clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Las esposas de los gemelos Flores son acusadas de lavado de dinero

El gobierno de Estados Unidos confiscó más de $4 millones a los hermanos Flores y proporcionó $300,000 a los miembros de su familia para los gastos de manutención.

Cortesía del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos

Read in English

Cuando un juez federal sentenció a los gemelos de Chicago y traficantes de droga, dejó en claro que pensaba que los informantes afamados tenían dinero escondido para cuando salieran de prisión.

“Todos en la ciudad piensan que tienes dinero... todos”, dijo en ese entonces el juez de distrito Rubén Castillo a Pedro y Margarito Flores en enero del 2015.

Resultó ser un buen instinto, ya que los fiscales federales anunciaron el martes una acusación formal que acusa a cinco personas, incluidas las esposas de los gemelos, por una conspiración de lavado de dinero que supuestamente comenzó con la entrega de los gemelos a las autoridades en diciembre del 2008.

Los acusados ​​son Vivianna López, esposa de Pedro Flores, también conocida como Mia Flores, y Valerie Gaytan, esposa de Margarito Flores, también conocida como Olivia Flores.

Jack Riley, exjefe de la oficina de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos en Chicago, dijo el martes que las mujeres traicionaron al gobierno de Estados Unidos, el cual las sacó de México después de que sus maridos accedieron a cooperar con los fiscales aquí contra el capo del cartel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzman Loera.

“Estas dos tontas se han hecho inocentes durante años y estuvieron muy involucradas en el movimiento y la ocultación del dinero”, dijo Riley. “Lo sabíamos desde el principio, pero fue muy difícil de comprobar”.

Riley dijo, “Hicimos todo lo posible, más de lo que he visto, para protegerlas y sacarlas de México”.

También se imputan cargos en la acusación formal a Armando Flores, de Texas, hermano de los gemelos, quien cumplió una sentencia de prisión federal por tráfico de drogas a principios de la década del 2000; Laura López, de Chicago, tía de Vivianna López; y Bianca Finnigan, de los suburbios del noroeste de Sycamore, hermana de Vivianna López.

Las esposas de los gemelos publicaron anteriormente un libro, “Cartel Wives”, en el que describían tener acceso a riquezas inimaginables en México. Escribiendo bajo seudónimos, dijeron que sus maridos les regalaron decenas de rosas rojas, anillos de boda de diamantes de 10 quilates y viajes a resorts de lujo en Puerto Vallarta. Vivían en una finca en una montaña con un zoológico privado que incluía caballos, changos y un tigre.

El gobierno de Estados Unidos confiscó más de $4 millones a los hermanos Flores y proporcionó $300,000 a los miembros de su familia para los gastos de manutención. Pero los gastos de los gemelos mientras estaban bajo custodia protectora había provocado preguntas sobre si se había escondido otro dinero. Pedro Flores le dio a su esposa un Bentley de $200,000 antes de ir a prisión, un regalo que las autoridades calificaron de “totalmente inapropiado”.

Castillo le dio a los gemelos 14 años de prisión en enero del 2015, pero advirtió que vivirían sus vidas con miedo después de testificar contra el cartel de Sinaloa.

La acusación revelada el martes dice que las esposas de los gemelos ayudaron a guardar cientos de miles de dólares de la droga durante más de diez años.

La acusación formal alega que $165,558 se gastaron en escuelas privadas a las que asistían los hijos de los gemelos, que $99,780 se usaron para pagar viajes internacionales y nacionales de las esposas, $11,000 se destinaron a la manutención del hijo de Pedro Flores y $6,000 se destinaron a los préstamos estudiantiles de Vivianna López. Otros $30,099 supuestamente se gastaron en el negocio de lavandería de Vivianna López.

Vivianna López incluso supuestamente gastó $3,141 en dinero de la droga en un sistema de bicicleta para hacer ejercicio.

Los federales también dicen que $5,000 se designaron para Pedro Flores mientras estaba tras las rejas y $5,500 para los otros bajo custodia federal.

Los fiscales buscan una sentencia de $504,858 contra las esposas de los gemelos Flores.