clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Una alcaldesa ‘decepcionada’ admite la falta de preparación de CPS para el regreso a clases

Miles de estudiantes ya han recibido la orden de ponerse en cuarentena debido a la exposición al virus en la escuela.

Former Elgin schools superintendent José Torres and Mayor Lori Lightfoot head to a news conference at Richardson Middle School on the Southwest Side, Monday afternoon, June 14, 2021.
El ex superintendente de las escuelas de Elgin, José Torres, y la alcaldesa Lori Lightfoot, se dirigen a una conferencia de prensa en la secundaria Richardson en el lado suroeste, el lunes, 14 de junio del 2021 en la tarde.
Ashlee Rezin/Sun-Times

Read in English

La alcaldesa Lori Lightfoot admitió esta semana que las pruebas de COVID-19 y el rastreo de contactos en las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) no han ido según lo habían planeado para comenzar el año escolar.

Después de prometer estar listos para el primer día de clases para evaluar a todos los estudiantes y al personal, una población de aproximadamente 380,000 personas en más de 500 escuelas, el distrito ha retrasado dos veces la implementación completa de su programa de pruebas.

Incluso con solo el 3% de los estudiantes registrados para las pruebas, CPS hasta ahora no ha cumplido con esas metas, y dijo la semana pasada que las verificaciones de antecedentes estaban retrasando la contratación de trabajadores adicionales para manejar las pruebas.

Mientras tanto, miles de estudiantes ya han recibido la orden de ponerse en cuarentena debido a la exposición al virus en la escuela, y las investigaciones para determinar contactos cercanos han sido retrasadas por días. El distrito está duplicando su número de rastreadores de contactos para mejorar su sistema.

En una entrevista con “Chicago Tonight” de WTTW News del canal 11, la alcaldesa dijo que no estaba satisfecha con los resultados de esos aspectos de la reapertura de otoño.

“Estoy decepcionada por la forma en que esto se ha implementado”, dijo Lightfoot.

“Esto ya no es un misterio. Sabemos cómo rastrear contactos, sabemos cómo investigar casos. Y tenemos que asegurarnos de que CPS esté utilizando las herramientas a su disposición para hacer precisamente eso”.

Lightfoot dijo que su directora del Departamento de Salud Pública de Chicago (CDPH, por sus siglas en inglés), la Dra. Allison Arwady, podrá ayudar a CPS a corregir el problema. La alcaldesa había dicho anteriormente que Arwady y CDPH ya estaban trabajando con CPS para implementar sus planes de prueba e investigación.

“Estoy segura de que las cosas mejorarán, y van a mejorar porque hemos puesto a la Dra. Arwady y su equipo a cargo y ellos ayudarán a construir la infraestructura de CPS para hacer mejores investigaciones de casos y un mejor rastreo de contactos”, dijo Lightfoot.

Cuando WTTW le preguntó si culpaba al CEO interino saliente de CPS, José Torres, por el mal comienzo, Lightfoot dijo, “eso ya pasó, estamos avanzando”.

“Lo que estoy diciendo es que anticipando el regreso a la escuela, debió haber existido un plan y una infraestructura más sólidos”, dijo la alcaldesa.

Lightfoot eligió a Torres, que partirá a fin de mes con la llegada de Pedro Martínez como CEO a tiempo completo. Torres dijo que la semana antes de que comenzaran las clases de otoño que el distrito estaría listo para pruebas y rastreo de contactos generalizados. La alcaldesa también promocionó repetidamente el plan de reapertura de CPS, argumentando durante meses que el distrito estaba listo para dar la bienvenida a todos los estudiantes al aprendizaje en persona de manera segura.

Lightfoot había atribuido anteriormente quejas sobre pruebas y rastreo de contratos a ataques de mala fe por parte del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) y sus partidarios. El sindicato ha calificado la implementación como “un fracaso total”. Los padres también han criticado el manejo.