clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Bares y cantinas pueden reabrir el miércoles para dar servicio al aire libre

Al igual que los restaurantes, se limitarán a ofrecer servicio al aire libre en mesas que deben permanecer a seis pies de distancia.

Scott Olson/Getty Images

Read in English

Bajo críticas por haber tratado a bares y cervecerías de una manera diferente que a los restaurantes, la alcaldesa Lori Lightfoot anunció que “bares, salones, cantinas y cervecerías” que no sirven comida pueden reabrir este miércoles. Pero al igual que los restaurantes, se limitarán a ofrecer servicio al aire libre en mesas que deben permanecer a seis pies de distancia, con un límite de seis personas por mesa.

El tiempo de permanencia en los establecimientos que solo venden bebidas tendrán un límite de dos horas por mesa. La venta de alcohol para consumo en el lugar debe finalizar a las 11 p.m. Las entregas a domicilio deben finalizar a las 9 p.m., según las nuevas reglas.

Dado el poco tiempo con que se hizo el anuncio, algunos propietarios de bares y cervecerías dijeron que no estarán listos para comenzar a dar servicio el miércoles.

John Laffler, cofundador de Off Color Brewing, que opera la taberna The Mousetrap en el lado norte de la ciudad, anticipó que su establecimiento no abrirá hasta la próxima semana.

“Todos somos increíblemente cautelosos acerca de reabrir e invitar a nuestros clientes a regresar”, señaló. “Creo que todos deberían serlo”.

Y mientras Laffler dijo que el concejal Walter Burnett (distrito 27) ha apoyado a los negocios en medio del cierre, dijo que ha sido difícil comunicarse con funcionarios de la oficina de Lightfoot en las últimas semanas.

“Hemos estado tratando de convencer a la alcaldesa de que nos dé luz verde para seguir adelante y volver a abrir afuera para hacer lo mismo que todos los otros restaurantes y tabernas”, dijo. “Pero hasta ahora no habíamos tenido noticias de ella”.

En cuanto al límite de dos horas, Laffler señaló que The Mousetrap utilizará un sistema de reservas para “hacer cumplir estrictamente” esa regla, que permitirá que su personal desinfecte completamente las mesas cuando se desocupe una mesa y antes de que sea ocupada nuevamente

Laffler dijo que los clientes deberán también reservar bebidas al hacer una reservación, una acción que reconoció “no es lo ideal”.

“Parte del buen servicio es ser buenos anfitriones; pero para nosotros ser el mejor anfitrión es asegurarnos de que las personas no se enfermen y se mueran”, dijo. “Las cosas tendrán que verse diferentes a como eran antes”.

“Antes” se refiere al tiempo anterior a la emisión de las órdenes estatales y locales de quedarse en el hogar, que siguieron el 26 de marzo a la decisión de Lightfoot de cerrar el paseo a la orilla del lago y a todos sus parques, senderos y playas porque no se podía confiar en que los habitantes de Chicago mantuvieran la distancia social correspondiente.

La orilla del lago, uno de los recursos más emblemáticos y atesorados de Chicago, había permanecido cerrado incluso cuando el resto de Chicago, incluido Riverwalk en el centro, habían comenzado a reabrir gradualmente.

Cada día espectacular con clima cálido la presión sobre la alcaldesa crecía para que aflojara su “puño de acero”.

Pero ella dijo que necesitaba encontrar una manera en que, como lo expresó, “pudiera poner énfasis en aquella persona que simplemente no presta atención. ¿Qué hacemos para mantener a esa persona segura y minimizar el riesgo que representará para otras personas?”.

El lunes Lightfoot usó su página de Facebook para hacer el anuncio que corredores y ciclistas de Chicago habían estado esperado.

“Estoy emocionada de compartir nuevas noticias... ¡Nuestro sendero del lago volverá a abrir el 22 de junio para hacer ejercicio y caminar!” En un comunicado de prensa posterior Lightfoot señaló que el sendero de 18 millas estaría abierto al este de Lake Shore Drive, pero solo de 6 a.m. a 7 p.m. “No se permitirán otras actividades recreativas”.

Eso significa que las personas que usan el Lakefront Trail deben cumplir con una estrategia de “mantenerse en movimiento” lo que significa que “sólo se permite caminar, correr, andar en bicicleta y patinar”.

Hasta nuevo aviso, aquellas “actividades que implican quedarse fijos en un lugar” como las clases de gimnasia, las carnes asadas, los picnics y el tomar el sol, no están permitidas. También permanecerán cerrados las parques infantiles, las piscinas, playas, canchas de básquetbol, canchas de tenis y equipos para hacer ejercicio.

Para controlar el volumen de usuarios, casi la mitad de los puntos de acceso, incluidos puentes, túneles y calles, permanecerán cerrados.

Las nuevas reglas serán aplicadas por la seguridad del Distrito de Parques de Chicago y los oficiales de policía de Chicago que trabajan en cooperación con la Oficina de Manejo de Emergencias.

Las señales instaladas a lo largo del sendero educarán a los corredores, caminantes, ciclistas y patinadores sobre las nuevas reglas. Los “embajadores de distanciamiento social” estacionados a lo largo del camino gestionarán el flujo del tráfico, recordando a los usuarios que se mantengan en movimiento y que usen máscaras faciales todo momento.

Greg Hipp, director ejecutivo de la Asociación de Corredores del Área de Chicago, que tiene 10,000 miembros, sugirió que la ciudad siguiera el ejemplo de Seattle con un plan para “seguir moviéndose” entre 5 a.m. y 10 a.m.

“Inicialmente habíamos propuesto horarios más cortos, pero nos alegra que el Distrito de Parques y la Municipalidad sintieran que podrían tener los recursos necesarios con los embajadores de la distancia social para mantener el camino abierto durante más horas”, dijo Hipp el lunes.