clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Comienza construcción de vivienda asequible en Pilsen, Casa Durango

El jueves, el Proyecto Resurrección comenzó la construcción de su quinta promoción de viviendas asequibles en Pilsen.

Chicago Mayor Lori Lightfoot speaks Thursday during the groundbreaking ceremony for Casa Durango, an affordable housing development by the Resurrection Project in the Pilsen neighborhood.
La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, habla el jueves durante la ceremonia de inauguración de la Casa Durango, una promoción de viviendas asequibles del Proyecto Resurrección en el barrio de Pilsen.
Pat Nabong/Sun-Times

Read in English

Martha Arriaga emigró de México hace 23 años y se estableció en Pilsen. Mientras se adaptaba a la vida en el lado sur, no dejaba de notar el terreno vacío cerca de su casa.

“Solía pasar por allí todos los días y pensaba que era algo oscuro y triste”, dijo el hijo de Arriaga, Ulises Gómez. “Ella siempre soñaba con que algo se construyera allí”.

En 2008, el sueño de Arriaga se hizo realidad: la organización Proyecto Resurrección estaba construyendo una vivienda asequible, Casa Morelos, en ese terreno. Arriaga fue una de las primeras que aplicó y, durante los últimos 11 años, ella y Ulises han vivido allí.

“Ha sido una experiencia muy buena”, dice Ulises, de 16 años. “Ha visto condiciones de vida peores y agradece que tengamos algo aquí que no es así”.

El jueves, Arriaga y Ulises celebraron el Día de la Independencia de México con la alcaldesa Lori Lightfoot, el concejal Byron Sigcho-López (25º) y otros en la ubicación de la primera piedra de la Casa Durango, el quinto proyecto de viviendas asequibles del Proyecto Resurrección en su barrio.

Martha Arriaga and her son Ulises Gomez live at Casa Morelos, a Resurrection Project housing development in Pilsen. They were on hand Thursday, Sept. 16, 2021 for the groundbreaking on the latest Resurrection Project housing development, Casa Durango.
Martha Arriaga y su hijo Ulises Gómez son residentes en la Casa Morelos del Proyecto Resurrección.
Pat Nabong/Sun-Times

Creado en 1990 por residentes de Pilsen, el Proyecto Resurrección aboga, entre otras cosas, por la vivienda asequible y la educación de calidad. Además de sus cinco proyectos de vivienda, Resurrection cuenta con otras 800 unidades asequibles en Pilsen, Back of the Yards y La Villita, incluidas algunas que gestiona para la Autoridad de la Vivienda de Chicago (CHA, por sus siglas en inglés). La renta promedia es de $680 por mes.

Casa Durango ofrecerá 53 unidades multifamiliares en dos edificios. El edificio de 1858 S. Racine Ave. tendrá 37 unidades: 13 de un cuarto, 16 de dos, y ocho de tres. En 2010 S. Ashland Ave., el otro edificio de Casa Durango tendrá ocho unidades de un cuarto, seis de dos cuartos y dos de tres cuartos. Al igual que Casa Morelos y los otros desarrollos de vivienda del Proyecto Resurrección, Casa Durango lleva el nombre de un estado mexicano.

Para muchos de los que asistieron a la ceremonia del jueves, Casa Durango también forma parte de un esfuerzo por acabar con el tipo de desplazamiento que a veces se produce tras la reurbanización (“gentrification”).

“Esto es parte de un esfuerzo más grande para crear un desarrollo equilibrado”, dijo Raúl Raymundo, director general del Proyecto Resurrección. “Al tiempo que damos la bienvenida a los recién llegados, queremos que las familias del barrio se beneficien de la prosperidad del mismo”.

Renderings of Casa Durango, produced by DesignBridge, are displayed during the groundbreaking ceremony in the Pilsen neighborhood, Thursday morning, Sept. 16, 2021. The Resurrection Project, an organization in Pilsen, will be build Casa Durango. | Pat Nabong/Sun-Times
Durante la ceremonia de inauguración se mostraron ilustraciones de la Casa Durango.
Pat Nabong/Sun-Times

Las rentas de los nuevos edificios no se fijarán hasta que Casa Durango esté terminada el próximo otoño, pero los apartamentos tendrán límites de ingresos. Para poder mudarse, por ejemplo, una familia de cuatro miembros tendrá que ganar entre $27,500 y $55,920 al año, lo que supone entre el 30% y el 60% de los ingresos promedios de la zona. E incluso para las familias por debajo de esa franja de ingresos, el Proyecto Resurrección tendrá 14 unidades en el edificio de la Avenida Racine para las que puede aceptar créditos de la CHA y la Autoridad de Desarrollo de la Vivienda de Illinois.

“En Pilsen y otros barrios de nuestra ciudad, como muchos de nosotros sabemos, la gentrificación está teniendo un efecto devastador en los residentes de larga duración”, dijo Lightfoot. “La gente está siendo expulsada porque no puede permitirse el lujo de permanecer en las comunidades que han llamado hogar durante generaciones. Eso no está bien. No es lo que podríamos ser como habitantes de Chicago”.

El proyecto costará $28.2 millones. La financiación incluirá 3 millones de dólares del Estado y un préstamo municipal de $5.6 millones. Casa Durango también tiene derecho a créditos fiscales para viviendas de bajos ingresos que ayudarán a cubrir alrededor del 9% del costo del proyecto.

“Estamos viviendo en tiempos tremendamente difíciles”, dijo Raymundo. “Al salir de esta crisis, ninguna familia o comunidad debe quedarse atrás”.

Chicago Mayor Lori Lightfoot sits onstage as Raul Raymundo, Resurrection Project CEO (left), talks to Ald. Byron Sigcho-Lopez (25th) on Thursday at the groundbreaking ceremony for Casa Durango, a Resurrection Project affordable housing development in the Pilsen neighborhood.
La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, se sienta en el escenario mientras Raúl Raymundo, director general del Proyecto Resurrección (izquierda), habla con el concejal Byron Sigcho-López (25º) el jueves en la ceremonia de inauguración de la Casa Durango.
Pat Nabong/Sun-Times