clock menu more-arrow no yes

Filed under:

El gobernador advierte a las aseguradoras que aceleren el pago de reclamos a los negocios dañados en los saqueos

“En resumen, las aseguradoras deben hacer lo correcto y hacerlo rápido.”

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Read in English

El lunes, el gobernador J.B. Pritzker le pidió a las aseguradoras acelerar el pago de reclamos de pequeños negocios afectados durante los saqueos y advirtió que tomaría medidas contra aquellas empresas que no “hagan lo correcto”.

Enfatizando un boletín del Departamento de Seguros de Illinois que se envió a las aseguradoras, el gobernador demócrata dijo que no dudará en “responsabilizar a quienes hagan mal las cosas”.

Eso significaría multas y la suspensión de licencias de ventas de seguros, dependiendo de la gravedad de la situación, dijo Robert Muriel, director del departamento.

“Las compañías de seguros deben hacer todo lo que esté a su alcance y están obligadas a dar los fondos a sus clientes”, dijo Pritzker. “Necesitan reconstruir y volver a levantarse lo más pronto posible. La ayuda no puede esperar”.

“En resumen, las aseguradoras deben hacer lo correcto y hacerlo rápido con toda la intención de ayudar a los dueños de negocios a ponerse de pie y reabrir lo antes posible”, dijo el gobernador. “El Departamento de Seguros prestará mucha atención a cualquier informe de compañías de seguros que no respeten sus políticas o se interpongan en el proceso de la reconstrucción de nuestras comunidades de negocios. No dudaré en responsabilizar a los malos actores (de esa industria)”.

El estado todavía está navegando tras el saqueo generalizado y los actos de vandalismo ocurridos después del asesinato de George Floyd a manos de un policía de Minneapolis. Pese a las cientos de protestas pacíficas en todo el estado, algunos salieron a las calles para dañar a los negocios que ya estaban luchando por reabrir en medio de la pandemia por el COVID-19.

“También hubo quienes trataron de tapar las voces pacíficas y el impacto de este momento, saqueando, quemando y dañando pequeños negocios y propiedades públicas y privadas, especialmente en las comunidades de color”, dijo Pritzker. “El dolor que sienten muchos se vio ampliado por la devastación económica mundial que ha provocado la pandemia de COVID-19 a nuestras pequeñas empresas”.

El boletín solicita que las aseguradoras manejen los reclamos consistentes con la misma categorización de un “evento catastrófico”. Eso requeriría que las aseguradoras agilicen el manejo de reclamos, los pagos anticipados y traten a los asegurados de manera justa “sin importar el tamaño del negocio”.

También se les pide a las aseguradoras que inicien una moratoria sobre la cancelación o no renovación de los asegurados afectados por un período de 60 días. Y las aseguradoras “deben ponerse del lado del asegurado al pagar reclamos como resultado de disturbios, conmoción civil o vandalismo”, se lee en el boletín.

Z Couture, un negocio del lado sur dirigido por madre e hija, mantiene aún las ventanas rotas, su caja registradora robada e incluso hasta maniquíes dañados.

“Nuestros corazones se rompieron cuando vimos el daño y el vandalismo contra nuestra tienda”, dijo su propietaria, Felicia Goodwin. “Rompieron ventanas, se llevaron toda nuestra ropa, dañaron bastidores, desnudaron y dañaron nuestros maniquíes. Encontramos la caja registradora en la calle. Nos quitaron todo”.

“Por favor, compañías de seguros, vengan y ayuden para que podamos reabrir las puertas”, dijo Goodwin junto a Pritzker. “Ésta es una emergencia para nosotros y muchos pequeñs negocios”.

La Asociación de Seguros de Illinois, una asociación comercial estatal que reúne a las compañías que venden seguros contra accidentes a la propiedad, dijo el lunes que están “comprometidos a cubrir las promesas hechas en sus contratos de seguro y resolver los reclamos lo más rápido posible”.

Pero el grupo advirtió que el proceso de reclamo va “paso a paso”, ya que las aseguradoras tienen que recopilar información, revisar y hacer una investigación.

La asociación recomienda a los dueños de negocios afectados por los saques tener el archivo de su denuncia policial, contactar a su agente de seguros lo antes posible, tomar fotos y videos del daño, hacer reparaciones temporales para proteger la propiedad de daños mayores y revisar su contrato de seguro. También se requiere un inventario de lo que ha sido dañado o destruido.

Las empresas pueden llamar a una línea directa para asegurados en Illinois: 1-800-444-3338 para obtener ayuda y respuestas a todas las preguntas relacionadas con su seguro.

“Los dueños de pequeñas empresas son hábiles, ingeniosos, creativos y emplean a miles de trabajadores en todo el estado. Los miembros de la Asociación de Seguros de Illinois reconocen y valoran a estos defensores de sus comunidades y están listos para pagar los reclamos de la manera más eficiente posible, de acuerdo a los términos establecidos en los contratos de seguro”, dijo el grupo en un comunicado.