clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Niña de 10 años fue asesinada por una bala perdida mientras miraba televisión

Lena Nuñez fue asesinada mientras estaba dentro de un departamento en Logan Square. La describen como “una dulce niña llena de alegría, esperanzas y sueños”.

Manny Ramos/Sun-Times

Read in English

Lena Nuñez estaba viendo televisión con su hermano el sábado por la noche en el departamento de su abuela en Logan Square, cuando ocurrió la tragedia.

Una bala perdida que atravesó una ventana de la casa ubicada en el 3500 West Dickens impactó la cabeza de la niña, según el Departamento de Policía de Chicago y la Oficina del Forense del Condado de Cook. En cuestión de horas, Lena fue declarada muerta en el Hospital Stroger.

Sólo tenía 10 años.

El lunes por la noche, cientos de personas salieron a la calle frente a la casa de Lena, donde con velas y flores recordaban a una niña que se fue demasiado pronto. Familiares y amigos lloraron abiertamente; sus gemidos resonaban en la calle mientras agachaban sus cabezas en señal de resignación.

En un momento, un rayo atravesó las nubes. Segundos después, el rugido del trueno sorprendió a la gente. Un hombre gritó: “¡Dios no necesita un micrófono!”

“Esto me ha conmovido; ya no podemos aceptar que asesinen a nuestros hijos en nuestras calles”, dijo Robert Torres, cofundador de la organización Parents for Peace and Justice. “Estos son bebés que no tuvieron la oportunidad de crecer, así que creo que todos estamos sufriendo, como ciudad y como comunidad”.

La vigilia, organizada por la Comisionada del distrito 26, Angee González Rodríguez y la familia de Lena, fue emotiva, ya que la gente buscaba algo de consuelo en el evangelio. Muchos pastores de toda la comunidad llegaron a ofrecer su respeto y predicar por la paz.

“Todos queremos justicia. Ruego por la paz sobre la familia que está de luto por esta pérdida”, dijo David Marrero, pastor de New Life Covenant Humboldt Park. “Podría haber muchas razones sobre por qué está ocurriendo la violencia. La gente podría señalar a la pobreza, la gente puede señalar a las drogas, la gente puede señalar a cualquier otra cosa, pero esto se reduce a la condición del corazón de las personas.

“Y rezo para que haya un cambio en los corazones de muchas personas”.

El concejal Gilbert Villegas (distrito 36) mostró su respeto a la familia y convocó a la gente a hablar si saben algo del crimen. Aunque el tiroteo no tuvo lugar en su barrio, dijo que era imperativo que mostrara su apoyo y condenara a los que él llama “terroristas urbanos”.

“Todos los fines de semana, 50, 60, 70 personas heridas. Bebés asesinados, ¿para qué? No eres dueño de esta calle”, dijo Villegas.

Villegas instó a la gente a dar información y, si tienen miedo, él trabajaría para protegerlos. Dijo que está trabajando para introducir algún tipo de “ordenanza de protección de testigos” que proteja a las personas que temen a las represalias.

Geovanny Núñez, un miembro de la familia que lanzó una campaña de GoFundMe para cubrir los costos del funeral, la describió como “una dulce niña llena de alegría, esperanzas y sueños”.

“Su muerte prematura ha roto los corazones de muchos”, escribió Geovanny, describiendo el dolor de la familia de la niña, de sus padres y de su hermano, que estaba allí cuando la impactó el disparo mortal.

“Ningún padre debería tener que enterrar a su hijo”, agregó Geovanny. “¡Esa no es la forma en que esto debiera ocurrir!”

Sin embargo, Lena se encuentra entre un número creciente de niños pequeños que recientemente han sido víctimas de la violencia armada durante el verano en Chicago. Dos niños, de 1 y 3 años, también fueron asesinados a tiros en los últimos dos fines de semana.

Durante una conferencia de prensa el lunes, el jefe de detectives del Departamento de Policía de Chicago, Brendan Deenihan, dijo que el disparo que impactó a Lena habría sido hecho por un miembro de una pandilla que apuntó a sus rivales desde casi una calle de distancia. Deenihan agregó que los detectives han identificado a un “vehículo sospechoso”, aunque no se han realizado arrestos tras el tiroteo.

Con los miembros de su familia “devastados” por la tragedia y ya tambaleándose financieramente a raíz de la pandemia de COVID-19, Geovanny comenzó el domingo la campaña de crowdfunding para recaudar $35,000 para pagar los gastos del entierro y entierro de Lena.

Para el lunes por la noche, poco antes de que se programara una vigilia frente al departamento donde fue asesinada Lena, casi 900 personas ya habían recolectado un total de $36,480.