Hubo récord de quejas contra policías de Chicago durante las protestas por la muerte de George Floyd

“Creo que es evidente que hubo un nivel de brutalidad [policial] que la gente experimentó a un nivel histórico y alarmante”, dijo Aislinn Pulley, fundadora de Black Lives Matter Chicago.

SHARE Hubo récord de quejas contra policías de Chicago durante las protestas por la muerte de George Floyd
Chicago_protest_Floyd_Tyler.0.jpg

Tyler LaRiviere/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Las quejas contra los agentes de policía de Chicago aumentaron a un nivel récord el mes pasado, en medio de manifestaciones en toda la ciudad por el asesinato de George Floyd. Eso incluye las 100 quejas registradas durante un solo día, según cifras oficiales de la Municipalidad.

Se presentaron más de 900 quejas contra oficiales entre el 26 de mayo, fecha de la primera protesta después del asesinato de Floyd a manos de un oficial de policía en Minnesota, y el 29 de junio, el último día del que se disponen registros.

Solo el 4 de junio, la Municipalidad reportó 99 quejas contra oficiales, la cantidad más alta recibida en un solo día en los últimos 13 años, de acuerdo a una revisión que hizo el Chicago Sun-Times sobre los datos disponibles públicamente.

Para poder hacer una comparación se puede recordar que se presentaron 175 denuncias contra agentes durante la semana de la cumbre de la OTAN de 2012 que vio enfrentamientos entre policías y manifestantes; y 79 denuncias se presentaron la semana después de la difusión del video del asesinato del Laquan McDonald a manos del ex oficial del Departamento de Policía de Chicago Jason Van Dyke en 2015.

COPA, la agencia policial que en 2017 reemplazó a la Autoridad de Revisión de la Policía Independiente, no respondió a la pregunta sobre si la metodología para el seguimiento de las quejas había cambiado a lo largo de los 13 años de registros disponibles.

Los activistas de Chicago dicen que las quejas presentadas ante la Oficina Civil de Responsabilidad de la Policía (COPA, por sus siglas en inglés) y la Oficina de Asuntos Internos del Departamento de Policía probablemente no se acerquen al número de incidentes en junio, cuando los manifestantes fueron sometidos mediante una fuerza indebida por parte de los agentes.

“Creo que es evidente que hubo un nivel de brutalidad [policial] que la gente experimentó a un nivel histórico y alarmante”, dijo Aislinn Pulley, fundadora de Black Lives Matter Chicago.

La Policía de Chicago se negó a responder preguntas sobre el aumento de las quejas, pero dijo en un comunicado que el Departamento estaba comprometido a facilitar las manifestaciones de manera segura y pacífica.

“Durante el período de disturbios civiles, se tomaron medidas de cumplimiento apropiadas cuando las personas violaban la ley y participaban en actos criminales. Esto se hizo para proteger la seguridad pública y a todos los involucrados”, dijo el portavoz de la policía, Luis Agostini.

‘Violaciones claras al Decreto de Consentimiento’

Los grupos de derechos civiles y los abogados que representan a los organizadores de las protestas dicen que los videos tomados durante las protestas documentan muchos casos en los que la policía utilizó la fuerza contra los manifestantes, que solo estaban ejerciendo sus derechos, a veces en voz alta, pero que no estaban cometiendo ningún delito.

Sheila Bedi, directora de la Clínica de Justicia Comunitaria y Derechos Civiles de la Universidad Northwestern, dijo que los oficiales del Departamento de Policía de Chicago (CPD) violaron un decreto de consentimiento federal que se le impuso al departamento el año pasado sobre el uso del gas pimienta y el uso de bastones para golpear a los manifestantes.

El Decreto de Consentimiento, que exige reformas generalizadas dentro de CPD, requiere que los oficiales participen en lo que se conoce como reducción a escala de la violencia y eviten el uso de la fuerza siempre que les sea posible.

“Lo que vemos aquí es que los oficiales hacen todo lo contrario”, denuncia Bedi. “El Decreto de Consentimiento ha estado vigente durante aproximadamente un año y medio, y hemos recibido más incidentes que demuestran violaciones claras de ese Decreto en el último mes que en todo el tiempo que ha estado vigente”.

Según un informe publicado por COPA, esa agencia de supervisión identificó 413 quejas directamente relacionadas con las protestas entre el 29 de mayo y el 5 de junio.

De ellas, las principales fueron quejas por uso de la fuerza excesiva (55%), búsquedas incorrectas (22%) y abuso verbal por parte de los agentes (11%), según el informe.

“Ciertamente es desafortunado que las personas que protestan contra la violencia policial se encontraran con más violencia”, dijo Karen Sheley, abogada de la ACLU. “No me sorprende que un grupo de personas que protestabancontra la violencia policial, que se encontraron con la violencia policial, se sintieran motivados para presentar una queja”.

Más quejas durante el toque de queda en la ciudad

El 30 de mayo la alcaldesa Lori Lightfoot ordenó un toque de queda en toda la ciudad cuando una manifestación de George Floyd en el centro de la ciudad se vio empañada por saqueos y destrucción de propiedades que duraron hasta el 6 de junio.

Casi 47% de todas las denuncias presentadas contra la policía ocurrieron durante esa semana, según muestran datos de la Municipalidad.

De los primeros seis días, cuando se presentó el mayor número de denuncias contra la policía en el conjunto de datos de 13 años, cinco ocurrieron durante el toque de queda.

Pulley, de Black Lives Matter, cree que la policía fue más agresiva durante esas protestas debido al toque de queda, particularmente contra las personas de color.

“Normalmente, no estamos bajo un toque de queda y no hay excusas legales para ese tipo de violencia [policial]”, dijo. “Creo que la CPD usó el toque de queda [para atacar]”.

Solo 20% de las quejas recibidas por la Municipalidad clasificaron la raza de la persona que la presentó. En el caso de los que lo hicieron, el 60% de los denunciantes eran afroamericanos, el 17% eran latinos y el 17% eran blancos.

Activistas cuestionan investigaciones de COPA y su impacto

Durante una manifestación el 31 de mayo en Hyde Park, la activista Amika Tendaji dijo que ella y su hija adolescente fueron golpeadas por agentes con bastones en la cabeza y el pecho.

Tendaji no presentó una queja ante la policía o COPA, alegando: “Yo, como muchas otras personas, no tengo fe en COPA para [realizar] una investigación independiente”.

Tendaji dijo que muchos manifestantes no confían que COPA pueda hacer una investigación exhaustiva y dicen que incluso cuando una queja es aceptada y reconocida, los oficiales involucrados no enfrentan consecuencias.

El Invisible Institute, una organización de periodismo sin fines de lucro con sede en Chicago, ha estado rastreando las quejas de la policía desde 2015, cuando lanzó su Proyecto Ciudadano de Datos de la Policía y comenzó a publicar quejas en una base de datos en su sitio web.

“La probabilidad de que una queja sea aceptada es muy baja”, dijo Trina Reynolds-Tyler, analista de datos de la organización.

Aún así, siente que es importante que las personas presenten quejas ante la Municipalidad.

“Realmente queremos alentar a las personas a presentar quejas porque necesitamos esos datos si vamos a ver si COPA está haciendo su trabajo. Si esas quejas se presentan contra los mismos oficiales una y otra vez, necesitamos tener los datos para demostrarlo”.

En un comunicado, el portavoz de COPA, Ephraim Eaddy, dijo que la agencia ha dado seguimiento al 42% de todas las investigaciones concluidas el año pasado.

El mes pasado, COPA recomendó que se despidiera a tres oficiales por proporcionar declaraciones falsas a los investigadores y recomendó que otros dos oficiales fueran despedidos por participar en lo que llaman “código de silencio”, confirmó Eaddy.

Esos cinco casos aún están pendientes de resolución por parte de la Junta de la Policía de Chicago.

Nivel récord de quejas acumuladas

La gran cantidad de quejas ha llevado a una acumulación de pedidos por parte de los investigadores.

De los casos asignados a COPA, 91 han sido cerrados y 289 figuran como en investigación pendiente.

“Como resultado de las protestas a nivel local, COPA recibió 591 quejas en un período de dos semanas, que es más que la cantidad de quejas que normalmente recibimos en un mes entero”, dijo Eaddy, agregando que la agencia estaba “comprometida a llevar a cabo investigaciones de forma minuciosa y oportuna”.

Tras la muerte de Floyd y las protestas que eso generó, COPA dice que formó un “equipo especializado de investigadores y comenzó a revisar y responder a las quejas en tiempo real”.

“Si bien hemos sido testigos de oficiales que ejercen moderación y profesionalismo durante enfrentamientos tensos y, a veces, violentos, también hemos sido testigos de usos de la fuerza que parecen excesivos”, dijo Eaddy.

Después de que COPA recibe un caso de queja, COPA lo retiene para su investigación o lo entrega a la Oficina de Asuntos Internos según la jurisdicción, explicó Eaddy.

Más de 500 casos que han sido asignados a la Oficina de Asuntos Internos del CPD no enumeran un estado en los datos de la ciudad, y la policía se negó a proporcionar registros actualizados.

“CPD está trabajando con el Departamento de Innovación y Tecnología para garantizar que los estados más actualizados y la información relacionada se reflejen en el sitio web público”, dijo el Departamento.

Matthew Hendrickson es reportero de Sun-Times. Matt Kiefer es un ex editor de datos del Chicago Reporter y becario de periodismo “John S. Knight 2020”, de la Universidad de Stanford.

The Latest
Already a Hall of Famer, the former Cubs pitcher was humbled and honored to no only have a statue at Gallagher Way adjacent to Wrigley Field — but next to statues of his former teammates Ernie Banks, Billy Williams and Ron Santo.
After taking series from Royals, Sox brace for three games in two days with Yankees
Bernardo Gomez was on the Green Line platform in the 4700 block of West Lake Street when he was kicked in the head by the teenage boy.
The teams combined for 11 home runs on a breezy day at Wrigley Field. But the Diamondbacks hit seven of them — four off Cubs starter Kyle Hendricks. Josh Rojas hit three homers and David Peralta two as Cubs lost their third consecutive game after winning four straight.
It’s an unusual timeline for any legislation to move through the council, and unnecessary at that, said Ald. Brian Hopkins (2nd), who vehemently opposes Bally’s proposal to break ground at Chicago Avenue and Halsted Street.