clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Escena caótica en el centro resulta en un joven herido y un conductor de autobús de la CTA golpeado

Al menos 22 menores fueron detenidos en el centro de la ciudad el sábado por la noche por violar el toque de queda.

Al menos 22 menores fueron detenidos en el centro de la ciudad el sábado por la noche. | Archivo Sun-Times

Read in English

Un joven de 15 años recibió un disparo, un conductor de autobús de la CTA fue golpeado y dos policías resultaron heridos cuando la policía respondió a llamadas sobre un gran grupo de jóvenes en el centro de Chicago el sábado por la noche.

La policía dijo que detuvo a al menos 22 jóvenes y recuperó dos “réplicas de armas de fuego”.

La caótica escena se produjo en medio de un fin de semana en el que murieron nueve personas y casi dos docenas resultaron heridas en actos de violencia con armas de fuego en todo Chicago.

Mientras los agentes contenían a la multitud el sábado por la noche, un joven de 15 años recibió un disparo a las 11:20 p.m. en el bloque 200 al norte de la avenida Wabash, dijo la policía. Se había topado con alguien que caminaba en dirección contraria y comenzaron a discutir, dijo la policía. El joven recibió un disparo en el brazo y fue trasladado al Hospital Infantil Lurie en buen estado.

No hay ningún arresto por el tiroteo.

Menos de tres horas antes, un conductor de autobús de la CTA fue golpeado en el centro, presuntamente por un joven de 15 años. El conductor, de 49 años, se bajó de su autobús para inspeccionar los daños después de escuchar un fuerte ruido en el bloque 100 al norte de Michigan Avenue alrededor de las 9 p.m., dijo la policía. Fue empujado y golpeado repetidamente por dos personas.

Fue trasladado al Northwestern Memorial Hospital con contusiones en la cara y el cuerpo, dijo la policía, y fue catalogado en buen estado.

Un joven de 15 años fue detenido momentos después y acusado de un delito grave de agresión a un empleado de tránsito, dijo la policía.

Dos agentes de policía también resultaron heridos mientras respondían a incidentes en el centro el sábado por la noche. Uno de ellos se rompió el brazo y el otro sufrió lesiones desconocidas. La policía no dio más detalles sobre cómo fue que resultaron heridos.

Al menos 22 menores fueron detenidos en el centro de la ciudad el sábado por la noche. Nueve de ellos fueron acusados de violar el toque de queda.

El departamento de policía emitió un comunicado el domingo diciendo que “tenía suficientes recursos desplegados para controlar a la multitud y garantizar la seguridad pública. Los trabajadores [de intervención] coordinaron los esfuerzos con la policía”.