clock menu more-arrow no yes

Filed under:

CPS cancela todas las clases el 12 de noviembre para animar a los niños a vacunarse

El distrito avisó a los padres con poco más de una semana de anticipación sobre el día libre que los funcionarios esperan que lleve a más estudiantes a vacunarse durante el fin de semana de cuatro días.

Eun Sem Kil consuela a su hijo Enzo García, de 6 años, mientras Marco Reyes, asistente médico de Esperanza Health Centers, aplica un vendaje al brazo de Enzo después de recibir una dosis de la vacuna Pfizer contra el COVID-19, en un centro de vacunación de Esperanza el miércoles.
Tyler LaRiviere/Sun-Times

Read in English

Los funcionarios de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) han cancelado todas las clases el 12 de noviembre en un esfuerzo por impulsar la vacunación entre los estudiantes más jóvenes que se hicieron elegibles para las vacunas esta semana.

Los funcionarios anunciaron a última hora del jueves que con la aprobación del gobierno federal de la vacuna para los niños de 5 a 11 años de edad a principios de esta semana, están cancelando las clases el próximo viernes “para asegurar que todos los estudiantes elegibles tengan la oportunidad de recibir la vacuna tan pronto como sea posible.”

“El Día de Concientización de la Vacunación el viernes, 12 de noviembre, es una oportunidad para que los padres y guardianes lleven a sus hijos de cinco años o más a vacunarse en el consultorio de su pediatra, en una clínica, en un sitio escolar de CPS o en un evento de vacunación de la comunidad”, dijo el CEO de CPS, Pedro Martínez, en un correo electrónico a los padres, agregando que los eventos deportivos no serán cancelados.

Notablemente, el distrito recomendó a los padres encontrar una vacuna para sus niños pero no ofreció opciones extensas en la escuela para conseguir una. Algunas farmacias parecen tener una disponibilidad limitada en este momento —el sitio web de CVS no lista actualmente las citas para los niños más pequeños, mientras que las próximas vacunas disponibles en las tiendas Walgreens son el 15 de noviembre, después del día libre de CPS. Pero muchas clínicas locales, hospitales y centros comunitarios están atendiendo gente sin cita previa.

CPS no dijo si se concederá un segundo día libre unas semanas más tarde para que los niños terminen su serie de vacunas.

Por el contrario, las escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York, el sistema más grande del país, están organizando un día de vacunación en la escuela la próxima semana. Alrededor de 1,070 escuelas, todas las que atienden a niños de 5 a 11 años, ofrecerán vacunas en la escuela ese día.

Karen Jakacki Gonzáles, madre de dos estudiantes de primaria de CPS en Jefferson Park, dijo que ella puede estar en casa el día libre, pero sabe que otras familias estarán luchando por el cuidado de sus hijos mientras los padres luchan con sus responsabilidades laborales.

“Esto podría haber sido algo muy bueno si CPS lo hubiera planeado mejor”, dijo Gonzáles. “CVS no puede atender a todos los niños de las Escuelas Públicas de Chicago en un día.”

El Presidente del Sindicato de Maestros de Chicago, Jesse Sharkey, dio la bienvenida a la noticia, al mismo tiempo que instó a los padres a “seguir empujando a CPS en la dirección correcta en la provisión de un alcance robusto, vacunas en la escuela durante horas flexibles, y la colaboración con las familias y los incentivos.”

Aún más tarde el jueves, Stacy Davis Gates, la vicepresidenta del sindicato, expresó su preocupación por el día libre abruptamente planeado.

“Si realmente vamos a tener este día libre para una jornada de vacunación, que es una buena idea, vamos a tener un plan integral que incluya la comunicación, que incluya el transporte y que incluya establecer los sitios de vacunación en todas nuestras comunidades escolares”, dijo Davis Gates en una entrevista. “Todo lo que no sea eso, queda corto”.

Algo más del 58% de los niños de Chicago de entre 12 y 17 años han sido vacunados, según datos de la Municipalidad. Pero menos de la mitad de los estudiantes de CPS de esa edad se han vacunado, dijeron las autoridades esta semana. Ese grupo de edad ha sido elegible desde la primavera.

CPS ya tiene varios días libres este mes, incluyendo el viernes para un día de instituto y el próximo jueves para el Día del Veterano—que ahora será parte de un fin de semana de cuatro días con el día de la vacuna. También hay días libres para recoger las calificaciones y para el Día de Acción de Gracias.

“Es raro que hagamos un cambio tardío en el calendario escolar, pero vemos esto como una inversión importante en el futuro de este año escolar y la salud y el bienestar de nuestros estudiantes, personal y familias”, escribió Martínez. “Espero que consideren firmemente la posibilidad de vacunar a sus hijos en el Día de la Concienciación de la Vacunación”.

Las vacunas gratuitas se pueden obtener en sitios alrededor de la ciudad. Además, CPS ha establecido cuatro clínicas donde los estudiantes pueden obtener vacunas. Las citas se pueden hacer en cps.edu/vaccinations. Los sitios están en:

  • Michelle Clark Magnet High School, 5101 W. Harrison St.
  • Chicago Vocational High School, 2100 E. 87th St.
  • Theodore Roosevelt High School, 3436 W. Wilson Ave.
  • Richards Career Academy High School, 5009 S. Laflin St.

Hasta ahora, esos sitios han visto un uso limitado. El miércoles, el sindicato de maestros emitió una declaración señalando que menos de 1,000 de todos los estudiantes elegibles entre las edades de 12 y 17 han sido vacunados en uno de esos sitios de vacunación, lo que equivale a un promedio miserable de sólo 34 vacunas a la semana en esos lugares.

Los miembros del consejo escolar y los funcionarios del distrito dijeron en la reunión del Consejo de Educación el mes pasado que la disponibilidad en los centros de CPS no era un problema. Esas clínicas tienen más que suficientes vacunas para cientos de niños más por día, dijeron, pero convencer a las familias que hasta ahora no han optado por vacunarse ha demostrado ser difícil.

El sindicato, sin embargo, advirtió que el distrito escolar debe tomar una serie de medidas para conseguir que más estudiantes sean vacunados, incluyendo el establecimiento de una clínica de vacunación en cada escuela, la organización de eventos después de la escuela y la provisión de “incentivos” para las familias.