clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Entrenador de Whitney Young es removido por acusaciones de conducta inapropiada

Exalumnas entrevistadas por el Sun-Times dijeron que las niñas mayores le advertían a las estudiantes de primer año sobre el comportamiento de Geiger.

Profesor y entrenador de Whitney Young, Robert Geiger.
Archivos del Sun-Times

Read in English

Un maestro de educación física que se desempeñó durante años como entrenador de niñas en Whitney Young Magnet High School fue puesto en descanso mientras los funcionarios investigan las acusaciones de conducta inapropiada con las estudiantes que resurgieron la semana pasada después de una publicación en redes sociales de la hija del maestro, con quien no vive.

El entrenador, Robert Geiger, está en su decimoquinto año en Whitney Young, una de las escuelas secundarias selectivas más competitivas de las Escuelas Públicas de Chicago en el lado oeste. Varios graduados recientes acusaron a Geiger de comentarios y comportamientos sexualmente inapropiados con las niñas en la escuela, y describieron la falta de urgencia por parte de la administración de la directora Joyce Kenner al abordar sus preocupaciones en el pasado.

Trece años después de la primera denuncia conocida, Geiger seguía en su puesto de entrenador hasta el jueves. Geiger no ha sido acusado formalmente de ningún delito.

“El distrito toma muy en serio todas las acusaciones de irregularidades y comportamiento inapropiado”, dijo el portavoz de CPS James Gherardi en un comunicado. “Al enterarse de las acusaciones, el empleado fue destituido de su cargo y el Inspector General inició una investigación”.

Gherardi no respondió a las preguntas sobre si el distrito investigó las acusaciones anteriores contra Geiger.

Kenner no respondió a las llamadas telefónicas ni a las preguntas enviadas por correo electrónico. En un correo electrónico a la comunidad escolar, Kenner dijo que siguió el protocolo al notificar a los funcionarios del distrito “tan pronto como” se enteró de las acusaciones esta semana.

“Por favor, sepa que no tengo el poder de remover a ningún miembro del personal o de la facultad sin el debido proceso o una directiva del distrito”, escribió Kenner. “Nuestro objetivo como escuela es siempre asegurarnos de que los estudiantes se sientan seguros y protegidos”.

Contactado por teléfono el jueves, Geiger dijo que estaba “familiarizado con lo que está pasando”, incluidas las publicaciones de su hija en redes sociales, pero negó haber actuado mal.

“Lo único que puedo decir es que las acusaciones no son ciertas”, dijo. “En mi opinión, son exageradas”.

Cuando se le preguntó si alguna vez actuó de manera inapropiada con alguna niña menor de edad, Geiger respondió: “No”.

Dijo que estaba decepcionado de ser removido del cargo y agregó: “Simplemente, honestamente, esta es una mala situación y no quiero hacer más comentarios”.

La directora de Whitney Young, Joyce Kenner, se dirige a los graduados en junio del 2020.
Pat Nabong/Sun-Times

Las quejas llevan años

Cuatro recién graduadas de Whitney Young entrevistadas por el Sun-Times, quienes pidieron no ser identificadas por temor a represalias, dijeron que Geiger durante años hizo comentarios sexuales a las adolescentes. Dos de las alumnas dijeron que Geiger las hizo sentir incómodas al tocarlas en el contexto de una clase de educación física.

Tres de las cuatro mujeres jóvenes dijeron que presentaron quejas por separado sobre Geiger a Kenner en los últimos años, aunque no está claro si la directora conocía de todas las preocupaciones.

Una de las alumnas que corría en el equipo dijo que el entrenador a veces ayudaba a las corredoras a estirarse antes y después de sus reuniones, y que en ocasiones sus manos las ponía en lugares vulnerables sobre el cuerpo de las niñas, como la parte interna de las piernas y parcialmente dentro de la ropa. Otras veces, inexplicablemente, ayudaba a las niñas a cerrar el cierre de sus chaquetas y recorría sus dedos en los “shorts” a la altura de la cintura, haciendo que las niñas se sintieran “notablemente incómodas”, alegó.

En un viaje de equipo a Florida, Geiger durmió en la misma suite de hotel que varias chicas del equipo, dijo la ex corredora. La suite tenía una sala y dos dormitorios cerrados, pero intentó presionar para que una o dos de las niñas durmieran en la sala con él, dijo. En cambio, las estudiantes se durmieron tres niñas en una cama para evitar la sala.

Otra ex miembro del equipo dijo que Geiger solía invitarlas a su casa después de las prácticas y reuniones, lo que a ella le parecía inapropiado. Ella también estaba en su clase de educación física, y durante una lección de natación él la tocó cerca de su pecho, dijo.

Una tercera excorredora dijo que Geiger le dijo que bajara de peso si quería mejorar su rendimiento. Más adelante ella desarrolló un trastorno alimentario, en parte debido a sus comentarios, dijo.

Otra estudiante que estaba en la clase de educación sexual de Geiger en su primer año dijo que le preguntó sobre su virginidad y cuándo iba a perderla, dijo. Bromeó acerca de que ella se uniría a un convento porque era virgen.

En total, media docena de exalumnas entrevistadas por el Sun-Times dijeron que las niñas mayores le advertían a las estudiantes de primer año sobre el comportamiento de Geiger.

“Realmente no nos molestamos [en contactar a] el Dr. Kenner nuevamente porque cada año diferentes grupos de chicas iban [quejándose] y no pasaba nada”, dijo una de las ex alumnas.

Geiger renunció como entrenador en jefe del equipo femenino en 2017. Más tarde se convirtió en entrenador de niños, un puesto que ocupa actualmente, y ha mantenido su trabajo docente de $91,000 al año.

Adam Sheppard, el abogado de Geiger, dijo que “tiene una reputación estelar en la escuela como entrenador y maestro”.

Cuando se le preguntó si su cliente había actuado alguna vez de manera inapropiada con niñas menores de edad, Sheppard dijo que “no hay evidencia de eso en absoluto” y que Geiger peleará cada acusación “con uñas y dientes”.

“No tiene antecedentes de irregularidades”, dijo Sheppard. “Él niega las acusaciones y espera limpiar su nombre”.

Sara Salgado revealed allegations of inappropriate sexual comments and behavior against her estranged father in a social media post this week.
Sara Salgado hizo acusaciones de comentarios y comportamientos sexuales inapropiados contra su padre en una publicación en las redes sociales esta semana.
Fotografía de Mercedes Zapata

Su hija lo expuso en redes sociales

Sara Salgado, la hija separada de Geiger, envió un correo electrónico a Kenner la semana pasada llamándolo “depredador” y exigiendo una investigación junto con su expulsión de la escuela.

En una publicación de Instagram con amplia circulación, Salgado, de 22 años, dijo que Geiger “desde que tengo memoria fue con frecuencia abusivo física, verbal y emocionalmente”, incluido el comportamiento sexual desde que tenía 11 años. El paso extraordinario del miembro de la familia fue el tema de conversación del cuerpo estudiantil durante toda la semana y llevó a varias mujeres a recordar sus experiencias con Geiger como estudiantes.

Salgado no asistió a Whitney Young, pero dijo en una entrevista que sentía la responsabilidad de sacar las cosas a la luz sobre su comportamiento. Salgado dejó en claro que su padre nunca la agredió sexualmente, pero hizo comentarios sexuales sobre su cuerpo y exhibió un comportamiento sexual inapropiado a su alrededor desde que era una adolescente.

Sheppard, el abogado de Geiger, dijo que el maestro estaba “sorprendido y decepcionado” por las acusaciones de su hija, alegando que se derivaban de un divorcio difícil con la ex esposa de Geiger, la madre de Salgado. Ese divorcio ya está resuelto.

“No estoy haciendo esto por amargura”, le dijo Salgado al Sun-Times. “Le dije al Dr. Kenner, no le envío este correo electrónico como venganza contra mi padre. Se lo estoy enviando porque esto es una violación ética”.

Salgado dijo que el año pasado de cuarentena ha lidiado con su trauma, y tuvo una epifanía esta semana en la que necesitaba revelar lo que sabía sobre su padre. Salgado dijo que ahora tiene esperanzas en su futuro sin la carga de llevar este trauma por sí sola.

Nia LeSueur and her mother complained to Principal Joyce Kenner in 2008 about sexually inappropriate comments by Robert Geiger.
Nia LeSueur y su madre se quejaron con la directora Joyce Kenner en el 2008 por comentarios sexualmente inapropiados de Robert Geiger.
Cortesía