clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Hospitales suburbanos ven surgimiento de niños con casos graves de COVID

Aproximadamente la mitad de los pacientes hospitalizados durante el mes pasado tenían 5 años o menos.

Stephanie Baker comforts her child Noelle, 6, before getting the Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine in Hyde Park last fall. Experts are urging more youngsters to get vaccinated and boosted as the Omicron variant rages across Illinois.
Una mamá consuela a su hija Noelle Baker, de 6 años, antes de recibir la vacuna Pfizer-BioNTech en Hyde Park el otoño pasado. | Pat Nabong/Archivos Sun-Times

Read in English

A medida que la variante Omicron rompe récords de casos y hospitalizaciones de COVID-19 en Illinois, los médicos suburbanos dicen que están viendo más niños con casos graves de coronavirus que antes.

Los Advocate Children’s Hospital en Park Ridge y Oak Lawn han tenido hasta 38 niños admitidos con el virus esta semana, una cifra que se ha triplicado durante el mes pasado, dijeron el jueves los líderes de Advocate Aurora Health.

Aproximadamente una cuarta parte de los menores infectados han requerido cuidados intensivos, según el director médico del hospital, el Dr. Frank Belmonte. Es la mayor cantidad de niños que la red ha atendido por COVID desde que golpeó la pandemia, y Omicron presenta un nuevo conjunto de desafíos.

“Parece afectar a los niños menores de 5 años de una manera un poco diferente”, dijo Belmonte durante una conferencia web con los medios. “Estamos viendo más problemas de las vías respiratorias en la parte superior con esta variante en particular, por lo que los niños llegan con síntomas similares a los de la crup o bronquiolitis”.

A pesar de la idea común errónea de que los niños son menos propensos a los casos graves, siempre han sido vulnerables, especialmente los menores de 5 años que aún no son elegibles para las vacunas, y los médicos ahora están viendo un marcado aumento en los problemas respiratorios agudos “incluso en la infancia”, dijo la Dra. Nekaiya Jacobs, médica pediátrica de cuidados intensivos.

“Estamos comenzando a ver más y más pacientes de edad pediátrica que sufren complicaciones graves relacionadas con su infección inicial de COVID o síndromes posteriores a COVID”, dijo Jacobs. “Todavía hay mucho que aprender y ver. Simplemente no sabemos las implicaciones que podrían ocurrir en el futuro”.

Pero no hay dudas sobre cómo frenar la crisis, dicen los expertos: vacúnese y recupérese lo antes posible.

Alrededor del 94% de los pacientes pediátricos con COVID-19 de Advocate no han sido vacunados y muchos provienen de hogares donde nadie fue vacunado.

Aproximadamente la mitad de sus pacientes hospitalizados durante el mes pasado tenían 5 años o menos, lo que significa que la mayoría de ellos no tenían la edad suficiente para recibir una inyección que les salve la vida.

Eun Sem Kil, left, comforts her son Enzo Garcia, 6, center, after he received a dose of the Pfizer COVID-19 vaccine, at an Esperanza Health Centers site at 6057 S. Western in November.
Una mamá consuela a su hijo Enzo García, de 6 años, después de que recibió una dosis de la vacuna Pfizer en un sitio de Esperanza Health Centers en el 6057 S. Western en noviembre. | Tyler LaRiviere/Archivos Sun-Times

Ese es el mismo patrón de los pacientes con COVID-19 de todas las edades en Illinois, que estableció otro récord con 44,089 nuevos casos anunciados el jueves, según el Departamento de Salud Pública del estado. Eso es casi 12,000 casos más que el récord anterior establecido un día antes, y es más de lo que el estado registró durante todo junio y julio de este año.

Aproximadamente nueve de cada 10 nuevos pacientes hospitalizados con COVID-19 no están vacunados, dicen las autoridades. Casi una cuarta parte de los habitantes de Illinois de 5 años o más aún no ha recibido una vacuna.

Belmonte pidió a todos los residentes elegibles que se arremangaran las mangas, incluyendo los niños de 12 a 15 años que ahora son elegibles para las vacunas de refuerzo.

“Necesitamos reiniciar esas cosas que estábamos haciendo en marzo [de 2020], el distanciamiento social, la diligencia sobre el enmascaramiento, todo eso es muy importante para esta variante en particular”, añadió.