La alcaldesa adelanta el toque de queda para los jóvenes en el centro a las 10 p.m.

El fin de semana un joven de 16 años fue baleado fatalmente cerca del “frijol”, además de dos hombres heridos en un ataque separado y 26 menores y cinco adultos arrestados.

SHARE La alcaldesa adelanta el toque de queda para los jóvenes en el centro a las 10 p.m.
Chicago skyline as seen from Soldier Field.

Lightfoot recordó a los “padres y adultos a cargo” que Chicago ya tiene un toque de queda para menores, y lo tiene desde 1992. | Archivos Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

La alcaldesa Lori Lightfoot el lunes adelantó el toque de queda de fin de semana en Chicago —de 11 p.m. a las 10 p.m.— en un intento desesperado por detener un brote de violencia juvenil en el centro de la ciudad que culminó con el tiroteo fatal de un niño de 16 años en Millennium Park el fin de semana.

Lightfoot dijo que con un “corazón triste” está firmando una orden ejecutiva que impone el toque de queda una hora antes, junto con la prohibición de fin de semana de “menores no acompañados” en Millennium Park que comenzará a las 6 p.m. el jueves.

Pero la alcaldesa dijo que “no tiene otra opción” que imponer esas medidas drásticas después de un tramo frenético desde el sábado por la noche hasta la madrugada del domingo.

Comenzó con multitudes de jóvenes congregándose en el Loop y terminó con un joven de 16 años baleado fatalmente cerca del “frijol”, además de dos hombres heridos en un ataque separado y 26 menores y cinco adultos arrestados.

“No me complace imponer estas reglas y restricciones. Pero habiendo agotado todas las demás oportunidades, todas las demás herramientas y remedios, tenemos que dar el siguiente paso para asegurarnos de que nuestra joya de Millennium Park esté disponible y abierta para todos”, dijo.

El capítulo de Illinois de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) se opuso a la prohibición en Millennium Park.

“Tengo mucho respeto por la ACLU”, dijo Lightfoot el lunes. “Pero aquí en el planeta Tierra, en realidad, tenemos una crisis en nuestra ciudad y tenemos que tomar medidas. No hacer nada simplemente no es una opción… Las acciones modestas, muy quirúrgicas y estrictamente definidas que estamos tomando tienen sentido en este momento”.

Lightfoot recordó a los “padres y adultos a cargo” que Chicago ya tiene un toque de queda para menores, y lo tiene desde 1992. Rara vez se hace cumplir, pero lo será si es absolutamente necesario. Pero primero, dijo la alcaldesa, la Municipalidad intentará “educar” a los jóvenes y a sus padres y tutores en el cumplimiento.

La educación incluirá letreros en todo Millennium Park, cartas a los padres de los estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago y una campaña “a toda máquina” para promover alternativas constructivas para los jóvenes en toda la ciudad.

Bajo repetidos cuestionamientos sobre las consecuencias para los jóvenes que ignoran las nuevas reglas, Lightfoot enfatizó que se le indicará a la policía que “agote todas las demás opciones” antes de tomar “medidas de aplicación de la ley”.

Su interés “no es acorralar a los jóvenes y tirarlos en la parte trasera de un vagón”. Se trata de trabajar con los padres y tutores para hacer cumplir las “normas comunitarias”.

Luego respondió a su propia pregunta retórica.

“¿Por qué quieren ir a arrestar niños? No, no queremos arrestar niños. Si lo tenemos que hacer porque están infringiendo la ley, lo haremos”, dijo.

“Pero lo que hemos visto en otras áreas de la ciudad cuando surgieron problemas es que nuestros oficiales hablan con los jóvenes, los educan sobre cuáles son las reglas y, en la mayoría de los casos, los jóvenes se dispersan sin ningún incidente. Eso es lo que esperamos que suceda”.

La ACLU cuestionó la legalidad y la sabiduría de la prohibición de fin de semana de Lightfoot de menores no acompañados en Millennium Park en medio del temor de que resulte en “paradas y arrestos innecesarios” que “tensen aún más las relaciones” entre los oficiales de CPD y los “jóvenes de color”.

El lunes, el portavoz de ACLU, Ed Yohnka, planteó preguntas similares sobre la reversión del toque de queda de fin de semana en toda la ciudad.

“El Ayuntamiento de Chicago aprobó un toque de queda establecido para las 11 p.m. Estamos confundidos en cuanto a qué autoridad tiene para hacerlo retroceder a las 10 [p.m.]”, dijo Yohnka.

“Nos hemos opuesto durante mucho tiempo a los toques de queda. Francamente, tenemos un mecanismo en la sociedad para definir cuándo los niños y jóvenes deben estar en casa y cuándo pueden salir. Los llamamos ‘padres’. Realmente no necesitamos que el gobierno le diga a la gente cuándo deben estar en casa. Pero, aun así, sería difícil ir a cenar y al cine y estar en casa a las 10 de la noche”.

La ACLU planea enviar a Lightfoot una carta preguntando cómo justifica la alcaldesa las restricciones a los jóvenes, qué autoridad legal específica tiene para imponerlas y cómo se harán cumplir. Luego, decidirán su próximo paso y si emprender un desafío legal, dijo Yohnka.

Un concejal del lado sur, Roderick Sawyer (6º), quien está considerando una carrera por la alcaldía, calificó el nuevo toque de queda como “unilateral y discriminatorio”.

“La propuesta no solo carece de detalles o mecanismos de aplicación para que tenga éxito, sino que me preocupa el impacto psicológico de decirles a nuestros hijos: ‘No perteneces aquí’”, dijo Sawyer en un comunicado.

“Durante décadas, a nuestros niños negros y latinos se les ha hecho sentir que no pertenecen a ciertas partes de nuestra gran ciudad, y este es otro ejemplo más”.

El único punto de acuerdo entre la alcaldesa y ACLU es la necesidad de la responsabilidad de los padres.

Lightfoot calificó de “extremadamente angustioso” que los preadolescentes, de tan solo 10 años, vengan al centro solos, de noche. Eso “no es inteligente ni seguro” y los padres deben evitarlo.

“Padres, tutores, no pueden simplemente enviar a sus hijos a la calle, sin importar el destino, sin saber a dónde van, con quién están y sin asegurarse de que haya un adulto responsable con ellos para asegurarse de que se porten de manera segura en público y que regresen sanos y salvos a casa”, dijo la alcaldesa.

The Latest
In a Sun-Times test, a parked car got dangerously hot in minutes, a reminder that leaving pets or children in a car, even briefly, can quickly turn deadly.
“No amateurs. No judgment,” a promotional video for the business proclaims. And not having to pay the tax rate that would be levied if it were deemed to be a commercial building. But it gets a tax break because it includes two apartments — even though it appears those apartments are used as part of the business.
Two measures to further protect transgender people are awaiting Gov. J.B. Pritzker’s signature. But advocates say there’s more the state can do to help the LGBTQ+ community, including a push to require school districts to teach sex education and other calls to help support youth and seniors.
While the Sway Bar faced no noticeable consequences from Mayor Nick Caiafa, who doubles as the northwest suburb’s liquor commissioner, he insists he’s not going easy on the business.