clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Aumentan la capacidad dentro de restaurantes al 50%

Los bares y restaurantes que actualmente se ven obligados a dejar de atender a los clientes a las 11 p.m. ahora podrán permanecer abiertos hasta la 1 a.m.

Dolo restaurant in the Chinatown neighborhood of Chicago, IL on July 27, 2018.
El restaurante Dolo en el vecindario Chinatown en julio de 2018.
Colin Boyle/Sun-Times

Read in English

Con el aumento de las vacunas, la alcaldesa Lori Lightfoot está aflojando una vez más su puño sobre los restaurantes y bares, pero no lo suficiente para satisfacer a algunos en la industria más afectada.

Las regulaciones revisadas, efectivamente permiten de inmediato a los restaurantes y bares de Chicago aumentar la capacidad interior al 50% o a 50 personas, lo que sea menor. El límite actual es del 40%.

Los bares y restaurantes que actualmente se ven obligados a dejar de atender a los clientes a las 11 p.m. ahora podrán permanecer abiertos hasta la 1 a.m. Es un salvavidas vital para los negocios que han estado luchando por sobrevivir después de verse obligadas dos veces a cerrar sus interiores durante la pandemia.

Las ventas de alcohol en licorerías y otros establecimientos pueden continuar hasta las 11 p.m.

Las clases de fitness en interiores pueden aumentar a 20 personas.

El presidente de la Asociación de Restaurantes de Illinois, Toia, dijo que una gran ayuda sería vacunar a los empleados de restaurante antes, “adelantándolos” a la categoría 1B, en lugar de 1C.

“Los trabajadores de los supermercados están en 1B. Nuestros trabajadores son trabajadores esenciales, al igual que los trabajadores de las tiendas”, dijo Toia.

“Creemos que los restaurantes son una gran parte de la cadena alimentaria aquí en el estado de Illinois y la ciudad de Chicago y que los trabajadores de los restaurantes deben estar en la misma categoría que los trabajadores de las tiendas de comestibles en 1B y poder programar citas y vacunarse ahora mismo.”

Incluso con el aumento de capacidad, quedan otros controles de la Municipalidad en efecto.

Los bares deben ofrecer comida para servir a los clientes en el interior o establecer una asociación con un restaurante local. Hay un máximo de seis clientes por mesa. Los clientes del bar y las mesas del restaurante deben mantenerse a seis pies de distancia. Se deben usar cubiertas faciales en todo momento, excepto cuando se come y se bebe, y los clientes deben estar sentados mientras comen y beben.

Para aumentar la capacidad al 50%, las cuatro métricas de salud deben estar en el nivel de riesgo moderado durante dos semanas seguidas.

La tasa de positividad de las pruebas de Chicago se encuentra actualmente en el 2.9 por ciento, dentro de la categoría de “menor riesgo”.