clock menu more-arrow no yes

Filed under:

23 concejales piden a la alcaldesa y a CPS que reconsideren los planes de reabrir las escuelas

Exigen que CPS permita que los maestros sean incluidos en la planificación de la reapertura y otras medidas.

Students head to class at Lane Tech College Prep High School on the North Side, Monday morning, April 19, 2021. Monday marked the start of the fourth academic quarter for Chicago Public Schools and for the first time in 11 months all 515 non-charter schools — including high schools — were open for in-person learning during the COVID-19 pandemic. | Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times
Las clases empiezan en persona el 30 de agosto y todos los estudiantes tendrán que pasar un examen de salud diario en línea antes de entrar en la escuela, según el sitio web de CPS.
Ashlee Rezin García/Archivo Sun-Times

Read in English

En una petición que cita la preocupación por la actual pandemia de coronavirus, 23 concejales y otros legisladores estatales han pedido a la alcaldesa Lori Lightfoot y a los líderes de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) que reconsideren los planes de reabrir las escuelas este mes.

“Creo que lo principal es que, dado que no tenemos una vacuna disponible para los niños menores de 12 años en este momento, los padres realmente quieren entender en términos directos cuáles son los protocolos de seguridad en el lugar”, dijo la senadora estatal Cristina Pacione-Zayas, que coescribió la petición con la concejal María Hadden (49º).

En la petición, los concejales, incluyendo a Anthony Beale (9º), Stephanie Coleman (16º) y Jeanette Taylor (20º), exigen que CPS permita que los maestros sean incluidos en la planificación de la reapertura, que reconozca el trauma que los estudiantes sufrieron en los últimos 18 meses y que mantenga protocolos de más de 3 pies de distanciamiento social, de cuarentena y de rastreo de contactos.

Las clases comienzan en persona el 30 de agosto y, según el sitio web de CPS, todos los estudiantes deberán pasar un examen de salud diario en línea antes de entrar en la escuela. Los que no lo pasen tendrán que quedarse en casa y estar en cuarentena durante 14 días.

Mientras tanto, las pruebas a lo largo del año escolar se dividirán en tres categorías: pruebas sintomáticas para aquellos que experimenten síntomas; pruebas de cuarentena para aquellos que estén en contacto cercano con una persona positiva de COVID; y pruebas de vigilancia opcionales dos veces al mes para personas asintomáticas.

Pero Pacione-Zayas, quien tiene dos hijos en CPS, dijo que es necesario tomar más medidas para facilitar un regreso seguro a la escuela, empezando con una opción híbrida.

“Si sabemos que la mayoría de nuestros estudiantes no volvieron en abril, cuando lo hicimos posible, ¿por qué vamos a ir a toda fuerza la semana que viene?”, dijo.

Pacione-Zayas añadió que el aumento de niños que dan positivo y son hospitalizados por COVID-19 es preocupante, y sus propios electores han expresado su malestar por enviar a sus estudiantes de vuelta.

La petición ofrece una solución de poner a los estudiantes que quieren una experiencia virtual con los educadores que no pueden enseñar en persona debido a razones médicas.

La petición también pide que se asignen fondos para médicos, maestros de educación especial y personal de apoyo, además de la posibilidad de programas de visitas a domicilio mediante asociaciones con organizaciones comunitarias, agencias de servicios sociales y personal escolar.

Pacione-Zayas dijo que no ha recibido una respuesta de la oficina de la alcadesa o de CPS.

Cheyanne M. Daniels es reportera del Chicago Sun-Times a través de Report for America, un programa de periodismo fines de lucro que pretende reforzar la cobertura del periódico de las comunidades de los lados sur y oeste.