Cierran acceso al ‘frijol’ de Chicago el resto del año para remodelar la plaza

La construcción está programada para terminar en la primavera de 2024.

SHARE Cierran acceso al ‘frijol’ de Chicago el resto del año para remodelar la plaza
Tourists pose and get their photos taken next to Cloud Gate also known as “The Bean.”

Los cambios, incluyendo mejoras de accesibilidad, tienen como objetivo “mejorar la apariencia [y] la experiencia del visitante”.

Tyler Pasciak LaRiviere/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Aquellos que buscan la oportunidad de ver el famoso frijol gigante y plateado de Chicago, conocido en inglés como “The Bean”, no tendrán suerte en los próximos meses.

El acceso al Cloud Gate, su nombre oficial, estará limitado a medida que la Plaza Grainger se remodele a partir del martes, según el Departamento de Asuntos Culturales y Eventos Especiales de Chicago.

La Municipalidad planea reemplazar parte del piso y realizar otro mantenimiento de rutina en la plaza, la cual rodea la escultura en 201 E. Randolph St. en Millennium Park. La construcción está programada para terminar en la primavera de 2024.

Los cambios, incluyendo mejoras de accesibilidad, tienen como objetivo “mejorar la apariencia, la experiencia del visitante y la posición del parque de casi 20 años de antigüedad como la atracción número 1 en el Medio Oeste”, según un comunicado en el sitio web de la ciudad.

The Latest
British costume designer Gabriella Slade won a Tony Award in 2022 for her work.
With move from Chicago to southwest suburban Bridgeview, Michael “Riot Mike” Petryshyn looks forward to “going somewhere where people want you.”
With words by John Dudley and art by Scott Gray, “Big Shoulders” explores the journeys of several characters in Chicago who have big aspirations. The “urban fantasy” will feature aliens, dragons and immortal beings — but also plenty of Chicago history.
When push comes to shove, Trump is betting critics of his approach will swallow their reservations and turn out for the man who ensured Roe’s demise.