clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Avanza un acuerdo de $2.9 millones para compensar a Anjanette Young por una redada policial fallida

El video de la cámara corporal de la redada de febrero de 2019 en la casa de Young que la administración de Lightfoot trató desesperadamente de ocultar fue tan perjudicial, que la Abogada de la Corporación Celia Meza hizo personalmente la presentación a los concejales el lunes.

Flanked by attorneys and supporters, Anjanette Young discusses her civil case against the city of Chicago outside the Thompson Center in June.
Rodeada de abogados y simpatizantes, Anjanette Young discute su caso civil contra la Municipalidad de Chicago afuera del Thompson Center en junio.
Ashlee Rezin/Sun-Times

Read in English

Anjanette Young, la trabajadora social que fue forzada a permanecer desnuda ante una docena de agentes de la Policía de Chicago mientras ejecutaban una redada en el hogar equivocado, recibirá $2.9 millones en virtud de un acuerdo aprobado por unanimidad el lunes.

El voto a viva voz por la Comisión de Finanzas del Concejo Municipal prepara el terreno para la aprobación del Concejo el miércoles, culminando un proceso de un año de duración que la alcaldesa Lori Lightfoot ha reconocido destruyó la confianza pública en su administración.

“Todos hemos visto ese horrible vídeo. Todos hemos visto el modo en que fue tratada... Es bueno que este asunto se resuelva”, dijo Lightfoot el lunes.

“Suponiendo que el Concejo Municipal lo apruebe, esto le proporcionará una cantidad sustancial de recursos. Es algo bueno. Es algo bueno para nuestra ciudad. Tenemos que sanar de esto y seguir adelante”.

El video de la cámara corporal de la redada de febrero del 2019 en la casa de Young, que la administración de Lightfoot trató de ocultar, fue tan perjudicial, que la Abogada de la Corporación Celia Meza hizo la presentación a los concejales durante la audiencia del lunes.

Meza le dijo al Comité de Finanzas que los oficiales estaban en la casa de Young “ejecutando una redada válida y legal” que resultó estar basada en información falsa de que un hombre con un arma estaba viviendo en esa dirección y que los oficiales “tocaron y se identificaron” antes de entrar en la casa de Young.

La abogada de la corporación señaló además que, aunque la redada se prolongó durante unos 40 minutos, Young fue forzada a permanecer en “completo estado de desnudez” durante sólo 16 segundos. A continuación, se le colocó una chaqueta sobre los hombros durante 13 segundos, seguida de una cobija, dijo la abogada de la corporación.

Pasaron 10 minutos antes de que se le permitiera a Young vestirse completamente, y sólo después de que llegara al lugar una agente femenina.

En septiembre, la Municipalidad presentó una moción para desestimar la demanda de Young y cinco de los seis cargos fueron desestimados.

Meza dijo que el cargo que quedaba era la alegación de la trabajadora social de que la conducta de los agentes era “deliberada y maliciosa” y que permitiría a los abogados tomar “una amplia prueba” que le podría ser excesivamente costosa a los contribuyentes de Chicago porque incluiría las declaraciones de los 12 agentes de policía implicados en la redada.

El caso de la Municipalidad se vería aún más perjudicado por el hecho de que la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA, por sus siglas en inglés) recomendó el despido de un oficial involucrado en la redada y la suspensión de otros cinco, dijo Meza.

Por estas y otras razones, Meza argumentó que los $2.9 millones eran un buen acuerdo para los contribuyentes de Chicago. Está a la par con los $2.5 millones pagados en 2014 después de otra redada en una casa equivocada donde “un arma fue desafortunadamente apuntada a un niño de 3 años”, dijo Meza.

Lightfoot ha sido criticada por su historia cambiante sobre lo que sabía y cuándo lo sabía sobre la redada en la que una Young llorando le dijo a los agentes más de 40 veces que se habían equivocado de casa mientras le permitían estar desnuda.

La alcaldesa insistió inicialmente en que no sabía nada de la redada hasta que WBBM-TV (Canal 2) emitió el vídeo en diciembre. Pero después de revisar los correos electrónicos internos, la alcaldesa se vio obligada a admitir que se enteró de la redada en noviembre de 2019, cuando un asistente le advirtió a Lightfoot sobre una “redada errónea bastante mala” de la Policía de Chicago.

La alcaldesa ha negado estar al tanto de los esfuerzos de su Departamento de Justicia para bloquear la emisión del vídeo de la redada por parte CBS2. Para subrayar la cuestión, forzó la dimisión del Consejero de la Corporación, Mark Flessner, un viejo amigo que trabajó con Lightfoot en la oficina del fiscal general.

Cuando se le preguntó el lunes si haría público el reporte completo del ahora ex inspector general Joe Ferguson sobre el manejo de la Municipalidad de la redada de la casa de Young y sus consecuencias, Lightfoot sólo dijo que “cumpliría con la ley”. Pero sostuvo que la investigación interna no ha terminado.

“Hemos planteado una serie de preguntas. Los departamentos implicados no han tenido aún la oportunidad de responder”, dijo.

Asimismo, Lightfoot dijo que espera que la investigación paralela de un bufete de abogados externo sobre la redada—que según Ferguson obstaculizó su investigación—se haga pública, pero sólo cuando el bufete Jones Day esté listo.