clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Una escuela chárter cierra por 2 semanas debido a los casos de COVID-19

 Todos los estudiantes recibieron computadoras portátiles y planes para la enseñanza remota hasta que se reanuden las clases en persona el 28 de septiembre.

El campus de Acero Zizumbo en Archer Heights. | Mapas de Google

Read in English

Una escuela chárter del lado suroeste está volviendo al aprendizaje remoto durante dos semanas después de encontrar tres casos confirmados de COVID-19 en tres salones diferentes.

Acero Schools, uno de los mayores operadores de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés), cerró su campus Zizumbo en la comunidad de Archer Heights el martes para cumplir con los términos de su acuerdo de reapertura con el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés).

“Debido a que no hay una indicación clara del origen de los casos confirmados y porque el número de casos afecta a tres individuos o más dentro de tres o más aulas durante un período de catorce días, estamos siguiendo la recomendación del Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH, por sus siglas en inglés) de cerrar temporalmente la escuela durante dos semanas con el fin de evitar una mayor propagación dentro de la comunidad”, escribieron los administradores de la escuela en un correo electrónico a las familias el lunes por la noche.

Los estudiantes recibieron computadoras portátiles y planes de enseñanza y tienen acceso al desayuno y al almuerzo hasta que las clases presenciales se reanuden el 28 de septiembre.

Zizumbo se encuentra en la primera planta de su edificio, que alberga la escuela primaria Acero Torres en la segunda planta y el instituto Acero García en la tercera.

Un portavoz de Acero dijo que las otras dos escuelas no volverán a la enseñanza a distancia porque cada una tiene su propia entrada, y los administradores confiaban en que sus protocolos de mitigación evitarían otras infecciones en todo el edificio.

Zizumbo cuenta con 570 estudiantes de kínder a octavo grado, la gran mayoría de los cuales aún no son elegibles para la vacuna contra el COVID-19.

El Sindicato señaló los protocolos que desarrolló con Acero como un modelo a seguir por CPS en sus escuelas administradas por el distrito.

“Acero tiene un acuerdo con nuestro sindicato que responsabiliza a la administración de las escuelas chárter—un acuerdo que llegó a través de la colaboración y un enfoque en la seguridad de todas las partes interesadas”, dijo el presidente del sindicato Jesse Sharkey en una declaración.

El sindicato dijo que su memorando de entendimiento con Acero Zizumbo exigía la notificación actualizada de los casos, la puesta en cuarentena periódica, la realización de múltiples eventos de vacunación y la realización de pruebas periódicas.

El acuerdo de CTU con Acero es separado de uno que se está negociando con CPS que cubriría las escuelas no chárter. El Sindicato todavía no ha llegado a un acuerdo con el distrito sobre los protocolos de seguridad para esas escuelas, que matriculan a 290,000 estudiantes.