clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Familias de La Villita enfrentan desconexiones de luz mientras esperan ayuda financiera

El Departamento de Vivienda está planeando abrir otra ronda de asistencia de renta en otoño.

Patricia Vazquez, who says her gas was shut off when she fell behind on payments, poses for a portrait in her kitchen, Saturday morning, July 31, 2021.
Patricia Vázquez dijo que le cortaron el gas cuando se atrasó en los pagos.
Pat Nabong/Sun-Times

Read in English

Cuando Patricia Vázquez fue aprobada para fondos a través del Programa de Asistencia de Emergencia para la Renta de Chicago, estaba luchando por mantener activados la luz y el gas en su apartamento de La Villita.

Vázquez, madre soltera de dos hijos, dijo que le habían desconectado el gas de su apartamento porque debía un estimado de $1,400. Había vendido ropa y joyas para hacer un pago y mantener la luz encendida, y tenía seis meses de retraso en la renta.

“A veces digo, ya no puedo, qué voy a hacer”, dijo Vázquez. “Pero veo a mis hijos y sigo adelante”.

El programa es la tercera ronda de asistencia de alquiler que la Municipalidad ha administrado durante la pandemia de coronavirus que se deriva de los fondos federales de ayuda. En junio, residentes de toda la ciudad solicitaron esta ronda de fondos, que incluye hasta 15 meses de asistencia para la renta y ayuda financiera para pagar las facturas. Casi dos meses después de que se enviaron las solicitudes, los defensores de vivienda en La Villita dijeron que muchos esperaban ansiosamente el dinero.

A través de Únete La Villita, una organización comunitaria, Vázquez recibió un correo electrónico el 23 de julio informándole que había sido aprobada para el programa. Pero para entonces, el gas en su apartamento lo habían desconectado y pasaría aproximadamente una semana de llamadas telefónicas antes de que se reconectara la utilidad.

Simone Alexander, quien es parte de Únete La Villita, dijo que el grupo escuchó de otras familias que están luchando por mantener los servicios básicos en sus hogares mientras esperan fondos de la Municipalidad. El grupo ha trabajado con las oficinas de concejales locales y otras organizaciones para mantener a los inquilinos en sus hogares.

El Departamento de Vivienda de la ciudad, que supervisa el Programa de Asistencia de Emergencia para la Renta, dijo que estaba “procesando las solicitudes lo más rápidamente posible”, dijo Eugenia Orr, portavoz del departamento, en un correo electrónico. El departamento ha comenzado a distribuir algunos fondos y espera aprobar de 8,000 a 9,000 solicitudes como parte de esta última ronda, dijo Orr.

El Departamento de Vivienda está planeando abrir otra ronda de asistencia de renta en otoño, dijo Orr.

La necesidad de los fondos surge cuando la moratoria de desalojo en Illinois se elimina, aunque el martes los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron una moratoria de desalojo federal modificada que durará hasta el 3 de octubre.

A partir del 1 de agosto, los propietarios de Illinois pueden presentar solicitudes de desalojo para inquilinos atrasados ​​en el pago de la renta, aunque las órdenes de desalojo no se harán cumplir hasta al menos el 31 de agosto.

El presidente Joe Biden también insistió el martes en que hay dinero federal disponible, unos $47 mil millones aprobados previamente durante la crisis de COVID-19, que debe salir por la puerta para ayudar a los inquilinos y propietarios. “El dinero está ahí”, dijo Biden.

La Casa Blanca ha dicho que los gobiernos estatales y locales se han tardado en sacar ese dinero federal y los está presionando para que lo hagan rápidamente.

Desde que la moratoria anual de invierno sobre las desconexiones de servicios terminó el 31 de marzo, las empresas han podido continuar haciendo desconexiones, según un comunicado de prensa de la oficina del Fiscal General Kwame Raoul.

Alexander dijo que no estaba claro cuándo exactamente se filtrarían todos los fondos para ayudar a pagar la renta atrasada y los servicios públicos vencidos de Vázquez y otros.

Patricia Vazquez, who says her gas was shut off when she fell behind on payments, poses for a portrait in her kitchen, Saturday morning, July 31, 2021.
Vázquez fue aprobada recientemente para recibir fondos a través del Programa de Asistencia de Emergencia de la Renta de Chicago. Pero el dinero no llegó a tiempo para evitar que le cortaran los servicios.
Pat Nabong/Sun-Times

Vázquez dijo que ella y sus hijos habían estado viviendo sin gas y usaban una estufa eléctrica para cocinar y bañarse sin agua caliente.

Una carta que recibió la familia el 19 de julio decía que se estaba usando gas sin una cuenta activa y que sería desconectado. Vázquez dijo que le dijeron que tenía que pagar todo lo que debía antes de poder reconectarlo.

Vázquez dijo que ahora se siente más endeudada que nunca. Ella ha estado haciendo turnos en diferentes trabajos de fábrica sin poder conseguir uno estable durante la pandemia. Y después de que su hijo desarrolló problemas médicos, tuvo que quedarse en casa durante el día.

“Si Dios quiere, la ayuda vendrá y todo saldrá bien”, dijo.

En un comunicado, People’s Gas dijo que la compañía ha estado ofreciendo a los clientes planes de pago más largos y flexibles que incluyen un pago inicial del 10%.

People’s Gas no había recibido fondos de la Municipalidad para cubrir las facturas pendientes de los clientes hasta la fecha.

Tom Domínguez, portavoz de ComEd, dijo que la compañía ha tratado de identificar a los clientes que podrían beneficiarse de los programas de asistencia administrados a través del estado y la Municipalidad. La compañía envió cartas a los clientes que califican para los programas de ayuda, y también ha tratado de orientar a los clientes hacia otras subvenciones de asistencia o planes de pago extendidos, dijo Domínguez.

El otoño pasado, la cantidad de clientes de ComEd que se inscribieron en planes de pago aumentó en un 98%, dijo Domínguez.

Otra mujer de La Villita dijo que le cortaron la electricidad días antes de que Únete recibieran un correo electrónico diciendo que su solicitud había sido aprobada para la asistencia de emergencia para la renta.

La mujer de 32 años, que pidió no ser identificada, dijo que se le cortó la luz durante aproximadamente una semana antes de recibir ayuda de organizaciones comunitarias que la ayudaron a liquidar el saldo de su cuenta.

Pasó parte de esa semana en la casa de un familiar buscando refugio de las temperaturas del verano, mientras que otras veces llevaba a su hija a un parque para refrescarse.

El Departamento de Vivienda finalmente envió fondos a ComEd para cubrir también la cuenta de la mujer, dijo Alexander.

Dijo que se sintió eufórica cuando se restableció la energía, encendiendo la unidad de aire acondicionado de la familia y cargando sus dispositivos electrónicos.

La mujer dijo que su familia, que incluye a dos hijas y su pareja, comenzó a tener problemas después de que su pareja perdió su trabajo en la fábrica cuando la pandemia de coronavirus provocara un cierre en todo el estado. Desde entonces, ha trabajado en la construcción cuando puede o ha aceptado trabajos ocasionales de sus vecinos, dijo.

“Gracias a Dios se pusieron en nuestro camino muchas personas que pueden ayudarnos y luchar por nuestros derechos”, dijo.

Contribuyendo: Associated Press

Los reportajes de Elvia Malagón sobre justicia social y desigualdad de ingresos es posible gracias a una subvención del Chicago Community Trust.