clock menu more-arrow no yes

Filed under:

El Distrito de Parques finalmente instalará aros de rescate en muelle de Rogers Park luego del ahogamiento de joven latino

Cuando Miguel Cisneros, de 19 años, se ahogó en el lago, no había aros de rescate en el muelle.

Michael Kelly, General Superintendent and CEO of the Chicago Parks District speaks at the ribbon cutting ceremony of the completion of the bridge replacement project at Irving Park Road in the North Center neighborhood, Friday morning, Sept. 10, 2021. Mark Capapas/Sun-Times
 El superintendente del Distrito de Parques de Chicago, Michael Kelly, habla en la ceremonia de corte de cinta el viernes para el proyecto de renovación del puente en Irving Park Road, en el barrio de North Center.
Mark Capapas/Sun-Times

Read in English

El Distrito de Parques de Chicago instalará aros de rescate o salvavidas en lugares con personal a lo largo de la orilla del lago y en el Muelle Pratt en Rogers Park—donde está prohibido nadar—para evitar que se repita el ahogamiento que mató a Miguel Cisneros de 19 años.

Cisneros, un remero de la secundaria St. Ignatius College Prep que pasó su primer año en la Universidad de Columbia tomando clases por internet, se ahogó el 22 de agosto tras saltar desde el Muelle Pratt en Rogers Park, donde no está permitido nadar.

En ese momento no había aros de rescate en el muelle. De hecho, el Distrito de Parques había retirado los aros de rescate que habían sido voluntariamente instalados por los residentes de Rogers Park.

El viernes, el superintendente del Distrito de Parques de Chicago, Mike Kelly, revocó esa decisión.

Anunció que los salvavidas se instalarán ahora en el Muelle Pratt y en lugares con personal a lo largo de la orilla del lago y en zonas controladas por el Distrito de Parques a lo largo del Río Chicago como parte de un plan de seguridad de seis puntos.

El plan también incluye el “acceso restringido” a través de la instalación de cercas; anuncios adicionales; la adición de las normas de natación a todos los formularios de registro electrónico; y la divulgación educativa que incluye enseñar a nadar a más niños al llegar a cuarto grado.

“Habrá un aro salvavidas en la playa de Pratt, que normalmente es un lugar con personal. También habrá un aro salvavidas en el muelle. No me gusta esta decisión. No puedo enfatizarlo lo suficiente, compañeros. Estamos en el negocio de la seguridad de la vida. Estamos en el negocio de enseñar a los niños a nadar. Cualquier cosa que dé una apariencia de comodidad a la hora de meterse en el agua donde dice ‘No nadar’ [anima a la gente a romper las reglas], pero lo vamos a hacer”, dijo Kelly.

“No estoy por encima de la Municipalidad. No estoy por encima de la ciudadanía... Tengo un ser querido que se salvó con un aro salvavidas hace años en el Río Chicago. Así que lo entiendo. No hace que mi trabajo sea más fácil como jefe del Distrito de Parques. Pero hay que tomar esta decisión. Habrá un salvavidas en el muelle. Habrá un salvavidas en la playa. Habrá salvavidas en todas las playas con personal”.

Bajo la crítica de los amigos y familiares de Cisneros, se le preguntó al superintendente si se arrepiente de su decisión de retirar los salvavidas instalados en el Muelle Pratt por los residentes de Rogers Park.

“No... No me arrepiento [de ello]. No me arrepiento. Creo que tomé la decisión correcta en ese entonces. Creo que estoy tomando la decisión correcta ahora”, dijo Kelly.

A la alcaldesa Lori Lightfoot se le hizo una pregunta similar después de unirse a Kelly para cortar la cinta del recién reconstruido puente de Irving Park Road sobre el brazo norte del Río Chicago.

“Lo que tenemos que hacer es centrarnos en cómo podemos avanzar. Los aros de rescate son importantes. Para mí, son como un apagafuegos. No quieres animar a la gente a que queme los edificios. Pero si hay una emergencia, lo tienes ahí (disponible). Los aros de rescate son lo mismo”, dijo la alcaldesa.

“Hay muchas corrientes en la orilla del lago. Parece tranquilo, pero sabemos que todos los años la gente tiene problemas con el lago. Así que tenemos que seguir educando a la gente sobre cómo disfrutar de este bello e increíble [lugar] que tenemos, pero hacerlo con seguridad. Añadir salvavidas va a ser importante. Pero tiene que ir acompañado de anuncios y la concienciación sobre el riesgo y los peligros inherentes del agua”.

Al igual que Kelly, Lightfoot expresó sus dudas sobre enviar mensajes contradictorios al instalar aros salvavidas en zonas en las que se supone que está prohibido nadar.

“El lago es precioso. No hay duda. Ciertamente nos llama en un día soleado como hoy. Pero el lago también es peligroso... La gente no debe correr riesgos innecesarios. Tengan cuidado”, dijo la alcaldesa.”.

“Y aunque creo que es absolutamente necesario ampliar la disponibilidad de los salvavidas, no [reemplazan] el sentido común y la inteligencia a la hora de relacionarse con los cuerpos de agua... La gente nada en el río. Pero hay retos y riesgos desconocidos bajo esas aguas. Lo mismo con el lago”.