old boy was killed and the 13-year-old boy wounded in Bronzeville on the South Side.