clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Los padres de CPS están frustrados por la falta de detalles sobre su plan de mitigación de COVID

CPS no está requiriendo pruebas semanales para asistir al aprendizaje en persona, como lo han hecho las escuelas de Los Ángeles.

Logan Square Neighborhood Association parent leaders hold a press conference to demand that CPS keep its word and implement weekly surveillance testing for 100% of staff and students.
Los líderes de la Asociación de Padres de Logan Square realizan una conferencia de prensa para exigir que CPS cumpla su palabra e implemente pruebas de COVID-19 semanales para el 100% del personal y los estudiantes.
Brian Rich/Sun-Times

Read in English

La alcaldesa Lori Lightfoot y las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) han promovido un programa ampliado de pruebas COVID-19 para los estudiantes y el personal que, según dicen, ayudará a mantener las escuelas seguras y abiertas cuando se reanude el aprendizaje en persona a tiempo completo esta semana.

Pero con el primer día de la escuela a tiempo completo en persona en más de 17 meses para 340,000 estudiantes, los detalles de ese plan todavía no estaban claros el viernes, dejando a los directores luchando para obtener información para las familias y a la gran mayoría de los padres en la oscuridad sobre cómo inscribirse en el programa de pruebas opcionales que se supone que debe comenzar esta semana.

El distrito ha dicho que pondrá las pruebas a disposición de todos los estudiantes cuyos padres estén de acuerdo en que sus hijos las tomen, mientras que los atletas y el personal no vacunado estarán obligados a someterse a ellas.

Sin embargo, CPS no está siguiendo el modelo de pruebas obligatorias que se utiliza en las escuelas públicas de Los Ángeles, ni está haciendo pruebas a los estudiantes y al personal antes de que vuelvan a las escuelas, lo que ayudó a L.A. a detectar miles de casos antes de que empezaran las clases.

El director general interino de CPS, José Torres, dijo en una conferencia de prensa el viernes que el distrito estaría listo para empezar a hacerle pruebas a los niños y adultos para el coronavirus esta semana.

Pero no quiso decir cuántos serían evaluados semanalmente, sólo repitió que las pruebas se ofrecerán a todos los que deseen tomarlas.

“No estamos obligando a hacer la prueba, la estamos ofreciendo”, dijo Torres. “Se lo estamos obligando a los deportistas. Y espero que un alto porcentaje de ellos se haga la prueba. Y una vez que los identifiquemos, tenemos un sólido proceso de rastreo de contactos para identificar a los estudiantes que puedan ser positivos.”

La alcaldesa Lori Lightfoot dijo que CPS había proporcionado información sobre las pruebas a los padres y sugirió que debían hacer un seguimiento con los directores si tenían preguntas adicionales.

El Sun-Times preguntó a una docena de padres si se les había enviado un formulario para optar por las pruebas, y ninguno lo había recibido para el viernes por la tarde.

“Hemos proporcionado mucha información a los padres. Si no la tienen, entonces tenemos que hacer un mejor trabajo de comunicación”, dijo Lightfoot.

Los directores confirmaron al Sun-Times que recibieron la información sobre las pruebas de los estudiantes justo antes de las 5 de la tarde del viernes y se les dijo que era su responsabilidad transmitir esa información a las familias antes de la reapertura del lunes.

Los padres recibirían un formulario en línea para registrar a sus hijos para las pruebas en la escuela.

Una portavoz de CPS dijo que las directrices federales y estatales impiden que el distrito realice pruebas a los estudiantes sin el consentimiento de los padres.

En el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, el segundo sistema escolar más grande del país, las pruebas semanales de coronavirus son obligatorias para todos los 465,000 estudiantes y los 75,000 miembros del personal que regresan, independientemente del estado de vacunación. Los estudiantes cuyos padres optan por no hacer las pruebas sólo pueden asistir a un programa de aprendizaje remoto, dijo una portavoz del distrito de Los Ángeles.

En Chicago, los líderes de CPS han dicho que no ofrecerán una opción de aprendizaje a distancia a pesar de las peticiones de los padres—y dijeron que ni siquiera tenían la opción debido a una directiva estatal para volver al aprendizaje en persona a tiempo completo este año escolar.

Una portavoz de la Junta Estatal de Educación de Illinois indicó que los distritos son libres de ofrecer el aprendizaje a distancia, pero que requeriría un proceso más individualizado que el año pasado, cuando se ofreció a todos los estudiantes.

El programa de pruebas de Los Ángeles comenzó con pruebas iniciales dos semanas antes del primer día de clase para detectar y aislar cualquier caso asintomático antes del regreso. Miles de estudiantes dieron positivo, y otros miles están en cuarentena porque tuvieron contacto cercano con alguien que tenía COVID-19.

CPS no administró pruebas iniciales.

Hablando en una conferencia de prensa el viernes organizada por la Asociación de Vecinos de Logan Square, Adriana Ríos dijo que está asustada por su hijo de 9 años que tiene asma y regresa a la escuela primaria McAuliffe.

“No estamos aquí para pedir que CPS cierre las escuelas”, dijo Ríos. “Estamos aquí para pedir que CPS cumpla su promesa y sea honesto sobre las pruebas para todos los estudiantes y el personal la próxima semana”.

Estela Revolorio, madre de dos estudiantes de segundo y quinto grado en CPS, dijo que las pruebas serían particularmente importantes para la seguridad y la tranquilidad debido al gran tamaño de las clases de alrededor de 30 estudiantes.

“CPS necesita presentar un plan de pruebas semanales para el 100% de los estudiantes y el personal de la escuela”, dijo, “y luego rastrear inmediatamente a todos los que tengan un resultado positivo”.