clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Gimnasios y salones de belleza intentan mantenerse abiertos

Al igual que los gimnasios, las peluquerías y los salones de belleza recibieron la orden de limitar los servicios que pueden ofrecer.

Jun Phan (left), a student at EKF Martial Arts spars with owner and head coach Tony Marquez during a boxing class in June. While group classes are no longer offered under new statewide restrictions, one-on-one classes are still allowed in gyms. Tyler LaRiviere/Sun-Times

Read in English

Con los museos y los casinos cerrados al público hasta nuevo aviso, el gobernador J.B. Pritzker anunció que se impondrían una serie de nuevas restricciones en los espacios públicos en un esfuerzo por frenar la propagación del coronavirus.

Las tiendas corporativas deben limitar su capacidad al 25%, por debajo del 50% de la capacidad que todavía se permite en los supermercados y las farmacias.

La admisión a los gimnasios también se está reduciendo. No se permiten más clases en grupo en los interiores, las máscarillas son obligatorias y la capacidad también está limitada al 25%. Es un equilibrio difícil, dicen algunos propietarios de gimnasios.

“Entendemos que somos parte de un sistema más grande. Necesitamos mantener a todos a salvo”, dijo Tony Márquez, propietario de EFK Martial Arts en Edgewater. “Hay pautas que estamos tratando de seguir lo mejor que podemos, de la ciudad y el estado, pero hace que sea muy difícil llegar a fin de mes”.

Márquez dijo que su gimnasio generalmente atiende cientos de clientes, pero la pandemia tiene a muchos evitando hacer ejercicio en un espacio compartido. Eso ha impactado a su personal “de arriba a abajo”.

“No somos Amazon. No somos Google ”, agregó Márquez. “No somos una empresa gigante que puede aguantar un golpe o que puede aprovechar la pandemia para hacer negocio. Somos una pequeña empresa y es muy difícil”.

Al igual que los gimnasios, las peluquerías y los salones de belleza recibieron la orden de limitar los servicios que pueden ofrecer. Por el momento, los cortes de barba y el afeitado están fuera del menú. Pero algunas tiendas, como Esquire Barber Shop en Andersonville, nunca volvieron a ofrecer esos servicios cuando reabrieron en junio después de la orden de Pritzker para quedarse en casa.

Tara Williams ha trabajado en Esquire 12 años y dijo que tanto el personal como los clientes se han adaptado en gran parte a las medidas de seguridad que ya estaban en vigor antes de las últimas órdenes estatales.

La base de clientes de la tienda se ha mantenido estable y los clientes tienen pocos problemas para hacer reservaciones por internet y esperar afuera hasta que sea su turno.

“Todos nos ajustamos y nos acostumbramos”, dijo Williams.

El viernes, los funcionarios de salud estatales anunciaron que otros 126 residentes de Illinois habían muerto a causa del virus y se registraron 13,012 nuevos casos de coronavirus en el estado durante las 24 horas anteriores.

Desde que comenzó la pandemia, más de 11,000 residentes de Illinois han muerto a causa del virus, y el estado ha registrado más de 600,000 casos.