Wrigley Field celebra la ceremonia de naturalización de 656 nuevos ciudadanos

Estos emotivos actos, normalmente reservados a una sala del 25° piso del Dirksen Federal Building, en el centro, se han celebrado en diversos espacios alternativos durante la pandemia.

SHARE Wrigley Field celebra la ceremonia de naturalización de 656 nuevos ciudadanos
Eduardo Martinez was 25 when he came to the United States from Guatemala on a visa and got a job making salads at an Italian restaurant in Evanston. Now he’s an executive chef of a restaurant in Palos Heights. On Thursday he became a citizen during a naturalization ceremony at Wrigley Field along with 655 other new citizens.

Eduardo Martínez tenía 25 años cuando llegó a Estados Unidos desde Guatemala.

Pat Nabong/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Cuando Sergiu Doloscan pensaba en Estados Unidos cuando era un niño en Moldavia, se imaginaba las imágenes de su película favorita: “Terminator”.

Con tiempo, la idea de un ciborg asesino que viaja por el tiempo fue sustituida por otros dos conceptos: la libertad y la democracia.

“Eran cosas que no teníamos”, dijo Doloscan, de 37 años, el jueves en el estadio Wrigley Field, donde se convirtió en ciudadano estadounidense junto con otras 655 personas de más de 90 países.

Fue la mayor ceremonia de naturalización celebrada por la Corte Federal de Distrito del Norte de Illinois.

“Hoy me siento muy, muy bien”, dijo Doloscan, un camionero que llegó a Estados Unidos hace seis años. Ahora vive en Huntley con su esposa y sus dos hijos.

Jesús Escontrias, de 51 años, originario de Durango, México, llegó a Estados Unidos hace 35 años.

Image_from_iOS__11_.jpg

Jesús Escontrias, de 51 años.

Pat Nabong/Sun-Times

“Vine aquí para tener una vida mejor. Un todo mejor”, dijo Escontrias, que vive en Woodstock y trabaja en una fábrica de fundición. “Esta es la conclusión de eso”.

Eduardo Martínez tenía 25 años cuando llegó a Estados Unidos desde Guatemala con una visa y consiguió un trabajo haciendo ensaladas en un restaurante italiano de Evanston.

“En aquel momento, Estados Unidos me daba la idea de que se puede ganar dinero o encontrarlo en cualquier sitio, lo cual no es cierto. Tienes que trabajar para conseguirlo”, dijo Martínez, de 46 años, que ahora es el chef ejecutivo de un restaurante en Palos Heights.

A pesar de haber vivido en Estados Unidos durante más de dos décadas, Martínez dijo que la ciudadanía puso un “sello oficial” a su sueño americano.

“Para celebrarlo, voy a salir a comer con mi familia y a registrarme para votar”, dijo.

La ceremonia del jueves fue la segunda celebrada en Wrigley. La primera se celebró el año pasado y dio lugar a 172 nuevos ciudadanos.

Estos emotivos actos, normalmente reservados a una sala del 25° piso del Dirksen Federal Building, en el centro, se han celebrado en diversos espacios alternativos durante la pandemia. Otros lugares han sido el Jardín Botánico de Chicago y el Teatro Auditorium.

“Reunimos dos cosas que no podrían ser más americanas: el béisbol y la acogida de nuevos ciudadanos a nuestro país”, dijo Mike Lufrano, vicepresidente ejecutivo de asuntos comunitarios de los Cubs, a los nuevos ciudadanos durante la ceremonia de 45 minutos.

Cada uno de los candidatos repitió un juramento leído por la jueza federal Virginia M. Kendall, en el que juran renunciar a su lealtad a cualquier “príncipe, potentado, estado o soberanía” extranjeros.

Obreros pintores se detenían a observar de vez en cuando la ceremonia mientras aplicaban una nueva capa de pintura verde a las gradas del estadio.

Linda Ekendahl creció en Suecia leyendo “Sweet Valley High”, una serie de novelas para jóvenes adultos sobre adolescentes estadounidenses, y quedó encantada con la idea de ser cheerleader.

Cuando se trasladó a Estados Unidos en la secundaria con su familia, su sueño se hizo realidad.

Llegó a ser cheerleader en la Universidad de Connecticut y ahora vive en Park Ridge.

“Ahora que soy ciudadana puedo votar y postularme. ¡Cuidado!”, bromeó Ekendahl.

El estadio de béisbol se convirtió brevemente en la sala del tribunal federal más grande del país para proporcionar el escenario adecuado para la ceremonia.

El sello del tribunal federal de distrito—un águila que sostiene un escudo rojo, blanco y azul—se proyectó en la pantalla de vídeo gigante en el campo izquierdo.

La palabra “bienvenido” en docenas de idiomas aparecía en la pantalla de vídeo en el campo derecho.

Image_from_iOS__12_.jpg

Un total de 656 personas se convirtieron en nuevos ciudadanos de Estados Unidos durante una ceremonia de naturalización celebrada el jueves en el Wrigley Field.

Pat Nabong/Sun-Times

La jueza principal Rebecca R. Pallmeyer, fanática de los Cubs, puso en marcha la idea de celebrar una ceremonia especial de naturalización en un estadio deportivo de Chicago después de tomar las riendas del tribunal federal de Chicago en 2019.

“Sé que a la familia Ricketts le encantaría que todos ustedes se convirtieran en devotos fanáticos de los Cubs, pero permítanme recordarles que, para apreciar el Wrigley Field, no es necesario respaldar a un solo equipo de béisbol, ni se requiere que abandonen su equipo de fútbol favorito”, dijo Pallmeyer el jueves.

Los Cubs proporcionaron gorras de los Cubs a todos los nuevos ciudadanos, que se sentaron detrás del banquillo de los Cubs a lo largo de la línea de tercera base durante la ceremonia.

The Latest
Triston McKenzie strikes out 14, Guardians score 4 in seventh in 5-2 win
The shooting happened about 6 p.m. in the 3300 block of West Flournoy Street.
In Game 1 of the best-of-three first-round series, Dolson hurt the Sky the way she used to help them win. She finished with 13 points and went 3-for-4 from behind the arc.
The Sky are the No. 2 seed and have the deepest roster in the league. They shouldn’t be in this situation, given the sacrifices and upgrades they made last offseason. Yet here they are, a game away from it all ending.
Danny Golden was released a month after the Beverly shooting that left him paralyzed. He was greeted by cheers from dozens of supporters and loved ones.