clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Aprueban restricciones a las grúas privadas en Chicago por abuso

La ordenanza exige que se establezca una licencia para los operadores de grúas, se requiera una licencia de $250 por cada camión que utilicen y se autorice las ubicaciones donde se almacenan los vehículos remolcados.

The city approved new regulations on towing companies Wednesday.
La Municipalidad aprobó el miércoles una nueva normativa para las empresas de remolque.
Tyler LaRiviere/Archivos Sun-Times

Read in English

El Concejo Municipal acordó el miércoles poner fin a lo que un concejal llamó una “pesadilla de seguridad pública”: grúas que se apresuran a llegar a las escenas de un accidente, se llevan los vehículos dañados y los retienen para que los conductores traumados paguen tarifas exorbitantes.

A instancias del concejal Gilbert Villegas (36°), el Concejo aprobó una ordenanza revisada que exige que la Municipalidad establezca una licencia para los operadores de grúas, requiera una licencia de $250 por cada camión que utilicen y autorice las ubicaciones donde se almacenan los vehículos que remolcan.

El mes pasado, el tema de la represión de las grúas se estancó en el comité en medio de la preocupación por el impacto en los contratistas de la Municipalidad.

Villegas, quien defendió la ordenanza, la rescató en parte excusando a los vendedores de la Municipalidad, siempre y cuando los vehículos no involucrados en los contratos de la ciudad compren licencias anuales.

El miércoles, Villegas llevó la propuesta a la victoria.

“Esta ha sido una pesadilla para la seguridad pública… Lo que está actualmente en práctica no está funcionando”, dijo Villegas, refiriéndose a las regulaciones actuales de la Comisión de Comercio de Illinois.

“Esta licencia... creará responsabilidad para los actores buenos y malos y protecciones que cambiarán la vida de todas las comunidades... Hoy es el comienzo de un mañana más seguro y responsable”.

El sargento Keith Blair de la Unidad de Robos Mayores de Automóviles del Departamento de Policía de Chicago, ha calificado los abusos de los remolques como un “problema muy grave” que ha “sobrecargado” al CPD y ha obstaculizado su capacidad para investigar la cantidad de vehículos remolcados ilegalmente en las escenas del accidente.

“Están usando cualquier método necesario para intentar obtener el control del vehículo de una víctima desprevenida. Prometiéndoles un carro rentado y [haciendo] otras promesas que nunca cumplirán. Y terminan reteniendo estos autos como rehenes”, dijo Blair a los concejales durante una audiencia del comité el mes pasado.

“Están estrechamente alineados en algunas áreas con las pandillas... Al igual que vemos conflictos de pandillas, también vemos conflictos de pandillas entre los conductores de grúas”.

La ordenanza también prohibiría ciertos actos, como:

• Detenerse “en o cerca” de la escena de un accidente o cerca de un vehículo dañado o discapacitado para solicitar información al propietario del vehículo, a menos que sea convocado a la escena por la policía, otras agencias de la ciudad o del estado o el propietario del vehículo o su representante.

• Hacer declaraciones falsas, engañosas o amenazantes al dueño del vehículo con el fin de obligar al propietario a contratar los servicios de remolque, como afirmar estar afiliado a una agencia gubernamental o compañía de seguros que cubriría el costo del remolque.

• Retener un vehículo remolcado en contra de la voluntad del propietario hasta que el automovilista acepte pagar una tarifa de “rescate” de hasta miles de dólares.