clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Madre que le disparó fatalmente a su hijo mostraba comportamiento paranoico

El niño de 12 años, Kaden Ingram, murió por múltiples heridas de bala en la cabeza.

Kaden Ingram
A Kaden le encantaba el anime, los videojuegos y la historia, dijo su padre. | Cortesía

Read in English

La familia de Fallon Harris ya estaba preocupada por su salud mental, y la habían animado a recibir tratamiento, un consejo que la empleada de la Ciudad de Chicago finalmente escuchó el viernes, al reunirse con un terapeuta por primera vez.

Pero solo un día después, su familia se enteró de la profundidad de la desesperación de Harris. La mujer es ahora acusada de matar a su querido hijo de 12 años dentro de su casa en el lado extremo sur.

El niño, Kaden Ingram, murió por múltiples heridas de bala en la cabeza, según la Oficina del Médico Forense del Condado de Cook.

“No sabíamos que esto iba a suceder”, dijo Lavell Ingram, el esposo separado de Harris y padre del niño. “Le habíamos dicho que buscara ayuda. Supongo que finalmente tuvo su límite”.

Aunque separados, Ingram dijo que él y Harris se habían mantenido unidos por el bien de sus hijos. “Ella amaba [a Kaden] más que a nada en el mundo”, dijo Ingram, quien está tratando de entender los hechos y planificar el funeral de su hijo.

“Estoy perdiendo a un dios. Estoy perdiendo a un jovencito genio”, dijo sobre Kaden, a quien le gustaba la lucha libre profesional, el anime, los videojuegos y la historia. “Estoy perdiendo todo lo que tenía en este mundo. Todo.”

Kaden Ingram, who was shot and killed on Saturday, Sept. 11, 2021, loved anime, video games and history, his father said Sunday.
Kaden Ingram | Cortesía

Harris ahora enfrenta un cargo de asesinato en primer grado por el incidente en su casa en la cuadra 8000 al sur de Bennett Avenue, en South Chicago, según las autoridades. A la mujer de 37 años le negaron la libertad bajo fianza durante su comparecencia inicial ante la corte el domingo.

Durante la audiencia, el fiscal estatal adjunto del Condado de Cook, Eugene Wood, explicó que la reacción violenta de Harris comenzó alrededor de las 10:15 a.m. el sábado, cuando cuestionó a Kaden sobre el paradero de una tarjeta de memoria digital que había sacado de su vehículo la noche anterior.

Cuando Kaden no pudo presentar la tarjeta de memoria en el momento que su madre se la exigió a punta de pistola, le disparó, dijo Wood el domingo en la corte.

Una cámara de videovigilancia dentro de la casa capturó el audio de ese primer enfrentamiento y disparo.

Harris luego contestó una llamada por teléfono antes de volverle a exigir la tarjeta a Kaden, quien todavía estaba “consciente y llorando”, dijo Wood. Cuando dijo que no sabía dónde estaba, ella volvió a dispararle.

Ese segundo disparo, que causó que Kaden cayera en el piso de la cocina, fue capturado claramente en video, dijo Wood.

Harris luego admitió ante dos miembros de la familia que le había disparado a su hijo porque él no le devolvía la tarjeta de memoria, dijo Wood. Entonces ambos llamaron a la policía y al papá, quien se reunió con los oficiales en la casa.

Cuando abrió la puerta, Harris le confesó a los oficiales lo sucedido y los condujo a un revólver plateado, según Wood, quien agregó que ella tenía una licencia de porte oculto y dos armas.

Kaden fue llevado al Centro Médico de la Universidad de Chicago, donde fue declarado muerto, según Wood y la Oficina del Médico Forense del Condado de Cook. Murió por múltiples heridas de bala en la cabeza.

Police investigate Saturday after a boy was killed in the South Chicago neighborhood.
La policía investiga el sábado después de que un niño fuera asesinado en el vecindario de South Chicago.
Pat Nabong/Sun-Times

Varias horas después del tiroteo, los agentes entraban y salían de la casa de ladrillos, algunos con bolsas de evidencia. Más tarde llegaron familiares que lloraron, abrazándose entre ellos al cruzar la calle de la escena, pero se negaron a hablar con un reportero.

Wood reconoció directamente el estado mental de Harris, y señaló que los miembros de la familia informaron que ella había estado mostrando un “comportamiento paranoico” y se quejaba de que gente estaba tratando de hacerle daño.

Harris fue disruptiva y combativa al principio de la audiencia y luego lloró cuando se le dio la oportunidad de hablar. “¿Puedo hablar con mi mamá?” preguntó.

El abogado de Harris designado por la corte describió a su clienta como una residente de toda la vida del Condado de Cook que ha trabajado como empleada de la Municipalidad “desde hace algún tiempo”. Los registros muestran que está empleada por el Departamento de Transporte de Chicago a $45.90 la hora.

La jueza Mary Marubio finalmente ordenó que Harris fuera retenida sin fianza, como Wood lo había solicitado. Marubio también firmó una orden de atención médica que les permite evaluar a Harris. Su próxima cita en la corte estaba programada para el lunes.

Mientras tanto, Ingram dijo que teme que su esposa separada esté distanciada de la realidad.

“Ni siquiera creo que ella entienda lo que pasó”, dijo.