clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Tiroteo de ‘party bus’ podría resultar en más regulaciones para los autobuses de fiesta

El autobús de fiesta involucrado en el tiroteo en Lincoln Park estaba “autorizado y asegurado”.

A 17-year-old was shot Sept. 8, 2021, in West Garfield Park.
Ocho personas resultaron heridas el 21 de julio de 2021 en Lincoln Park.
Archivo Sun-Times

Read in English

Un tiroteo en un autobús de fiesta en una gasolinería de Lincoln Park que hirió a ocho llevó a un concejal local a proponer el jueves que todos los autobuses de fiesta de Chicago terminen sus paseos a las 10 p.m.

“Estoy trabajando en una ordenanza en este momento”, dijo el concejal Brian Hopkins (2do) el jueves por la tarde. “Tendrían que dejar de conducir a la gente a las 10 en punto”.

En el reciente ataque, tres autos se detuvieron en la cuadra 1600 al norte de LaSalle Drive poco antes de la medianoche y hombres armados comenzaron a disparar contra el grupo de personas del autobús, dijo la Policía de Chicago.

La policía no dijo si las víctimas estaban dentro o fuera del autobús y no dio a conocer más detalles del tiroteo. Nadie estaba bajo custodia y la policía no dio a conocer ninguna descripción de los atacantes.

Hopkins dijo que un toque de queda a las 10 p.m. tiene sentido porque “muchos de los problemas que hemos tenido en los autobuses de fiesta se han producido alrededor de la medianoche. Este incidente fue como cinco minutos antes de la medianoche. Simplemente parece ser una receta para el desastre cuando tienes 36 personas, mucho alcohol y potencialmente algunos narcóticos también. Y a medida que pasan las horas, la probabilidad de que surjan problemas aumenta”.

Hopkins reconoció que el Concejo Municipal ha impuesto innumerables medidas enérgicas a lo largo de los años destinadas a evitar que los viajes en autobuses de fiesta se vuelvan violentos.

Eso incluye requerir a los autobuses de fiesta que lleven a 15 personas o más bebiendo a bordo o que hagan varias paradas en los bares a que instalen cámaras de seguridad o contraten más personal de seguridad.

Pero, después del tiroteo del miércoles por la noche, Hopkins argumentó que es hora de más represión.

Hopkins argumentó que las medidas anteriores tuvieron un impacto, incluso durante el tiroteo del miércoles por la noche.

“Había un guardia de seguridad presente. Obviamente, no estaba en condiciones de evitar que ocurriera este incidente. Pero podría decirse que evitó que fuera peor de lo que era porque los dos vehículos que se detuvieron durante este ataque, uno de ellos huyó sin disparar un tiro y el otro que disparó varios tiros lo hizo muy rápido”, dijo Hopkins.

“Resulta que el conductor del autobús también estaba armado. Tiene una licencia de porte oculto. Y sintió que parte de su función era brindar seguridad y evitar que sucedan este tipo de cosas”.

La comisionada jubilada de Asuntos Comerciales y Protección del Consumidor, Rosa Escareño, dijo que no está segura de que Chicago necesite otra medida en contra de los autobuses. Señaló que el amplio paquete de ayuda de la pandemia de la alcaldesa Lori Lightfoot incluye requisitos mejorados para las empresas de autobuses para fiestas.

Incluyendo “duplicar el requisito de un guardia de seguridad y requerir que el itinerario esté disponible en el vehículo en todo momento”.

“A lo largo de los años, Chicago ha sido muy firme en cuanto a la regulación y los requisitos para los autobuses para fiestas de esas empresas… Creemos que, hasta ahora, tenemos una regulación más amplia, si no es que más que la mayoría de las otras ciudades”, dijo Escareño.

Escareño dijo que cuando los problemas persisten, el problema generalmente “no es la industria autorizada. Realmente han sido los actores deshonestos y sin licencia. En realidad, esto es más un problema delictivo”.

Más tarde, el portavoz de Escareño le dijo al Sun-Times que el autobús de fiesta involucrado en el tiroteo en Lincoln Park estaba “autorizado y asegurado” por el departamento de Asuntos Comerciales y Protección al Consumidor de la ciudad.