Niños de 14 y 15 años son baleados en la cabeza afuera de la secundaria Juárez

La escuela había realizado un evento comunitario ese día temprano con comida y actuaciones de los estudiantes.

SHARE Niños de 14 y 15 años son baleados en la cabeza afuera de la secundaria Juárez
DSC00860.jpg

El tiroteo ocurrió alrededor de las 2:30 p.m. justo cuando las clases terminaban.

Patricia Nabong | Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Dos niños, de 14 y 15 años, murieron, y otros dos adolescentes resultaron heridos en un tiroteo frente a la Secundaria Benito Juárez el viernes por la tarde.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 2:30 p.m. en la cuadra 2100 al sur de Laflin Street justo cuando las clases terminaban, dijeron las autoridades.

Brandon Pérez, de 15 años, y Nathan Billegas, de 14, fueron declarados muertos en el Hospital Stroger. Ambos sufrieron heridas de bala en la cabeza, según la Policía de Chicago.

Otros dos adolescentes, un niño de 15 años y una niña de 15 años, estaban en buenas condiciones en el hospital, dijeron las autoridades. El niño recibió impactos en el muslo y el hombro; la niña sufrió un roce, dijo la policía.

Un comunicado de radio a los oficiales decía que se vio a un sospechoso con una máscara negra, una sudadera con capucha negra y una chamarra North Face negra puestas, corriendo hacia el oeste por la Cermak Road y hacia el norte por Ashland Avenue.

El superintendente de policía David Brown dijo en una conferencia de prensa el viernes por la noche que los investigadores no identificaron a ningún sospechoso y no tenían a nadie bajo custodia.

Tampoco pudo confirmar si las víctimas eran estudiantes de Juárez o si alguno de ellos fue blanco de los disparos. Dijo que los investigadores estaban viendo el video pero no indicaron qué mostraba.

“Estamos en las primeras etapas de esta investigación”, dijo Brown, y repetidamente no tenía respuestas para los reporteros.

DSC00939.jpg

La policía trabaja afuera de la Secundaria Juárez después de que cuatro adolescentes fueran baleados después de clase.

Pat Nabong | Sun-Times

Un empleado que contestó el teléfono de la oficina principal de la escuela dijo que Juárez se encerró inmediatamente después del tiroteo, pero la policía les dio el visto bueno alrededor de las 3:30 p.m.

Un estudiante de segundo año que solo dio su apellido, Nava, dijo que había estado esperando frente a la escuela a que su padre lo recogiera cuando escuchó disparos hacia la Ashland.

“Fue una locura”, dijo Nava afuera de la escena del crimen el viernes por la noche. “Escuché dos disparos y luego todos comenzaron a correr y a meterse”.

El joven de 15 años entró y llamó a su padre, que no estaba muy lejos.

Su padre, de 46 años, dijo que navegó rápidamente por el tráfico para llegar a su hijo. “Estaba tan nervioso que me pasé las luces. No me importaba”, dijo.

Un estudiante de último año, que solo se identificó como Marcel, se unía a la multitud de estudiantes que salían por la puerta cuando comenzó el tiroteo.

“Estaba lleno afuera”, dijo. “Solo escuché tres disparos pero ya había dos personas en el suelo”. Volvió adentro con el resto de los estudiantes.

Police outside Juarez High School Friday afternoon, where four teens were shot, two fatally.

La policía no pudo confirmar si las víctimas eran estudiantes de Juárez o si alguno de ellos fue blanco de los disparos.

Pat Nabong/Sun-Times

Guillermo Niño es un trabajador contra la violencia del grupo Enlace. Dijo que ha estado apareciendo en escenas de violencia armada durante 15 años para brindar recursos a las víctimas, pero esta vez la llamada provino de una de sus dos hijas que asisten a Juárez.

Una es una estudiante de segundo año; la otra, de último año, tras escuchar los disparos, le llamó desde el auto de una maestra, donde se escondía.

“Papá, hay un tiroteo aquí”, le dijo.

Le colgó para ver cómo estaba su otra hija y pronto llegó con algunos de sus colegas.

“¿Mis hijas ahora tendrán miedo de venir a la escuela? Se supone que esto es un santuario”, dijo. “Que tengan que correr para sobrevivir a un tiroteo, no es bueno”.

Cuando a los estudiantes se les permitió irse, varios de los maestros de estudios sociales los esperaron afuera para hablar con ellos.

“No sé cómo se sientan”, dijo uno de los maestros, quien ha estado en Juárez durante 8 años. “Muy mal. Escuchas sobre tiroteos en la ciudad, pero luego llega adonde estás”.

Un estudiante de tercer año llamado Gio dijo que estaba en su automóvil en el estacionamiento de una escuela, a punto de irse a casa, cuando comenzó el tiroteo.

“Estaba conmocionado porque el tiroteo ocurrió justo frente a la escuela”, dijo. “Era como si hubieran estado esperando”.

La escuela había realizado un evento comunitario ese día temprano con comida y actuaciones de los equipos de baile y tambores de la escuela, y se entregaron jamones gratis antes de las vacaciones de Navidad.

El director ejecutivo de las Escuelas Públicas de Chicago, Pedro Martínez, ex alumno de Juárez, fue el primero de su familia en graduarse de la escuela secundaria. Martínez y la alcaldesa Lori Lightfoot organizaron su conferencia de prensa introductoria en la escuela después de su contratación en septiembre de 2021.

Martínez se unió a Brown para la conferencia de prensa de la tarde.

“Por supuesto que estoy muy preocupado de que esto haya sucedido en nuestra propiedad”, dijo Martínez. “Cooperaremos plenamente con CPD. Son nuestros grandes socios”.

El distrito trabajaría con el director y el personal durante el fin de semana para garantizar que los servicios de asesoramiento estén disponibles para los estudiantes cuando regresen el lunes. También se reforzará la seguridad, aunque los funcionarios escolares no dieron detalles.

“La Oficina de Seguridad y Protección de CPS y otros líderes del distrito están trabajando en estrecha colaboración con el liderazgo y el personal de la escuela, así como con CPD para recopilar información y responder a este incidente”, decía en una declaración de CPS el viernes por la noche. “CPS mantendrá actualizadas a las familias de Benito Juárez, así como a la comunidad en general. Nuestros pensamientos están con todos los afectados por esta tragedia”.

Entre los que se presentaron en Juárez para ver cómo estaban los estudiantes y maestros en encontraban Aida Flores y George Gieger, quienes crecieron en Pilsen y asistieron a Juárez. Flores trabajó brevemente ahí.

Ambos ahora trabajan en educación, lo que atribuyeron en parte a los maestros que tuvieron en Juárez. “Algunos de estos maestros solían ser mis colegas. Tuve que venir a ver cómo estaban”, dijo Flores, de 37 años.

La pareja está criando a un niño en el barrio de Pilsen y se preguntan qué habría pasado si él fuera unos años mayor.

“Es devastador”, dijo Gieger, de 38 años.

Colaborando: Allison Novelo, Zack Miller.

The Latest
The Bears will focus on quality over quantity in this week’s draft.
If Ryan Poles is right about USC quarterback Caleb Williams in Shane Waldron’s offense, drafting the Marvin Harrisons of the world won’t be as critical as it usually is for the Bears. More often than not, elite QBs make elite receivers rather than the other way around.
In honor of Teacher Appreciation Week next month, 10 winners will be awarded a free medium cheese pizza per week for a year in addition to a $250 catering package for their school.
All five of the fires took place within a few blocks of each other, and police said in some instances the fires have spread from the trash bins they’re started in to nearby homes and buildings.