clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Gobierno mexicano demanda a fabricantes de armas estadounidenses

La demanda dice que las empresas saben que sus prácticas contribuyen al tráfico de armas a México y lo facilitan.

A man holds a sign calling for “No weapons” during a march for peace and against violence in Ciudad Juarez. “We are going to win the trial, and we are going to drastically reduce illicit arms trafficking to Mexico,” Foreign Minister Marcelo Ebrard says of a lawsuit filed by Mexico’s government against U.S. gun makers and distributors.
Un hombre sostiene un cartel que pide “No armas” durante una marcha por la paz y contra la violencia en Ciudad Juárez.
Herika Martinez | Getty

Read in English

El gobierno mexicano está demandando a los fabricantes y distribuidores de armas de Estados Unidos en un tribunal federal de los Estados Unidos, argumentando que sus prácticas comerciales negligentes e ilegales han desatado un tremendo derramamiento de sangre en México.

La demanda inusual, presentada en un tribunal federal de Boston, apunta a algunos de los nombres más importantes de la industria de las armas. Entre los demandados se encuentran Smith & Wesson Brands, Barret Firearms Manufacturing, Beretta U.S.A. Corp., Colt’s Manufacturing Company y Glock Inc.

Otro acusado es Interstate Arms, un mayorista del área de Boston que vende armas a distribuidores en todo Estados Unidos de todos, menos uno, de los fabricantes mencionados.

La demanda dice que las empresas saben que sus prácticas contribuyen al tráfico de armas a México y lo facilitan. Busca una compensación por los estragos que las armas han causado en México.

El gobierno mexicano “trae esta acción para poner fin al daño masivo que causan los acusados ​​al facilitar activamente el tráfico ilícito de sus armas a los cárteles de la droga y otros criminales en México”, dice la demanda, señalando que la gran mayoría de las armas recuperadas en escenas de crímenes en México fueron traficados desde los Estados Unidos.

“Vamos a ganar el juicio y vamos a reducir drásticamente el tráfico ilícito de armas a México”, dijo a la prensa el canciller Marcelo Ebrard.

La venta de armas de fuego está severamente restringida en México y controlada por el Departamento de Defensa. Pero los cárteles de la droga introducen de contrabando miles de armas en México.

El gobierno mexicano dice que los recientes fallos en los tribunales estadounidenses contribuyeron a su decisión de presentar la demanda. Citó una decisión en California que permitió que avanzara una demanda contra Smith & Wesson, una demanda reciente presentada contra Century Arms relacionada con un tiroteo en 2019 en Gilroy, California, y un acuerdo de $33 millones alcanzado por Remington con algunas de las familias cuyos hijos murieron en un tiroteo masivo en una escuela de Newtown, Connecticut.