Exigen exámenes de sangre tras el descubrimiento de plomo en una escuela de CPS

El Sindicato de Maestros de Chicago quiere que las Escuelas Públicas de Chicago desarrollen un proceso acelerado de pruebas de contaminación por plomo después de que se encontraran altos niveles en una escuela en Bridgeport.

SHARE Exigen exámenes de sangre tras el descubrimiento de plomo en una escuela de CPS
McClellan_news_conference.jpg

La maestra de educación especial de McClellan, Kelly Harmon, dijo en una conferencia de prensa que CPS sabía de los problemas de pintura en octubre. Aulas de la escuela dieron positivo en niveles elevados de plomo la semana pasada.

Brett Chase/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Un funcionario del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) exigió el lunes que los funcionarios de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) analicen la sangre de los estudiantes y del personal de una escuela de Bridgeport para detectar la presencia de plomo, después de que se encontraran altos niveles de este metal nocivo en la pintura de las aulas.

La demanda, una de varias, se hizo después de que se encontraran altos niveles de plomo la semana pasada en tres aulas, incluyendo un aula de educación especial, en la Escuela Primaria McClellan.

Jackson Potter, vicepresidente de CTU, también pidió un nuevo y rápido proceso para identificar y remediar las escuelas de CPS con contaminación de plomo. Aún niveles bajos de plomo pueden causar daño cerebral, y los niños pequeños corren un riesgo particularmente alto.

“Tenemos niños pequeños, de 4 años en adelante, que pueden tener discapacidades cognitivas como resultado de la ingestión de plomo”, dijo Potter en una conferencia de prensa fuera de la escuela, en 3527 S. Wallace St.

Potter dijo que el sindicato va a entregar kits de prueba a los maestros en McClellan. Dijo que McClellan, construida en 1881, también tiene un techo que necesita ser reparado y que un líquido marrón se ha goteado en por lo menos un aula, que también probó alto para el plomo. El sindicato quiere reunirse con el Director General de CPS, Pedro Martínez.

Más de una docena de maestros y padres en la conferencia de prensa dijeron que CPS debería haber hecho pruebas de plomo hace meses. También señalaron que un número de estudiantes de educación especial y “médicamente frágiles” asisten a la escuela.

“Cada mañana, los padres vienen a esta escuela y dejamos a nuestros estudiantes pensando que van a estar seguros y bien cuidados”, dijo Cindy Goga, una madre con una hija de séptimo grado y un hijo de sexto grado. “Así que imagina nuestro desconsuelo cuando descubrimos que el propio edificio era peligroso”.

Goga, quien dijo que su hijo tiene un trastorno de inmunodeficiencia, agradeció a los maestros que analizaron las cáscaras de pintura y el polvo para detectar la presencia de plomo, movimientos que, según ella, impulsaron a los funcionarios de CPS a hacer sus propias pruebas la semana pasada. Dijo que los padres se habían quejado de la pintura desconchada y descascarillada.

“Los maestros, el personal y los padres se han estado quejando durante mucho tiempo acerca de la caída de la pintura, desconchados en las aulas, en el pasillo, y hemos sido ignorados continuamente”, dijo Goga. “Es inaceptable y han fallado a nuestros hijos”.

La maestra de educación especial Kelly Harmon dijo que CPS sabía de las preocupaciones sobre la pintura descascarada en octubre, algo que el distrito ha negado hasta ahora.

“CPS había dicho a nuestra administración que no había nada de qué preocuparse, que era seguro permanecer en las habitaciones, que todo estaba bien”, dijo Harmon.

CPS negó haber retrasado el tratamiento de la situación en McClellan, pero dijo: “Hemos oído que algunas preocupaciones fueron compartidas en octubre, y estamos investigando cualquier posible problema de comunicación.”

0C4D3C44_A894_4E4E_AB51_8501F31C9357.png

Los maestros de McClellan dijeron que comenzaron a quejarse de la pintura en un aula de educación especial en octubre. Ya en noviembre, el problema empeoró. | Cortesía

CPS dijo el lunes que ha completado la remediación en dos aulas y que pondrá a prueba todas las aulas y otras áreas en el edificio durante las vacaciones de invierno. Los estudiantes fueron trasladados de las aulas afectadas.

Un correo electrónico de McClellan a los padres durante el fin de semana proporcionó información sobre las pruebas de plomo, otros recursos y el número de una línea directa de plomo operado por el Departamento de Salud Pública de Chicago: (312) 747-5323.

Algunos profesores y responsables sindicales creen que la contaminación por plomo no se limita a una sola escuela.

“Tenemos escuelas — docenas de ellas en todo el sistema — en la misma situación. Simplemente no han tomado sobre sí mismos para poner a prueba, y tampoco lo ha hecho CPS”, dijo Potter.

Los reportajes de Brett Chase sobre el medio ambiente y la salud pública son posibles gracias a una subvención del Chicago Community Trust.

The Latest
It’s a challenge to find empathy for Netflix show’s unpleasant antihero, even as he deals with the horror of a missing child.
Gov. J.B. Pritzker’s office optimistically put out a statement to celebrate the budget’s spending measure after it cleared the Illinois House. But the revenue measure was trickier.
College student’s mom would prefer that the young woman not accompany him to every family event at home and on campus.
In January, a Yellow Banana executive promised the city that his company would improve after multiple delays opening stores in underserved South and West side communities.