clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Una niña de 4 años es baleada accidentalmente por otro niño

Es la niña más joven que muere a causa de la violencia con armas de fuego en Chicago este año.

Makalah McKay
Cortesía

Read in English

El jueves por la noche, la vida de una niña de 4 años se truncó trágicamente.

A Makalah McKay le encantaba pasar tiempo con su familia, especialmente con los hermanos quienes eran sus compañeros para jugar.

Pero Makalah fue baleada en el pecho en un aparente tiroteo accidental dentro de una casa en la cuadra 6400 al sur de Carpenter Street alrededor de las 6 p.m., según la Policía de Chicago.

Otro niño había encontrado el arma y disparó accidentalmente, impactando a Makalah, dijo la policía.

La llevaron al Hospital de Niños de Comer y la declararon muerta.

Es la niña más joven que muere a causa de la violencia con armas de fuego en Chicago este año, según datos del Chicago Sun-Times.

Fuera del hospital, la madre de Makalah y otros miembros de la familia se abrazaban mientras navegaban por obtener respuestas.

“Mi hermana me llamó gritando, y supe que era algo cuando me llamó llorando”, dijo la tía de Makalah, Mariah Roberts, al Sun-Times. “Y lo que salió de su boca fue, ‘Makalah recibió un disparo’”.

“Duele”, agregó Roberts, con los ojos llenos de lágrimas.

Después de hablar con la familia, el pastor Donavan Price le dijo al Sun-Times que Makalah estaba en la casa con su madre y otros niños, quienes dijo que ahora estaban bajo observación en el hospital. “Es tan desgarrador. Esta mamá aquí, sus entrañas están en pedazos en este momento”, dijo.

Roberts exigió justicia por la muerte de Makalah. “La gente necesita estar encerrada. Algo tiene que suceder”, dijo.

La policía dijo que detuvo a un hombre para interrogarlo, aunque no se han presentado cargos.

En lo que va de año, 234 menores han sido baleados, 37 de ellos mortalmente. Veintisiete de ellos tenían menos de 13 años, según datos del Sun-Times.