clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Ernesto Guzmán, de 12 años, es el más joven de los fallecidos por coronavirus en Chicago y el condado

El niño falleció como resultado de una infección por COVID-19.

Ernesto Guzmán, de Gage Park, en el sur de Chicago, murió a las 12:18 a.m.en el Christ Medical Center de Oak Lawn.
Cortesía

Read in English

Un niño de 12 años que murió la madrugada de este jueves es el paciente más joven en morir por una infección COVID-19 en el condado de Cook del cual se tenga conocimiento, según la oficina del médico forense del condado de Cook.

Ernesto Guzmán, de Gage Park, en el sur de Chicago, murió a las 12:18 a.m.en el Christ Medical Center de Oak Lawn, según la portavoz del condado de Cook, Natalia Derevyanny.

Murió a causa de una neumonía provocada por la infección del COVID-19, combinada con asma, apnea del sueño y la enfermedad de Charcot-Marie Tooth, como factores contribuyentes, dijo Derevyanny.

El Charcot-Marie Tooth es un trastorno neuromuscular hereditario (que afecta los nervios que se encuentran por fuera del cerebro y la columna), marcado por debilidad y pérdida de la masa muscular en piernas, manos y pies, según la Asociación Estadounidense de Medicina (AMA, por sus siglas en inglés).

A los 12 años, el niño era siete años menor que la anterior víctima más joven fallecida a causa de COVID-19 en el condado. En aquel entonces se trató de un joven de 19 años, del suburbio sureño de Riverdale, que murió el 10 de abril por insuficiencia respiratoria provocada a causa de una infección por COVID-19, confirmó el forense.

El condado de Cook también registró a dos jóvenes de 20 años que murieron a causa del coronavirus: uno en Park Forest que murió el 25 de abril y otro en West Rogers Park que murió el 14 de abril. Al menos otras 13 personas que rondaban los 20 años han muerto por COVID-19 en el condado de Cook.

A finales de marzo, las autoridades de salud de Illinois dijeron que un bebé de Chicago murió después de dar positivo por COVID-19 tratándose de la víctima de menor edad en Estados Unidos. Aunque cuando murió tenía el virus, se aclaró que se necesitaban más pruebas para confirmar su causa de muerte.

Los resultados de la autopsia de ese bebé de 9 meses, del South Loop, aún están pendientes, dijo Derevyanny este jueves. Para dar un informe oficial la oficina forense espera todavía los resultados de una muestra que el Centro para el Control de Enfermedades aún está probando, informó Derevyanny.

El jueves la oficina forense anunció que el miércoles hubieron otras 126 muertes por COVID-19, elevando el recuento total de muertes en el condado a 2,756.

La cifra de muertos en Illinois es de 3.792, confirmaron el miércoles funcionarios de salud estatales.