clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Autoridades dicen que Chicago alcanzará su meta de vacunación del 77% esta semana

 Una gran parte de la población sigue sin ser vacunada, especialmente en los barrios negros y latinos.

Mayor Lori Lightfoot answers questions from the media during a news conference on Monday.
La alcaldesa Lori Lightfoot y otros funcionarios de la ciudad celebraron el lunes el éxito de un programa para vacunar al menos a 77% de los residentes de Chicago, un objetivo que dijeron que se cumpliría esta semana. La conferencia de prensa fue en el Northwest Side Housing Center.
Anthony Vázquez/Sun-Times

Read in English

La alcaldesa Lori Lightfoot anunció el lunes que la Municipalidad cumplirá su promesa de vacunar al 77% de los habitantes de Chicago para finales de esta semana, y lo calificó como “un hito importante en nuestra lucha contra el COVID”.

La oficina de la alcaldesa colaboró con organizaciones comunitarias en esfuerzos de divulgación que intentaron disipar cualquier temor y otras barreras alrededor de la vacuna para aumentar los inoculados.

Lightfoot había hecho la promesa del 77% en septiembre, con el objetivo de conseguir que el 77% de los residentes de Chicago mayores de 12 años estuvieran vacunados, al menos parcialmente, para finales de año. La Municipalidad lo nombró Protect Chicago 77, un nombre derivado de las 77 áreas comunitarias de la ciudad.

“Queríamos asegurarnos de que alcanzamos esa cifra antes del 31 de diciembre”, dijo Lightfoot el lunes durante una conferencia de prensa en el Northwest Side Housing Center, 5233 W. Diversey Ave. “Al final de esta semana de Acción de Gracias alcanzaremos este objetivo y lo estamos alcanzando 30 días antes”.

Lightfoot hizo una comparación de cómo han cambiado las cosas desde el pasado Día de Acción de Gracias: los casos de COVID-19 iban en aumento, no había vacunas y se instaba a la gente a no celebrar la fiesta con personas fuera de su burbuja inmediata.

“Ahora, menos de un año después, tenemos vacunas e incluso refuerzos para mantener a los residentes de tan sólo 5 años a salvo y protegidos de este virus mortal”, dijo Lightfoot.

Lightfoot señaló dos iniciativas municipales que han ayudado a la Municipalidad a cumplir su promesa: Protect Chicago Plus se centra en 15 zonas de la comunidad especialmente vulnerables al COVID-19, mientras que Protect Chicago At Home proporciona vacunas a domicilio.

Sin embargo, una gran parte de la población sigue sin vacunarse, especialmente los residentes negros y latinos. Sólo el 51.6% de los residentes negros han recibido al menos una dosis de la vacuna hasta el 18 de noviembre, según datos del Departamento de Salud Pública de Chicago. Entre los residentes latinos, la cifra es del 61.6%.

“Desafortunadamente, seguimos viendo el mismo ciclo en el que los blancos y los asiáticos se vacunan en mayor proporción que los negros y los latinos”, dijo Lightfoot. “Tenemos que revertir esa tendencia porque sabemos, basándonos en la experiencia de ahora 20 meses, que son esas comunidades las más afectadas”.

Entre esos barrios más afectados se encontraba Belmont Cragin, que durante la mayor parte de la pandemia había registrado altas tasas de infección junto con bajas tasas de vacunación. Ahora, el barrio de mayoría latina tiene una tasa de vacunación del 84.6%, la más alta de cualquier comunidad de color en Chicago.

También el lunes, el Departamento de Recursos Humanos también publicó las últimas estadísticas sobre cuántos empleados municipales han revelado su estado de vacunación. A partir del lunes, el 92.1% de los empleados municipales han confirmado su estado, y entre esos empleados, el 82% dicen que están totalmente vacunados.

El Departamento de Policía de Chicago sigue atrasado del promedio general, con un 84% reportando su estado de vacunación, un 76.8% de los que dicen estar totalmente vacunados. Los cuatro sindicatos policiales se han opuesto al mandato de vacunación.