Fabricante de leche de fórmula para bebé reiniciará su producción

Abbott, con sede en Chicago, ha enfatizado que sus productos no se han relacionado directamente con las infecciones bacterianas en los niños.

SHARE Fabricante de leche de fórmula para bebé reiniciará su producción
A lone can of Similac baby formula powder sits on a shelf in San Antonio, Texas.

La escasez ha llevado a tiendas minoristas a limitar la cantidad de contenedores que los clientes pueden comprar por visita.

Associated Press

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

El fabricante de leche de fórmula para bebé, Abbott, dijo el lunes que llegó a un acuerdo con los reguladores de salud federales para reiniciar la producción en su fábrica nacional más grande, aunque pasará más de un mes antes de que se envíen nuevos productos del sitio para ayudar a aliviar la escasez nacional que enfrentan los padres.

Abbott no detalló de inmediato los términos del acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), que ha estado investigando problemas de seguridad en la planta de Sturgis, Michigan, desde principios de este año. El decreto de consentimiento equivale a un acuerdo legalmente vinculante entre la FDA y la empresa sobre los pasos necesarios para reabrir la fábrica.

Una portavoz de la FDA no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el anuncio el lunes por la noche.

Después de que se reanude la producción, Abbott dijo que pasarán de seis a ocho semanas antes de que los nuevos productos comiencen a llegar a las tiendas. La compañía no estableció fechas para reiniciar la producción.

Se espera que la FDA anuncie medidas adicionales el lunes para permitir más importaciones extranjeras para abordar los problemas de suministro. Se produce cuando la administración del presidente Joe Biden enfrenta una intensa presión para hacer más para aliviar la escasez que ha dejado a muchos padres buscando fórmula en internet o en bancos de alimentos.

La planta de Abbott estuvo bajo escrutinio a principios de este año después de que la FDA comenzara a investigar cuatro infecciones bacterianas entre los bebés que consumían fórmula en polvo de la planta. Dos de los bebés murieron.

En febrero, la compañía detuvo la producción y retiró varias marcas de fórmula en polvo, lo que redujo los suministros ya reducidos por las interrupciones en la cadena de distribución y el almacenamiento durante el COVID-19. La escasez ha llevado a minoristas como CVS y Walgreens a limitar la cantidad de contenedores que los clientes pueden comprar por visita.

La indignación por el tema se ha disparado rápidamente, dando a los republicanos un nuevo tema de conversación para usar contra Biden antes de las elecciones de mitad de período de noviembre.

Abbott es una de las cuatro empresas que producen aproximadamente el 90% de la fórmula de EE.UU. y sus marcas representan casi la mitad de ese mercado.

Después de una inspección de seis semanas, los investigadores de la FDA publicaron una lista de problemas en marzo, incluyendo estándares sanitarios y de seguridad poco estrictos y un historial de contaminación bacteriana en varias partes de la planta.

Abbott, con sede en Chicago, ha enfatizado que sus productos no se han relacionado directamente con las infecciones bacterianas en los niños. Las muestras de la bacteria encontradas en su planta no coincidían con las cepas recolectadas de los bebés por los investigadores federales. La compañía ha declarado repetidamente que está lista para reanudar la fabricación, en espera de una decisión de la FDA.

Los ex funcionarios de la FDA dicen que solucionar el tipo de problemas descubiertos en la planta de Abbott lleva tiempo, y las instalaciones de fórmula infantil reciben más escrutinio que otras instalaciones de alimentos. Las empresas deben limpiar exhaustivamente las instalaciones y el equipo, volver a capacitar al personal, probar repetidamente y documentar que no hay contaminación.

El lunes, el comisionado de la FDA, Robert Califf, le dijo a ABC News que se publicaría un anuncio sobre la importación de fórmula para bebés del extranjero. La cuestión clave es asegurarse de que las instrucciones de la fórmula estén en idiomas que las madres y los cuidadores puedan entender, anotó.

Los pediatras dicen que las fórmulas para bebés producidas en Canadá y Europa son aproximadamente equivalentes a las de los EE.UU. Las empresas que buscan ingresar a los EE.UU. enfrentan varios obstáculos importantes, incluidos los rigurosos estándares de investigación y fabricación impuestos por la FDA.

La redactora médica del AP, Lindsey Tanner, contribuyó desde Chicago.

The Latest
‘‘That was a rough one,” said Flexen, who had posted a 3.00 ERA over his last three starts. “I thought my stuff was terrible. Terrible execution, especially in big moments. That’s one I’ll try to flush.”
“You get an MVP one night and an All-Star the next night,” Mystics coach Eric Thibault said. “Especially at the position that Angel and Aliyah are playing, you don’t get many breaks.”
The Sky’s three-game losing streak, a symptom of another bad start, begs the question: is a change to the starting lineup needed?
‘‘It means the world,’’ said Kuhl, who nearly a year ago was designated for assignment by the Nationals after a rough outing.