clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Lightfoot: el violento ‘baño de sangre’ del fin de semana festivo fue un ‘fracaso’ del nuevo jefe de policía

“La gente está inquieta tras semanas de encierro”, respondió el superintendente de la policía de Chicago David Brown.

El superintendente de policía David Brown.
AP

Read in English

La alcaldesa Lori Lightfoot criticó el martes la violencia “fuera de control” registrada durante el fin de semana del Memorial Day, que terminó siendo, según ella, un “baño de sangre”, y responsabilizó personalmente a David Brown, su nuevo superintendente del Departamento de Policía de Chicago (CPD).

“Tenemos que hacerlo mejor. No podemos tener fines de semana de verano convertidos en un baño de sangre. La violencia de este fin de semana estuvo fuera de control”, dijo Lightfoot.

“Aunque sé que hubo mucha energía y coordinación entre una variedad de grupos, lo que le dije al superintendente esta mañana fue: ‘Esto es un fracaso. Cualquiera que haya sido la estrategia, no funcionó’”.

Horas antes de la conferencia de prensa de la alcaldesa, Brown culpó al estrés e irritabilidad, provocados por la orden estatal de quedarse en casa, del sangriento fin de semana festivo que tradicionalmente marca el inicio del verano.

“La orden de quedarse en casa ha servido poco para evitar la violencia, particularmente en los lados oeste y sur de Chicago”, dijo Brown el martes. “Estos incidentes involucraron principalmente disputas entre pandillas rivales así como enfrentamientos relacionados con la venta ilegal de drogas”.

La policía emitió unas 300 órdenes de dispersión de multitudes por cada día del fin de semana festivo, confirmó Brown. Las reuniones, dijo, aumenta el riesgo de transmisión del virus, así como el riesgo de lesiones o muertes en caso de que haya disparos en áreas congestionadas.

“Los efectos del coronavirus también van más allá de las hospitalizaciones. La gente se siente inquieta después de estar encerrada durante semanas”, dijo Brown.

En cuanto a la fuerte crítica de Lightfoot, el portavoz del CPD, Tom Ahern, respondió: “Como subrayó el superintendente Brown, la violencia que vimos este fin de semana es inaceptable. Con lo que aprendimos el pasado fin de semana ajustaremos la manera en que la policía despliega sus recursos”.

En su conferencia de prensa matutina, Brown reconoció un recorte en los turnos de horas extras de los oficiales que trabajaron patrullando calles durante el fin de semana de Memorial Day. Normalmente, ese número es de más de 1,000. En cambio, dijo “tuvimos a cientos de ellos que se dedicaron [a la patrulla callejera de fin de semana] que se coordinaron un poco mejor”.

En su conferencia de prensa de la tarde, Lightfoot culpó a los policías inconformes y molestos por el recorte en horas extras de ser quienes difundieran el falso rumor de que había 1,000 policías menos en la calle. Pero también contradijo a Brown asegurando: “De hecho había más oficiales en la calle este fin de semana” que en los mismos feriados de años anteriores.

Sin embargo, Brown fundamentó una victoria en la lucha contra el crimen: dijo que durante el fin de semana se recuperaron 216 armas, 68 más que el año pasado y hubo 86 personas arrestadas por delitos con armas de fuego.

“Este fue un fin de semana desafiante, pero no estamos conmocionados. No vamos a renunciar a nuestra ciudad. Nuestros oficiales son hombres y mujeres valientes, valientes y dedicados que arriesgan sus vidas tanto al exponerse a COVID como al enfrentarse a delincuentes violentos”, dijo Brown.

Dijo que más oficiales estarán en las calles durante los fines de semana de verano, incluso en lugares destacados como en estaciones de CTA y a lo largo de la orilla del lago.

El jefe de operaciones, Fred Waller, dijo que la policía está implementando una estrategia que ubicará este verano a los policías en lugares muy visibles de las principales calles de la ciudad .

“La idea es que los delincuentes vean vehículos de la policía cuando entren en un área residencial y lo piensen dos veces”, dijo Waller. “Si los delincuentes cometen un crimen nuestros oficiales estarán allí esperándolos cuando intenten huir”.

La brutal crítica de Lightfoot a la estrategia de Brown durante el fin de semana del Memorial Day marcó su primer señalamiento público a un error de su superintendente, quien fue cuidadosamente seleccionado desde que el retirado jefe de la policía de Dallas fuera contratado.

Brown fue la primera elección de Lightfoot desde el momento en que despidió al ex Superintendente Eddie Johnson. La manera en que Brown maneje los problemas complejos de violencia en Chicago, que incluyen a las pandillas y al uso de armas, así como la forma en que trate de recuperar la confianza de los ciudadanos en la policía, sobre todo entre la comunidad afroamericana destrozada por el tiroteo policial a Laquan McDonald, contribuirá en gran medida a determinar si la alcaldesa es reelegida.

Después de destrozar la actuación de Brown durante el fin de semana festivo, la alcaldesa trató de darle un poco de apoyo al nuevo superintendente.

Ella reiteró que la “infraestructura” policial de las cortes, las cárceles y los fiscales se esfumó durante la pandemia, dejando al Departamento de Policía de Chicago “solo” en su lucha contra el crimen.

“Los agentes federales ... han estado al margen durante semanas. Eso es un problema. Tenemos cortes que realmente no toman muchos casos criminales. Eso es un problema. Tenemos las cárceles que están efectivamente cerradas para personas nuevas. Así que tenemos oficiales que arriesgan la vida y arrestan a personas que son absolutas generadoras de violencia que entran y salen en 24 o 48 horas, en un sistema judicial giratorio”, dijo la Alcaldesa.

“No existen antecedentes a lo que estamos enfrentando ahora, respecto a la seguridad pública... La única forma en que comenzaremos a... reducir los números... es si todas las otras partes del sistema vuelven a estar alineadas. No podemos hacer esto solos únicamente con los recursos del Departamento de Policía de Chicago... Estamos viendo un aumento que es absolutamente desafortunado e inaceptable. Pero no es sorprendente, dado que el sistema no está operando completamente”.

Lightfoot también calificó como “totalmente falsa” la afirmación del canal de Twitter, Chance the Rapper, de que la policía de Chicago ha sido más agresiva al hacer cumplir la orden de quedarse en casa en los vecindarios afroamericanos que en los vecindarios mayoritariamente blancos.

“Entiendo que la gente tenga esa preocupación. Pero es falso “, dijo la alcaldesa.

Lightfoot dijo que comienza su día mirando dos cifras fundamentales: los casos de violencia nocturna y las órdenes de dispersión policial.

“Les puedo decir, según las estadísticas que hemos estado teniendo durante semanas, esas órdenes de dispersión están ocurriendo en toda la ciudad. Sí, también en zonas blancas, en zonas latinas, en las zonas ricas de la ciudad”, dijo.

“¿Por qué los medios no informan sobre eso con el mismo interés? Bueno, creo que probablemente hay algunas respuestas. Pero la realidad es que el Departamento de Policía de Chicago está activo y comprometido en toda la ciudad y lo hace con la mirada puesta en la equidad. Y no permitiría que se haga de otra manera como la alcaldesa de esta ciudad”.