Policía acusa a hombre con antecedentes criminales de tiroteo ‘despiadado’ frente a un bar de Portage Park

Samuel Parsons-Salas llevó a cabo el ataque del domingo después de que se le pidiera que abandonara una fiesta para la sobrina del dueño del bar, dijo el martes el superintendente de la policía de Chicago, David Brown.

SHARE Policía acusa a hombre con antecedentes criminales de tiroteo ‘despiadado’ frente a un bar de Portage Park
Screen_Shot_2022_12_13_at_11.01.01.png

Mercedes Imari, de 24 años, Mario Pozuelos, de 26 años, y Ricky Vera, de 50 años, murieron en un tiroteo el domingo fuera de Vera Lounge en Portage Park.

Facebook

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Un criminal recientemente puesto en libertad provisional fue acusado el martes de matar a tres personas y herir de gravedad a otra afuera de un bar de Portage Park, donde el jefe de policía de la ciudad dijo que llevó a cabo el ataque “insensible” después de que se le pidió que abandonara una fiesta para la sobrina del propietario.

Samuel Parsons-Salas, de 32 años, enfrenta cargos de asesinato en primer grado e intento de asesinato en el tiroteo que ocurrió alrededor de las 2:30 a.m. del domingo cerca de la Vera Lounge en el bloque 5500 al oeste de la calle School, dijo el superintendente David Brown en una conferencia de prensa en la sede de la policía.

Fj5fXuDXkAA60qm.jpeg

Samuel Parsons-Salas, de 32 años. | Cortesía de la Policía de Chicago

Después de un “disturbio” en la fiesta, se le pidió a Parsons-Salas que se fuera, dijo Brown. Luego fue grabado en un vídeo de vigilancia sacando una pistola de un vehículo y abriendo fuego durante un enfrentamiento posterior.

El vídeo gráfico del tiroteo que se compartió con el Sun-Times muestra a una multitud reunida en la calle antes de que un hombre armado comienza a disparar a la gente, aparentemente apuntando a algunas víctimas dos veces. El vídeo parece mostrar al tirador entrando en el lado del pasajero de un SUV oscuro que huyó.

Mariah Vera, la sobrina del dueño del bar que estaba celebrando la fiesta, había corrido al lado de su padre, llorando por él y tratando de curar sus heridas cuando el tirador se acercó y le disparó en la cabeza, dijo una fuente policial.

Vera, de 25 años, fue trasladada al Hospital Mount Sinai en estado crítico. Brown dijo que estaba “luchando por su vida”. Su padre, Ricky Vera, de 50 años, fue declarado muerto en el lugar de los hechos a la salida del bar de su hermano.

Dos amigas de Mariah Vera también murieron: Mercedes Imari, de 24 años, madre de un niño pequeño y bebés gemelos; y Mario Pozuelos, de 26 años, un “querido hijo, hermano, sobrino [y] primo”, según una página de GoFundMe lanzada para cubrir sus gastos funerarios.

“Quiero dar mi más sentido pésame a las familias de estas víctimas”, dijo Brown. “Esperamos que estos cargos ... traigan algún sentido de justicia a estas familias”.

Parsons-Salas fue detenido el lunes tras intentar huir de los agentes del SWAT, según el jefe de detectives Brendan Deenihan. También enfrenta un delito grave de secuestro por llevarse a una mujer contra su voluntad tras el tiroteo y retenerla hasta su detención.

Brown pidió consecuencias graves en el “horrible” ataque, al parecer instando a un juez a “tirar la llave”.

“Saquen a esta persona de nuestras calles”, añadió. “No lo pongan en libertad con vigilancia electrónica porque es un peligro no sólo para esta comunidad, sino para la totalidad de Chicago. Pónganle freno”.

Parsons-Salas tiene un largo historial delictivo y ha cumplido múltiples condenas en prisión.

En enero de 2014, fue acusado de un mortífero allanamiento de morada en Albany Park en el que dos personas murieron baleadas, según el desaparecido medio de noticias vecinales DNAinfo Chicago. Parsons-Salas se enfrentaba inicialmente a dos cargos de asesinato en primer grado, pero se declaró culpable de dos cargos de allanamiento de morada a mano armada, que conllevan penas de ocho años de prisión.

Salió en libertad condicional en septiembre, según Brown.

Su cómplice, Christopher Doehring, fue condenado a cadena perpetua por los asesinatos, según consta en los registros judiciales. También fue condenado por invasión de domicilio.

Parsons-Salas también ha sido condenado a prisión tras declararse culpable de los cargos de robo y agresión con agravantes a un agente de policía, según consta en los registros.

‘Estamos desolados’

Una avalancha de apoyo siguió al tiroteo despiadado, con cuentas GoFundMe separadas creadas para apoyar a las familias de las víctimas.

“Por favor, mantengan a Mariah en sus oraciones y pensamientos, así como la memoria de Rick”, dijo Luis Ortiz en un llamamiento de los Veras. “Recemos para que Dios ayude a aliviar el dolor por el que está pasando la familia Vera en estos momentos”.

Miguel Gordillo, el padre de los hijos de Imari, la describió en otra página de GoFundMe como “una madre maravillosa para nuestros tres preciosos bebés”.

“Ella adoraba absolutamente a nuestros bebés e hizo de nuestra familia el centro de su vida”, dijo Gordillo. “Ella estaba especialmente emocionada de celebrar las fiestas y estaba deseando reunirse con nuestras familias extendidas y crear hermosos recuerdos con nuestros bebés”.

“Estamos desolados”, añadió.

La familia de Pozuelos dijo estar “sin palabras”.

“Nos lo arrebataron demasiado pronto debido a un acto de violencia armada sin sentido”, dijo la familia. “Nuestro Mario tenía toda la vida por delante”.

The Latest
Zach DeLoach, Nick Nastrini recalled from Charlotte
The school immediately halted distribution of the yearbook, the principal wrote in an email, adding the page with the photo will be removed and that the school will let students and families know when the amended yearbooks will be available.
The bizarre details in a police report describe how the mother was followed by at least one man into a Northwest Side home. The man punched her repeatedly before he forced her and her baby into a waiting SUV as she yelled for help.
Glenis Zapata, 34, of Lafayette, Indiana, who was working as a flight attendant, was indicted in Chicago on charges that she helped cocaine traffickers transport $310,000 in drug proceeds to Mexico on commercial airline trips.
At the behest of Planned Parenthood, Ald. Bill Conway (34th) was trying for the second time in six months to establish a “quiet zone” around the abortion clinic operated by Family Planning Associates at 659 W. Washington Blvd., where women have been bullied and intimidated there on their way inside.