clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Algunos 3,000 estudiantes de CPS han sido expuestos a personas con COVID-19

La cuarentena se ha utilizado como un método eficaz para frenar la propagación de casos en las escuelas.

Students wait in line as they return to school on the first day of classes at Alessandro Volta Elementary School 4950 N Avers Ave. in Albany Park, Monday, Aug. 30, 2021.
Solo aquellos que no están vacunados deben quedarse en casa durante el período habitual de 14 días este año.
Anthony Vázquez/Sun-Times

Read in English

A solo ocho días del nuevo año escolar, los funcionarios de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) han identificado a casi 3,000 estudiantes que han estado expuestos al COVID-19 en sus escuelas, cambiando al menos cientos de estudiantes al aprendizaje remoto y el distrito enfrenta críticas por informar datos retrasados ​​o no contados.

No está claro exactamente cuántos estudiantes están en aislamiento, ya que los funcionarios de CPS no han respondido a las solicitudes para que proporcionen un número específico. Pero una revisión de correos electrónicos de administradores escolares y entrevistas con padres y maestros muestra que en toda la ciudad decenas de estudiantes de primaria y secundaria se han visto obligados a volver al aprendizaje en línea debido a una pequeña cantidad de casos de COVID.

La cuarentena se ha utilizado como un método eficaz para frenar la propagación de casos en las escuelas.

La primera semana de clases, CPS informó de 144 casos confirmados de COVID-19 con 2,162 personas identificadas como contactos cercanos. Cuatro escuelas (Englewood STEM, escuelas secundarias Taft y Senn y la primaria Murray) tenían cada una más de 100 personas expuestas, según los números del distrito, y Taft tuvo otro caso reportado esta semana con 66 contactos cercanos adicionales.

Aunque se ha identificado a casi 3,000 niños como contactos cercanos, CPS no ha dicho cuántos niños están en cuarentena. Solo aquellos que no están vacunados deben quedarse en casa durante el período habitual de 14 días este año.

En algunos casos, clases enteras se han trasladado temporalmente al aprendizaje remoto mientras los funcionarios realizan el rastreo de contactos, luego algunos estudiantes regresan a la escuela.

La cantidad de casos que reportó CPS representa una pequeña fracción de los estudiantes y el personal que han regresado a las escuelas: alrededor de 300,000 niños y 35,000 adultos. Pero también son casi con certeza un recuento insuficiente del impacto del virus a principios de año, cuyo alcance sigue sin estar claro.

Varias escuelas han tenido al menos un caso de COVID-19 que no se contó en el rastreador en línea del distrito, y algunos edificios vieron a cientos de personas expuestas que tampoco están representadas en los números de CPS.

Hasta ahora, el distrito solo ha actualizado su rastreador una vez a la semana, lo que deja a las familias sin una imagen completa de las infecciones en sus escuelas. También eliminó todos los datos sobre infecciones y cuarentena anteriores a este año escolar.

El presidente del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés), Jesse Sharkey, en un comunicado el jueves criticó la “falta de transparencia y la incapacidad del distrito para decir la verdad”.

La portavoz de CPS, Emily Bolton, y el portavoz del Departamento de Salud Pública de Chicago, Andy Buchanan, dijeron en un comunicado esta semana que “el rastreador representa un punto en el tiempo. Algunos que están en cuarentena inicialmente ya no están en cuarentena después de que se completa la investigación y se descubre que están vacunados. Esto no se refleja en el rastreador”, dijeron.

En la secundaria Whitney Young, la directora Joyce Kenner les dijo a las familias en un correo electrónico el miércoles por la tarde que un estudiante dio positivo, exponiendo a 102 estudiantes al virus. El rastreador del distrito, actualizado el miércoles por la noche, no indica casos ni contactos cercanos en Whitney Young.

El correo electrónico de Kenner dijo que 86 de esos contactos cercanos presentaron prueba de vacunación y regresaron a clases. Los 16 estudiantes restantes comenzaron a aprender a distancia el jueves.